• Octubre 17, 2017, 17:03:52 pm
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Páginas: 1 ... 8 9 [10]
 91 
 en: Octubre 03, 2017, 11:27:49 am 
Iniciado por Astil - Último mensaje por Tte. Joselfo
Soberbio!!!...yo no habría sabido explicarlo mejor!...porque es muy dificil usar unas palabras tan adornadas sin que llegue a parecer un planfleto autojustificativo...Sin embargo el amigo Reverte explica de manera comprensible lo que de verdad nos mueve a los coleccionistas, definiendo ese motor que llevamos dentro como algo más que las rarezas y excentricidades que nos adjudican siempre...lo copio y lo publicaré...¿donde? no sé, pero en alguna parte seguro!  :¬0 :mm 8p}

 92 
 en: Octubre 03, 2017, 07:25:43 am 
Iniciado por Astil - Último mensaje por DECIMO
Lo ha clavado. Me veo totalmente identificado. Sólo le ha faltado mencionar la incomprensión y perplejidad que provocamos entre los que en una antigüedad sólo ven un trasto viejo, o que no entienden que se pueda cualquier otra afición que no sea ir al gimnasio o al fútbol...

 93 
 en: Octubre 02, 2017, 21:02:28 pm 
Iniciado por Astil - Último mensaje por Astil
Coleccionar felicidad


Patente de corso de Arturo Pérez-Reverte


Acabo de conseguir otro sable de caballería. Se trata de una herramienta soberbia y peligrosa, de combate. Da miedo verla. Como hago siempre, he pasado muchos días redactando su ficha, estudiando sus cuños y marcas, reconstruyendo su historia. Y la de este sable es, como siempre, fascinante: hoja inglesa del modelo 1796, llegada a España como parte de la ayuda militar británica en la guerra contra Napoleón, montada en 1815 en Toledo con empuñadura fabricada en Éibar, viajada a América para actuar allí en las guerras de independencia, posiblemente llevada a Texas –El Álamo– por las tropas de Santa Anna, para acabar en manos de un anticuario norteamericano y, al fin, en las mías. Y a las que llegue después. Porque un sable no es sólo un objeto antiguo, o de colección. Nada que se coleccione lo es. Y no hablo de huevos de Fabergé o cuadros carísimos, sino de cosas a menudo sencillas. Incluso humildes. Un sable, una pistola, un sello, una vitola de habano, una chapa de refresco, una moneda, una colección de cajas de cerillas, insectos, folletos de cine, fósiles, uniformes, estilográficas o ceniceros antiguos, de lo que sea, además de ser motivos de placer personal son puertas para aprender. Para mirar atrás en la historia, en la ciencia, en la vida propia o ajena. En la memoria.

Si hablo de felicidad de cazador, de instinto predatorio, de ese hormigueo que recorre la punta de los dedos ante la pieza codiciada, todo coleccionista auténtico sabrá a qué me refiero: a esa pulsión casi infantil, o sin casi, de posesión, de querer hacerte a toda costa con el objeto anhelado. De conseguirlo al fin y ponerlo junto a otros similares para saborear la contemplación, el orgullo íntimo, la felicidad que sólo quien ama algo de forma tan especial puede experimentar.

Mientras escribo esto, caigo en la cuenta de que el de coleccionista es un instinto más frecuente en hombres que en mujeres. Sin que esto, naturalmente, las excluya a ellas. Quizá tenga que ver con el lado lúdico, infantil, que los varones solemos conservar por más tiempo; mientras que ellas, con su abrumador instinto práctico, con su realismo lúcido, dedican aficiones y energías a aspectos más funcionales. Quizá una excepción notable a eso, entre mujeres, sean los libros. Si consideramos, con todo rigor, coleccionismo la pasión de lectores compulsivos obsesionados por acumular libros leídos o –lo más frecuente– por leer, sin duda hay más mujeres coleccionistas de libros que hombres. Lo que, con lectura de por medio, no deja de tener su lógica. Ellas leen más, creo, porque miran la vida cara a cara. Porque necesitan interpretar mejor. Su naturaleza les exige descifrar códigos que los hombres, en nuestra simpleza congénita, ignoramos o nos son indiferentes.

En cualquier caso, los coleccionistas son seres afortunados. Poseen una gracia friki casi divina. En algunos casos la afición se atenúa con el paso del tiempo; pero en otros, los vocacionales, lo que hace es intensificarse. Pasa igual con quienes, coleccionistas o no, tienen aficiones que los apasionan; los que construyen maquetas de barcos –yo hice eso durante muchos años–, los que aman la música, el cine, alistarse en recreaciones históricas o en una legión de la Guerra de las Galaxias; los que construyen torres Eiffel con mondadientes, adiestran palomas o crían hormigas para estudiar cómo viven. Lo que sea. Todos ellos conocen una clase de goce particular negado a otra clase de gente. Su afán de coleccionistas, sus intensas aficiones, su fascinante pasión, los elevan por encima de muchas cosas, a veces incluso más allá de la mediocridad y la grisura de sus –o nuestras, de ustedes y mía– propias vidas. Les permiten refugiarse en el ámbito maravilloso de un mundo singular, controlable, de reglas y límites definidos, donde son posibles la felicidad y el respeto hacia sí mismos. La propia estima. Los hacen, o nos hacen, seres especiales en algo, al fin.

Y así es como sucede un hermoso milagro. Cuando alguien consigue evadirse de las trampas que la vida nos tiende cada día, y dispone de tiempo para, en vez de atornillarse frente al televisor o el dispositivo electrónico, mirar sellos con una lupa, pintar soldaditos de plomo, pasar revista a una colección de dedales de coser, de tebeos antiguos, de ex libris conseguidos en librerías de viejo… Cuando ocurre algo de eso, el territorio hostil que nos rodea se difumina por un rato, o adquiere contornos soportables. Y el ser humano vuelve, en ese momento de íntima felicidad, a lo que nunca debe dejar de ser: la materia maravillosa donde germinan los sueños.

 94 
 en: Octubre 02, 2017, 19:42:36 pm 
Iniciado por Gefreiter otto - Último mensaje por Gefreiter otto


Cuchillo de las Juventudes Hitlerianas
 
Las HJ “Hitlerjugend”  ( Juventudes Hitlerianas ) fueron establecidas por el Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NSDAP) en 1926 para crear un nuevo sistema de adiestramiento para los jóvenes alemanes, con el fin de proporcionarles un entrenamiento militar y desarrollar su entendimiento y obediencia a la ideología nazi. Los principios de esta son similares a los de otras organizaciones juveniles de la época, siendo el nacionalismo, la actividad física, la camaradería, la vida al aire libre y el formar líderes y hombres de bien en el futuro los pilares en los que se sustentan.

-Cuchillo de las Juventudes Hitlerianas 1933

-HJ Hitler Youth knife 1933

-HJ Hitlerjugend Fahrtenmesser 1933


Descripción y características

El cuchillo de las HJ fue instituido en 1933 y fue la primera arma blanca oficial del tercer Reich.

En febrero de 1933, Baldur Benedikt von Schirach, líder de las Juventudes Hitlerianas,  estandarizo las características que debía cumplir el cuchillo de las HJ.


http://www.wwiidaggers.com/39864.htm

El pomo era una pieza solida con una extensión redondeada hacia un lado para mejorar el agarre, proteger la mano y conseguir ejercer mas presión en el corte.
 
Los accesorios estaban hechos de acero niquelado, la empuñadura podía ser en resina fenólica negra o en baquelita negra, con un grabado a rombos  para facilitar el agarre. En el centro del mango estaba sujeta con dos remaches la insignia de las HJ en forma de diamante en esmalte rojo, blanco y negro con una esvástica en el centro.


http://www.wwiidaggers.com/39864.htm

La hoja tenía 14 cm de largo y tenía el lema de las HJ grabado en la hoja: ¡Blut und Ehre! (Sangre y Honor) con un tipo de escritura que imita la del propio Von Schirach. El lema grabado fue eliminado a partir de 1938. La hoja es plana y con un solo filo.
Una arandela de cuero en la base de la hoja ofrecía un mejor ajuste cuando se introducía está en la vaina.


http://www.wwiidaggers.com/39864.htm

La vaina está hecha de una aleación de acero y plomo con una terminación de esmalte negro y una laca protectora. Se sujetaba al cinturón mediante una correa de cuero con un cierre de botón a presión.

El cuchillo de las HJ era un cuchillo con diversos usos dentro de las actividades campestres de esta organización. Su propio nombre Hitlerjugend Fahrtenmesser puede traducirse como “cuchillo de excursión o marcha”.


https://www.lakesidetrader.com/Education/Blut-und-Ehre!/


http://www.wwiidaggers.com/39864.htm

Los cuchillos de la Juventudes Hitlerianas se distribuyeron según el distrito donde se encontraban las sedes. En 1937 había un total de 50 distritos. Algunos de los cuchillos fueron estampados con el código del distrito donde fueron emitidos.
Cuando los jóvenes se inscribían en el grupo local de las HJ, se les entregaba su equipo, incluido el cuchillo.
Cada distrito podía ordenar directamente a la fábrica con la que trabajaban los cuchillos necesarios.


http://www.warrelics.eu/forum/period-edged-weapon-photos/daggers-etc-my-books-494002-7/

Algunos de los fabricantes más reconocidos fueron: Gebruder Bell, Carl Eickhorn, Anton Wingen Jr, Schüttlehöfer, August Merten, Emil Voos, Gottlieb Hammesfahr, etc.

Se fabricaron tantas unidades a lo largo de 10 años por distintas firmas, que existen pequeñas variaciones en medidas, pesos y acabados.

Sus medidas son:
Largo Total:  258 mm con vaina.
Peso: 321g.


http://www.warrelics.eu/forum/period-edged-weapon-photos/daggers-etc-my-books-494002-7/

El cuchillo HJ se produjo hasta 1942, momento en el cual se habían producido más de 15 millones de unidades.


Archivo particular

 95 
 en: Octubre 02, 2017, 09:42:19 am 
Iniciado por Astil - Último mensaje por Astil

 96 
 en: Octubre 02, 2017, 09:41:36 am 
Iniciado por Astil - Último mensaje por Astil

 97 
 en: Octubre 02, 2017, 08:11:30 am 
Iniciado por Gefreiter otto - Último mensaje por Gefreiter otto


El roble en la cultura germana

Hemos visto que en muchos de los adornos y grabados de las Armas Blancas del III Reich se representaban hojas de roble y bellotas, esto tiene su explicación en la fascinación que el roble tiene en la Cultura Alemana desde hace siglos.


http://www.wwiidaggers.com/inventory.htm
Hebillas y ganchos adornados con bellas hojas de roble y algunas bellotas.

El término roble, derivado del latín robur, designa a especies europeas de Quercus (del latín Quercus, roble o encina) árbol de hojas blandas, caducas, de borde sinuoso, propio de climas templados oceánicos o bien de clima mediterráneo.
El más notable de los robles europeos es el Quercus robur, la especie forestal dominante en la vertiente atlántica de Europa.

El roble fue seguramente el árbol más sagrado para los pueblos europeos, se sabe de su culto por los pueblos griego, galo, germano, eslavo y lituano.
La adoración a Zeus en Grecia incluía un altar formado por ramas de roble, árbol al que se asociaba al poderoso Dios Zeus por ser de porte fornido y majestuoso.


http://www.wwiidaggers.com/inventory.htm
Clip doble adornado con hojas de roble y bellotas. Las letras "D.R.G.M." significan Deutsches Reich Gebrauchsmuster "Diseño registrado para el Imperio Alemán".

En la Italia antigua se seguía adorando al roble, pues la gente del campo sabia desde muchas generaciones atrás que allí donde había robles la fertilidad del suelo y la fecundidad de los ganados aumentaban considerablemente en comparación con otras zonas de vegetación distinta.

Podríamos traducir la palabra druida como "quien posee los conocimientos del roble" y etimológicamente "druida" significa "hombre-roble" y la mayoría de sus rituales se llevaban a cabo en robledos sagrados. El termino "duir" significa también puerta, por ello el árbol simboliza portal del conocimiento.
Al roble a veces se le denominaba "Guardián de la sabiduría del bosque"

Las hojas de roble (en alemán: Eichenlaub y en inglés: Oak leaf cluster) son un símbolo heráldico, político y militar desde épocas medievales.
En el periodo de esplendor del Romanticismo alemán, el roble es visto como símbolo de la lealtad, podemos comprobarlo leyendo al gran poeta Friedric Hölderlin (1770-1843) y su poesía “los robles”


http://www.wwiidaggers.com/inventory.htm
Hojas de roble adornan el Pomo y la contera de esta Daga de la Lutfwaffe del 2º modelo.

El roble es el árbol alemán por excelencia debido a:
-Que es la principal especie forestal espontánea en su territorio,
-Los antiguos pueblos germanos profesaban una exagerada veneración mística por los bosques
-Desde tiempos inmemoriales se pensaba que su robustez era la causante de atraer las lluvias y las buenas cosechas
-Las características de su dura madera eran acordes con la personalidad e idiosincrasia germana, que lo asociaba como símbolo de permanencia, nobleza, fuerza, dignidad, Inmortalidad y constancia.

Desde la fundación del II Reich o Imperio en el año 1871, el creciente sentimiento de unidad nacional ha influido en la simbología de la pintura alemana, las coronas, signos y la nomenclatura territorial y el símbolo del roble se utilizara aquí de forma similar a como se utilizaba el laurel en el Imperio Romano.
El laurel era el símbolo del honor y la gloria para los Cesares o los atletas en la antigua roma y Grecia.


http://hindenburg-collection.blogspot.com.es/
Corona de Roble y Corona de Laurel.

Con ocasión de las Guerras de liberación contra los Ejércitos napoleónicos se instituyó el 10 de marzo de 1813 la primera Cruz de Hierro que luciría tres hojas de roble.

 98 
 en: Octubre 01, 2017, 23:17:14 pm 
Iniciado por Gefreiter otto - Último mensaje por Tte. Joselfo
Preciosa!!!  :-*

 99 
 en: Octubre 01, 2017, 20:35:48 pm 
Iniciado por Astil - Último mensaje por Astil







 100 
 en: Octubre 01, 2017, 20:29:50 pm 
Iniciado por Astil - Último mensaje por Astil







Páginas: 1 ... 8 9 [10]