• Agosto 02, 2021, 19:50:29 pm
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Páginas: 1 ... 26 27 [28] 29   Ir Abajo

Autor Tema: Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial  (Leído 156638 veces)

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #405 en: Septiembre 06, 2020, 14:27:31 pm »


GUANTES U.S. ARMY 1941-1945 (2ª Parte)

 
Bastogne, Belgica y Wiltz, Luxemburgo

100ª División Infanteria

Cuando la 100ª División de Infantería dejó Fort Bragg para ir al Puerto de Embarque de Nueva York, se suponía que cada hombre tenía un par de 'Guantes, lana' de acuerdo con el Memorando HQ Nº 102 de la División de Infantería: "Ropa y equipo para hombres alistados" con fecha 18 de septiembre de 1944. Aquellos que no tenían guantes probablemente fueron emitidos antes de abandonar Fort Bragg o, sin duda, antes de abandonar el puerto de embarque de Nueva York.
 
upload image free wap

La primera evidencia de que la división recibió guantes de reemplazo se encuentra en las Notas de la reunión de la 100ª División de Infantería S-4 del 15 de noviembre de 1944, donde se señala que 4.000 guantes se emitieron "para todos los regimientos". También se discute que "Guantes, Concha, Cuero" y "Guantes, Lana, OD" están disponibles para requisición, aunque esta última solo en tamaños limitados. En marzo de 1945, los hombres del 399º Regimiento de Infantería habían recibido 7.855 guantes, suficientes para abastecer al 257.63% del regimiento, desglosado por tipo como: 130 'Mittens, Shell, Trigger Finger' con 'Mittens, Insert, Trigger Finger'; 3.192 'Guantes, palma de cuero' con 'Guantes, inserción, lana'; 1.225 ‘Guantes, Lana, OD, Palma de cuero '; y 3.308 guantes de un tipo no especificado.


En la reunión diaria de la 100ª División de Infantería de la Teniente Slaughter de S-4, de la Oficina del Intendente General en Washington, el 21 de diciembre de 1944, habla sobre 'Guantes, Shell, Cuero' con 'Guantes, Inserto, Lana', que fue el primero emitido a unidades en la división solo dos días antes del 19 de diciembre de 1944. Es interesante que mientras que 'Mittens, Shell, Trigger Finger' con 'Mittens, Insert, Trigger Finger' no se emitan definitivamente hasta finales de enero para la división parece que el 398º Reg. Inf. había recibido el 27 de diciembre de 1944, debido al hecho de que el comandante Hefley (Oficial de suministro del 398º Regimiento de Infantería) informó que los hombres del regimiento preferían los mitones y querían más de ellos. Por lo tanto, algunos de los "guantes" vistos en los documentos descritos anteriormente podrían haber sido mitones.
 


En la 100ª Div. Infanteria, las opiniones sobre los guantes emitidos iban de buena a mala.

Las buenas opiniones:

Ernie Cole (HQ1 / 399)
Verdi Gilbertson (F / 399) 
Gerald C. Weber (HQ3 / 398)
Pensaron que eran adecuados
Tom Bourne (G / 399)
Jack S. O'Brien (AT / 397)
Roger D. Goos (B / 397) 
Ray Denman (L / 397)

Sin embargo, la mayoría destacar que los guantes fueron una petición popular:

Manson Donaghey (B / 399)
Robert Fair (D / 399)
Verdi Gilbertson (F / 399)
Clarence M. Rincker (H / 397)
Lowry Bowman ( I / 397)
R. Emory Smith (A / 398)

Malas opiniones:

Clarence M. Rincker (H / 397)
Lowry Bowman (I / 397)

Los tres tipos principales son los guantes, Lana OD, Palma de cuero y las manoplas con dedo del gatillo lo que uno ve menos. Por ultimo llegaron las manoplas Tipo 1.

Se pueden ver los guantes que se usan desde noviembre de 1944 hasta principios de abril de 1945.

En conclusión, los tres guantes principales que se ven en el 399º Regimiento de Infantería y la 100 División de Infantería, así como los guantes recibidos de casa.

 

Manoplas Tipo-1
 


 


Las Ardenas 1944-45

Manoplas Camo-Nieve



[/url]
Un detalle importante para saber si unas manoplas modelo camo-nieve son de la II Guerra Mundial o Post-Guerra.


Las manoplas camo-nieve de la II Guerra Mundial la hebilla es de plástico.


Fechada en Abril 1945.

Guerra de Corea
 

Las manoplas camo-nieve de la Guerra de Corea la hebilla es metálica.


DA octubre 1950

SALUDOS
USAAF



En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 4312
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #406 en: Septiembre 06, 2020, 20:53:44 pm »

Interesante.
En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #407 en: Septiembre 20, 2020, 20:12:16 pm »

GUANTES U.S. ARMY 1941-1945 (3ª Parte)

Hoy día el Fútbol Americano (Rugby) es el deporte nacional en los EE.UU. La popular Super Bowl, final de la National Football League (NFL), tiene cada año aproximadamente unos 100 millones de espectadores en todo el mundo. La cúspide de los deportes en Estados Unidos. Seguido del Baloncesto y después el Beisbol.

El béisbol ha sido, durante muchos siglos, el deporte más popular de los Estados Unidos.

Desde una perspectiva histórica, es el deporte nacional del país. unas cotas de audiencia por encima de los 63 millones de espectadores en 2017 a nivel profesional.

Pero en los años cuarenta el deporte nacional era el Béisbol y aquí tenemos una pieza muy especial.

Un guante de Béisbol del U.S. Army de 1945.
 




image of a safe




Jugadores de la U.S. Navy.

Los Servicios Especiales del Ejercito U.S.


 

Los Servicios Especiales fueron responsables de suministrar equipo recreativo y entretenimiento a las unidades de campo del ejército en cada teatro operaciones. Emitieron paquetes a grupos de 120 hombres en los puertos de embarque e incluyeron una variedad de artículos tales como juegos, equipos deportivos e instrumentos musicales "

GRANDES LIGAS DE BEISBOL
 


Años                       Fechas                                  Campeón
1941                 14 de abril al 6 de octubre              New York Yankees
1942                 14 de abril al 5 de octubre            Saint Louis Cardinals
1943                20 de abril al 11 de octubre              New York Yankees
1944                 18 de abril al 9 de octubre             Saint Louis Cardinals
1945                17 de abril al 11 de octubre                  Detroit Tigers

Del Béisbol al espionaje

Morris "Moe" Berg. Fue un jugador de béisbol de las Grandes Ligas de Béisbol de los Estados Unidos, y que más adelante fue un espía durante la II Guerra Mundial.


 
Aunque jugó 15 temporadas en las Grandes Ligas para 4 equipos diferentes, Berg nunca fue más que un jugador del montón, usado en la defensa, y generalmente era más conocido como "el hombre más inteligente del béisbol"

Nacio: 2 de Marzo de 1902.  New York City

Murio: 29 de Mayo de 1972. Belleville, New Jersey ( 70 años )

Carrera Deportiva:

Debut: 27  de Junio de 1923, en los Brooklyn Robins

Final: 1 de Septiembre de 1939, en los Boston Red Sox

Equipos:

Brooklyn Robins (1923)

Chicago White Sox (1926–1930)

Cleveland Indians (1931; 1932)

Washington Senators (1932–1934)

Boston Red Sox (1935–1939)

Primer viaje a Japón

El jugador de béisbol retirado Herb Hunter hizo arreglos para que tres jugadores, Berg, Lefty O'Doul y Ted Lyons, fueran a Japón para impartir seminarios de béisbol en universidades japonesas durante el invierno de 1932. El 22 de octubre de 1932, el grupo de tres jugadores comenzó su circuito de las universidades Meiji, Waseda, Rikkyo, Todai (Tokyo Imperial), Hosei y Keio, miembros de la Tokyo Big6 Baseball League. Cuando los otros estadounidenses regresaron a los Estados Unidos después de que terminaron sus asignaciones de entrenamiento, Berg se quedó para explorar Japón. Luego realizó una gira por Manchuria, Shanghai y Pekín, China; Indochina, Siam, India, Egipto y Berlín, Alemania.

Segundo viaje a Japón

Herb Hunter hizo arreglos para que un grupo de All-Stars, incluidos Babe Ruth, Lou Gehrig, Earl Averill, Charlie Gehringer, Jimmie Foxx y Lefty Gomez, realizaran una gira por Japón jugando exhibiciones contra un equipo de estrellas japonés. Aunque Berg era un receptor mediocre de tercera cuerda, fue invitado en el último minuto a hacer el viaje. Berg había contratado a MovietoneNews, una productora de noticieros de la ciudad de Nueva York, para filmar escenas de su viaje; tomó una cámara de cine Bell & Howell de 16 mm y una carta de la empresa que lo acreditaba. Cuando el equipo llegó a Japón, Berg pronunció un discurso de bienvenida en japonés; también fue invitado a dirigirse a la legislatura.

El 29 de noviembre de 1934, mientras el resto del equipo jugaba en Omiya, Berg fue al Hospital Saint Luke en Tsukiji, aparentemente para visitar a la hija del embajador estadounidense Joseph Grew. En cambio, Berg subió a la azotea del hospital, uno de los edificios más altos de Tokio, y filmó la ciudad y el puerto con su cámara de cine. Esto proporcionó a la inteligencia estadounidense fotos raras de la ciudad. Nunca vio a la hija del embajador. Berg continuó viajando a Filipinas, Corea y Moscú de la Unión Soviética.

Después de que terminó su carrera como jugador, Berg trabajó como entrenador de los Medias Rojas en 1940 y 1941.

Con el ataque a Pearl Harbor por parte de los japoneses el 7 de diciembre de 1941, Estados Unidos fue empujado a la Segunda Guerra Mundial. Para hacer su parte en el esfuerzo bélico, Berg aceptó un puesto en la Oficina del Coordinador de Asuntos Interamericanos (OIAA) de Nelson Rockefeller el 5 de enero de 1942. Nueve días después, falleció su padre, Bernard. Durante el verano de 1942, Berg proyectó las imágenes que había filmado de la bahía de Tokio para oficiales de inteligencia del ejército de los Estados Unidos. (En un momento se pensó que su película pudo haber ayudado al teniente coronel Jimmy Doolittle a planificar su famosa incursión Doolittle, pero la incursión se llevó a cabo mucho antes del verano, el 18 de abril de 1942).

Desde agosto de 1942 hasta febrero de 1943, Berg estuvo en misión en el Caribe y Sudamérica. Su trabajo consistía en controlar la salud y el estado físico de las tropas estadounidenses estacionadas allí. Berg, junto con varios otros agentes de la OIAA, se fueron en junio de 1943 porque pensaban que América del Sur representaba poca amenaza para Estados Unidos. Querían que se les asignara lugares donde sus talentos se utilizarían mejor.

El 2 de agosto de 1943, Berg aceptó un puesto en la Subdivisión de Operaciones Especiales (SO) de la Oficina de Servicios Estratégicos por un salario de 3.800 $ (56.100 $ hoy) al año. Era un oficial de operaciones paramilitares en la parte de la OSS que se desarrolló como la actual División de Actividades Especiales de la CIA. En septiembre, fue asignado a la rama de Inteligencia Secreta de OSS (SI) y se le otorgó un lugar en el escritorio de OSS SI Balkans. En este cargo, con sede en Washington, supervisó de forma remota la situación en Yugoslavia. Ayudó y ayudó a preparar a los eslavos estadounidenses reclutados por la OSS para realizar peligrosas misiones de lanzamiento en paracaídas en Yugoslavia.

A finales de 1943, Berg fue asignado al Proyecto Larson, una operación de OSS establecida por el Jefe de Proyectos Especiales de OSS, John Shaheen. El propósito declarado del proyecto era secuestrar a especialistas italianos en cohetes y misiles en Italia y traerlos a los EE. UU. Otro proyecto oculto dentro de Larson se llamaba Proyecto AZUSA, que tenía el objetivo de entrevistar a físicos italianos para conocer lo que sabían sobre Werner Heisenberg y Carl. Friedrich von Weizsäcker. Fue similar en alcance y misión al proyecto Alsos.

Desde mayo hasta mediados de diciembre de 1944, Berg recorrió Europa, entrevistando a físicos y tratando de convencer a varios de que abandonaran Europa y trabajaran en Estados Unidos. A principios de diciembre, llegaron a la OSS noticias sobre Heisenberg dando una conferencia en Zürich. Berg fue asignado para asistir a la conferencia y determinar "si algo de lo que dijo Heisenberg lo convenció de que los alemanes estaban cerca de una bomba". Si Berg llegó a la conclusión de que los alemanes estaban cerca, tenía órdenes de disparar a Heisenberg; Berg determinó que los alemanes no estaban cerca. [45]

Durante su estadía en Suiza, Berg se hizo amigo cercano del físico Paul Scherrer. Berg renunció a la OSS después de la guerra, en enero de 1946.

Después de la II Guerra Mundial

En 1951, Berg le rogó a la CIA (que reemplazó al OSS) que lo enviara a la nación recién fundada de Israel. "Un judío debe hacer esto", escribió en su cuaderno. La CIA rechazó la solicitud de Berg. Pero en 1952, Berg fue contratado por la CIA para usar sus viejos contactos de la Segunda Guerra Mundial para recopilar información sobre el proyecto de la bomba atómica soviética. Por los 10.000 $ más gastos que recibió Berg, la CIA no recibió nada. El oficial de la CIA que habló con Berg cuando regresó de Europa dijo que era "inestable".

Durante los siguientes 20 años, Berg no tuvo un trabajo real. Vivía de amigos y familiares que lo aguantaban por su carisma. Soltero de toda la vida, vivió con su hermano Samuel durante 17 años. Según Samuel, Berg se puso de mal humor y enfadado después de la guerra. Samuel finalmente se cansó y le pidió a Moe que se fuera, incluso con los documentos de desalojo redactados. Berg se mudó con su hermana Ethel a Belleville, Nueva Jersey, donde residió por el resto de su vida.

Liga de béisbol profesional femenina Americana (AAGPBL) Medio Oeste


 All-American Girls Professional Baseball League ( AAGPBL )

El béisbol femenino en la Segunda Guerra Mundial

MIRIAM MARTIDEJA


El equipo que más ligas gano 4  (1945,1948,1948,1950) entre 1943 y 1954

La Segunda Guerra Mundial resultaría un momento realmente transcendental para la figura de la mujer. En EEUU, a medida que los hombres se inscribían o eran llamados a las filas de las fuerzas armadas, las mujeres tomaban otro papel que nunca antes se les había dejado representar.

Muchos trabajos especializados que habían ignorado la figura de la mujer, poco a poco se vieron obligados a tomar a estas dispuestas féminas para intentar hacer sobrevivir la economía.

Todos los sectores vieron una apertura a ellas que poco a poco dejaba a un lado su rol de débil. Todos los sectores, incluso el deporte; y es que la entrada en la Segunda Guerra Mundial también cambiaría el béisbol.

Como muchos de los hombres que habían formado parte de los equipos estaban alistados, se creó la All American Girl Baseball, la primera Liga Profesional de Mujeres. Una liga que respetaría los reglamentos de béisbol masculino, aunque las distancias menguaron con la finalidad de facilitar la transición de las jugadoras.

La mayoría de estas jugadoras fueron contratadas directamente por ojeadores enviados por la Liga. Estás eran simples aficionadas a pequeñas ligas softball.

Se formaron en un inicio cuatro equipos y así, la liga comenzó en 1943. No obstante, al año siguiente, y debido al gran éxito obtenido, la liga se ampliaría hasta en seis equipos, algo que iría creciendo en los años posteriores pues lo cierto es que para 1946 ya habían ocho equipos.

El éxito del juego de estas mujeres se veía fuertemente incrementado por los uniformes que estas lucían en los partidos. Faldas cortas y shorts bastante provocativos. Además, durante los partidos, se realizaban pruebas en las que las jugadoras rifaban besos entre los hombres. Así pues, aunque se contrató a estas mujeres para seguir la tradición de un deporte que movía masas, lo cierto es que se aprovecharon sus atributos para llegar de una forma poco limpia al corazón de los hombres, muchos de ellos reacios a que las mujeres pudieran jugar en una Liga Profesional.

Las jugadoras contaban con buenos salarios, entre 55 y 125 dólares a la semana, algo que sí las equiparaba a muchos jugadores varones. Además, también percibían gastos de viaje por 2,25 dólares diarios para comidas.

La liga permanecería activa hasta 1953. Posteriormente, todos los recuerdos de esta época fueron integrados en el Salón de la Fama de Cooperstown, New York. Allí, más de 550 nombres figuran en una placa llamada “Women in Base Ball”, algunos muy conocidos como Dorothy “Dottie” Kamenshek, Rose Gacioch o Sophie Kurys.

Fuente: https://historiageneral.com/2013/03/07/el-beisbol-femenino-en-la-segunda-guerra-mundial/


Sophie Kurys

Liga de béisbol profesional femenina Americana (AAGPBL) Medio Oeste

Años           Campeón                         Equipos

1943            Las Racine Belles                      4
1944       Milwaukee / Grand Rapids Chicks      6
1945           Rockford Peaches                      6
1946           Las Racine Belles                      8
1947       Milwaukee / Grand Rapids Chicks   
1948           Rockford Peaches                     10
1949           Rockford Peaches   
1950           Rockford Peaches   
1951        South Bend Blue Sox   
1952        South Bend Blue Sox   
1953      Milwaukee / Grand Rapids Chicks   
1954           Kalamazoo Lassies   


SALUDOS

USAAF



« última modificación: Septiembre 20, 2020, 20:15:26 pm por USAAF »
En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #408 en: Octubre 02, 2020, 13:42:09 pm »


GUANTES U.S. ARMY 1941-1945 (4ª Parte)

Pasamos a los guantes de vuelo utilizados por la AAF (Army Air Forces)

Las Fuerzas Aéreas del Ejército de Estados Unidos. AAF era un componente del Ejército de Estados Unidos. durante e inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, esta era la sucesora del Cuerpo Aéreo del Ejército de los Estados Unidos y fue la precursora directa de la actual Fuerza Aérea de los Estados Unidos, y existió formalmente entre 1941 y 1947.

Guantes de vuelo de invierno Tipo A-9A

El guante Tipo A-9 era un Tipo A-6 mejorado que incorporaba una piel de cerdo marrón foca,
capa exterior con forro de borrego y puño corto. Se estandarizó el 22 de abril 1935, y en diciembre de 1941 se cambió su nomenclatura a "Tipo A-9, Guante Vuelo de invierno."

El A-9 permaneció en uso hasta después del final de la guerra. Una versión mejorada,
designado el A-9A, fue estandarizado el 11 de abril de 1944. Era un tipo de guante como el
A-9, tenía un pulgar y un dedo, y estaba hecho de piel de cabra o de caballo con un
forro de borrego. El A-9A se adquirió más tarde con un caparazón de piel de ciervo marrón.

Podría usarse sobre guantes calentados eléctricamente en emergencias, siempre que la manopla sea de una talla más grande de lo que normalmente se hubiera usado. También se puede usar unos guantes de rayón para agregar protección.

 

Utilizados por los pilotos y tripulaciones aéreas de los bombarderos que volaban a gran altitud, unos 25.000 pies (7.625 metros) con unas temperaturas de -40 grados.


Marcaje AAF (Army Air Forces)
 

Etiqueta de los guantes A-9A (1944)

SALUDOS
USAAF







En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #409 en: Octubre 16, 2020, 11:31:53 am »

El 1 de octubre de 1946 finalizó en la ciudad alemana de Núremberg un juicio contra dirigentes nazis por crímenes contra la humanidad.

Hoy 16 de octubre de 2020 es el 74º aniversario de la ejecución de los dirigentes nazis en Núremberg.

 
En esta guía se puede ver el parche de una unidad desconocida para el gran público.

Durante 1945 y 1946 en el Palacio de justicia de Núremberg se asignó a una unidad especial la vigilancia y seguridad de los lideres nazis.

Destacamento Seguridad Interna 6850.

Esta organización es conocida comúnmente como los guardias de la posguerra (II Guerra Mundial) de los altos mandos nazis prisioneros en la prisión de Spandau. Los pocos guardias asignados a los presos y algunos otros estaban autorizados a usar estas insignias. Menos de 50 hombres estaban asignados a esta unidad. Los guardias asignados a Spandau después de los ensayos principales (para los ensayos de menor importancia) eran unidades regulares y no llevan esta insignia, ya que llevaban su propia insignia de la unidad.


El oficial con el brazalete lleva el parche del Destacamento Seguridad Interna 6850.

Los soldados que llevaban éstos se pueden ver en muchas fotos diferentes disponibles en el internet de las escenas dentro de la sala de audiencias del "palacio de justicia" en Núremberg durante los juicios por crímenes de guerra. Soldados en esas fotos eran los guardias asignados a cada uno de los prisioneros, cada uno había numerado pases con su nombre, lo que les permitió escolta a los prisioneros desde la prisión a la sala del tribunal.
 

Oficial al mando de la seguridad en la sala de justicia.

Después de que el último preso salió Spandau , la prisión fue desmontado piedra a piedra y se reduce a polvo y en secreto eliminarse para evitar tener un monumento nazi. Solo unos pocos ladrillos quedaron como souvenirs (menos de seis) por los encargados de demoler los ladrillos.
 

Revista The War Illustrated Nº 222 del 21 de diciembre de 1945.
 

El parche de gran calidad seria para un oficial y la insignia es el único modelo realizado tanto para oficiales como para la tropa.
 

Marcado “L. CHR. LAUER - NÜRNBERG ” que fue el único fabricante de las insignias. está marcada por el fabricante, en el reverso. Esta empresa estaba en Núremberg y era el proveedor y fabricante de los parches e insignias. Los originales no tienen coloración de esmalte y son pintadas. La rareza de esto se puede ver en que los museos militares tendrían una foto, o una réplica, pero no originales.

En los 3 juicios de Núremberg (cúpula nazi, médicos, abogados) de 1946 a 1949. El emblema se usó en parches de hombro, insignias DUI y pintado en los cascos blancos.

LOS JUICIOS DE NUREMBERG

Los juicios de Núremberg fueron una serie de tribunales militares celebrados por las fuerzas aliadas bajo la ley internacional y las leyes de la guerra después de la Segunda Guerra Mundial. Los juicios fueron más notables por el enjuiciamiento de miembros prominentes del liderazgo político, militar, judicial y económico de la Alemania nazi, que planearon, llevaron a cabo o participaron en el Holocausto y otros crímenes de guerra. Los juicios se llevaron a cabo en la ciudad de Núremberg, Alemania, y sus decisiones marcaron un punto de inflexión entre el derecho internacional clásico y contemporáneo.

El primer y mejor conocido conjunto de estos juicios fueron los de los principales criminales de guerra ante el Tribunal Militar Internacional (IMT). Fueron descritos como "el mayor juicio de la historia" por Norman Birkett, uno de los jueces británicos que los presidió. Celebrado entre el 20 de noviembre de 1945 y el 1 de octubre de 1946, se le asignó al Tribunal la tarea de juzgar a 24 de los líderes políticos y militares más importantes del Tercer Reich, aunque el proceso de Martin Bormann fue juzgado in absentia, mientras que otro, Robert Ley, suicidio dentro de una semana del inicio del ensayo.

Adolf Hitler, Heinrich Himmler, Wilhelm Burgdorf, Hans Krebs y Joseph Goebbels se suicidaron en la primavera de 1945 para evitar ser capturados, aunque Himmler fue capturado antes de su suicidio. Krebs y Burgdorf se suicidaron dos días después de Hitler en el mismo lugar. Reinhard Heydrich había sido asesinado por partisanos checos en 1942, por lo que no estaba incluido. Josef Terboven se suicidó con dinamita en Noruega en 1945. Adolf Eichmann huyó a la Argentina para evitar la captura de los aliados, pero fue capturado por el servicio de inteligencia israelí Mossad y ahorcado en 1962. Hermann Göring fue condenado a muerte pero se suicidó la noche anterior a su ejecución. un acto de desafío percibido contra sus captores. Miklós Horthy apareció como testigo en el juicio Ministerial celebrado en Núremberg en 1948.

La tipificación de los crímenes y la constitución de la corte representan un avance jurídico que las Naciones Unidas utilizarán posteriormente para el desarrollo de una jurisprudencia internacional específica en materia de crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad, guerra de agresión, así como la creación de la Corte Penal Internacional.

EL JUICIO DE NUREMBERG

Tribunal Militar Internacional.

Fechas: 20 /11/1945 - 01/10/1946

Sentencias: 16/10/1946
 

Göring, Hess, Ribbentrop, Keitel, Dönitz, Raeder, Schirach y Sauckel.

Durante el juicio principal la Fiscalía del Tribunal presentó acusación en contra de 24 líderes nazis.

De todo ellos sólo Albert Speer, Hans Frank y Baldur von Schirach expresaron su remordimiento por los crímenes cometidos.

11 Condenas a Muerte.

3 Condenas a Prisión Perpetua.

2 Condenas 20 años.

1 Condena 15 años.

1 Condena 10 años.

El dueño de las fábricas Krupp fue declarado incapaz de soportar un juicio. Hans Fritzsche, Franz von Papen y Hjalmar Schacht fueron absueltos de sus cargos.
 
CONDENADO:
Martin Bormann    Secretario Partido Nazi                 3, 4     Muerte (Ausencia)
Hans Frank          Gobernador General Polonia Ocup     3, 4     Muerte en la horca
Wilhelm Frick       Ministro Interior, Leyes Racial        2, 3, 4     Muerte en la horca
Hermann Göring   Jefe Luftwaffe, Pre. Reichstag     1, 2, 3, 4     Muerte en la horca
Alfred Jodl           Jefe Operaciones Wehrmacht     1, 2, 3, 4     Muerte en la horca
Ernst Kaltenbrunner  Jefe RSHA, Einsatzgruppen           3, 4     Muerte en la horca
Wilhelm Keitel      Comandante de la Wehrmacht   1, 2, 3, 4     Muerte en la horca
Joachim von Ribbentrop    Ministro R. Exteriores   1, 2, 3, 4     Muerte en la horca
Alfred Rosenberg         Ministro Territorios Ocup. 1, 2, 3, 4     Muerte en la horca
Fritz Sauckel   Director Program Trabajo Esclavo          3, 4     Muerte en la horca
Arthur Seyß-Inquart Líder Anschluss, Gob. País Bajos Ocup. 2, 3, 4 Muerte horca
Julius Streicher   Jefe Periódico antisemita Der Stürmer       4     Muerte en la horca
Walter Funk       Ministro de Economía                2, 3, 4     Cadena perpetua
Rudolf Hess       Ayudante de Hitler                   1, 2        Cadena perpetua
Erich Raeder     Comandante Kriegsmarine            1, 2, 3      Cadena perpetua
Albert Speer     Arquitecto y Ministro Armamento       3, 4       20 años
Baldur von Schirach        Líder Juventu Hitlerianas       4        20 años
Konstantin von Neurath   Ex-ministro de RR.EE., "Protector" de Bohemia y Moravia 1, 2, 3, 4 15 años
Karl Dönitz             Comandante Kriegsmarine           2, 3         10 años
Hans Fritzsche        Ayud. Goebbels M. Propaganda                    Absuelto
Franz von Papen    Ministro y Vicecanciller                              Absuelto
Hjalmar Schacht    Ex-presidente Reichsbank                             Absuelto
Gustav Krupp        Industrial                                          Sin condena
Robert Ley   Jefe del Frente Alemán del Trabajo    Sin condena (suicidado tras su detención)

Los cargos por los que fueron condenados:

1. Conspiración contra la paz.
2. Atentados contra la paz y actos de agresión.
3. Crímenes de guerra y violaciones de las Convenciones de La Haya y Ginebra.
4. Crímenes contra la Humanidad.

Cumplimiento de las penas:

Los condenados a muerte fueron ejecutados el 16 de octubre de 1946, por ahorcamiento.
 


Hermann Göring se suicidó en la víspera con una cápsula de cianuro.

Robert Ley el 25 de octubre de 1945, antes del veredicto.

Después de su ahorcamiento, los restos fueron incinerados y las cenizas desperdigadas en el río Isar.

Martin Bormann fue juzgado y condenado en ausencia, pese a que con posterioridad se supo que murió durante la caída de Berlín, 2/5/1945.

Los condenados a cadena perpetua cumplieron su pena en la Prisión de Spandau, hasta la muerte del último de ellos, Rudolf Hess, en 1987. De todos los condenados a penas de cárcel, sólo cuatro las cumplieron, ya que Neurath (en 1954), Raeder (en 1955) y Funk (en 1957) fueron liberados. Durante más de 20 años el único ocupante fue Hess, después de la liberación de Speer en 1966.

Al mando de la Seguridad

Coronel Burton C. Andrus

Burton C. Andrus (15 de abril de 1892 - 1 de febrero de 1977) fue un militar de carrera del Ejército de los Estados Unidos, oficial de seguridad y observación durante la Segunda Guerra Mundial, y conocido por su rol de comandante de la Prisión de Núremberg durante el principal proceso contra altos dignatarios del régimen nazi en los Juicios de Núremberg entre 1945-1946.

Años de servicio - 1917-1952

Biografía

Burton C. Andrus nació en Fort Spokane, Washington, en el seno de una familia cuyo padre era un militar del Ejército de los Estados Unidos que residía dentro de Fort Spokane. En 1895 su padre se radicó en Búfalo y el joven Andrus asistió a la escuela y luego a la Universidad de Búfalo. Estando en dicha institución se unió al Cuerpo de Oficiales de Reserva de la Caballería de los Estados Unidos. Fue gerente de administración de una de las plantas de Standard Oil y en 1916 contrajo matrimonio con Katherine E. Stebbins, formando una familia. Llegó a tener cuatro hijos.

Carrera militar

En 1916 era teniente segundo de Reserva durante la Primera Guerra Mundial, aunque no llegó a participar en este conflicto.
En 1917 se le asignó como comandante de la empalizada en Fort Oglethorpe en Georgia, una prisión de castigo militar donde se destacó por imponer orden y disciplina de forma rigurosa y que marcaría a futuro la carrera militar de Andrus.
En 1918 se le ascendió a teniente primero y en 1919 a capitán de Caballería. Se le asignó a labores de inteligencia y de comandancia del presidio militar en Monterrey, California. Posteriormente fue asignado a varias unidades de la Caballería en el territorio. En 1924 fue enviado como oficial de reserva del 26º Cuerpo de Caballería en Filipinas.
En 1926 realizó el curso para oficiales de carrera en Escuela de Caballería del Ejército de Estados Unidos luego de lo cual fue reconocido como oficial de Ejército regular con especialidad en observación, inteligencia y reconocimiento aéreo siendo asignado como instructor.

En 1933 fue asignado como comandante de Cuerpo Civil de Conservación en Puget Sound, Oregón. En 1935 fue ascendido a Mayor y formó parte del 7º de Caballería a cargo de la 1º Regimiento Blindado.

En 1940, en los inicios de la II Guerra Mundial fue ascendido a Teniente Coronel y asignado a labores como oficial de la Oficina de Seguridad del puerto de New York. En 1941 fue enviado a Inglaterra como oficial de observación en la comunicaciones de las operaciones de defensa tierra-aire de la RAF en dicho país y luego retornó a Estados Unidos para realizar como instructor.

En 1942, después de que los Estados Unidos entrasen en guerra, fue asignado al 21º Grupo del 3º Ejército del General George S. Patton como oficial de enlace y observación. Andrus fue un reconocido admirador de Patton, llegando a copiar su estilo y vestimenta. En 1944 Andrus actuó como oficial de observación en combate permaneciendo en Europa.
Carcelero de Núremberg

En julio de 1945 el General Dwight D. Eisenhower, aprovechando su experiencia en prisiones de seguridad, lo asignó como oficial de inteligencia e interrogatorios a cargo de los altos mandos del régimen nazi que se encontraban retenidos como prisioneros en un hotel en Mondorf-les-Bains, cerca de Luxemburgo. En dicho lugar fueron reunidos algunos de los principales cabecillas del extinto Tercer Reich, lugar que se denominó con el nombre en código de Cubo de basura.
Andrus supervisó personalmente que a los imputados nazis se les diera el trato estricto e igualitario de criminales de guerra, los despojó de sus condecoraciones —como fue el caso de Hermann Göring— se les confiscaron sus pertenencias y se les metió en habitaciones carcelarias exenta de todo lujo. Asimismo, supervisó la construcción del recinto carcelero en Núremberg aledaño al Palacio de Justicia donde se iba a constituir el tribunal, disponiendo una construcción de celdas singles en dos pisos, Andrus fue asignado como comandante de la prisión de Núremberg. El 12 de agosto de 1945 los prisioneros fueron conducidos con alta seguridad al nuevo recinto y confinados en celdas individuales con guardias permanentes situados en la puerta de cada celda.

El coronel Andrus destacó de inmediato por su impecable presentación personal, el desprecio por sus prisioneros y con la prensa autorizada, asimismo por la aplicación estricta de la disciplina a los internos en el recinto. Como asesores, Andrus eligió a un psicólogo Gustave Gilbert, un psiquiatra Leon Goldensohn, un médico alemán que se suponía políticamente neutro, así como de otros especialistas. Con este equipo técnico esperaba poder controlar cada detalle de la vida de cada uno de los prisioneros, y que además le sirvieran de informantes.

A los prisioneros se les permitía la recepción de visitas controladas sin posibilidades de contacto físico entre ellos y supervisadas sus conversaciones por un guardia. Los prisioneros también podían realizar una caminata en un patio abierto al interior del recinto de 20 minutos diarios —mientras esto ocurría, las celdas eran cuidadosamente registradas en busca de elementos no autorizados en prevención de un eventual suicidio. Asimismo, Andrus supervisó que los prisioneros asistieran al tribunal bien aseados, vestidos con traje de calle y corbata; a los militares se les permitió su uniforme sin insignias ni grados, este vestuario les era retirado después de la asistencia.

El 6 de octubre de 1945 el doctor Leonardo Conti, imputado por crímenes en la operación Aktion T4, se ahorcó mientras se encontraba confinado en una celda. Unas semanas después, el 25 de octubre el antiguo jefe de los sindicatos nazis, Robert Ley, también se suicidó de forma similar. La muerte de Ley en realidad suponía la repetición de un suicidio por parte del reo, sin que este hubiera sido visto por la guardia que teóricamente los vigilaba. Andrus se propuso que ningún otro preso volviera a suicidarse y redobló la seguridad organizando turnos de 24 horas de guardias permanentemente mirando al interior de las celdas. Además, se sustituyeron las mesas de madera y se remplazaron por mesas colapsarle al peso; los prisioneros debían dormir de espaldas y con las manos a la vista.

A pesar de todas las medidas no pudo evitar el suicidio de Hermann Göring, uno de sus prisioneros más conocidos y conflictivos. A tan solo un par de horas de su ejecución, Göring se suicidó por ingestión de cianuro. Cuando se descubrió que había ingerido algún tipo de sustancia, a pesar de los esfuerzos iniciales, no se pudo impedir su muerte. Nunca se pudo establecer cómo obtuvo el vial con el veneno. Esta fue una de las mayores decepciones del coronel Andrus, empañando gravemente su carrera y reputación ante la prensa, quien lo calificó como incompetente. El coronel Andrus no asistió a ninguna de las ejecuciones de los prisioneros, el 16 de octubre de 1946.

Últimos años

En diciembre de 1945, Andrus fue relevado de su puesto mientras llegaban nuevos grupos de criminales al Tribunal y pidió su traslado a un puesto administrativo al Distrito militar de Washington, posteriormente fue delegado militar en Israel y Brasil en el periodo de 1948 a 1952. Nunca fue ascendido a general. Se retiró del Ejército en 1952.


Lleva el brazal ISD (departamento seguridad interior)

Final 1ª parte.

SALUDOS
USAAF
En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #410 en: Octubre 16, 2020, 11:57:06 am »

EL VERDUGO DE NUREMBERG

El Verdugo con dos caras de la misma moneda. 


Sargento Master John C. Woods.

Para el ejército U.S. un verdugo profesional con un historial de ejecuciones ejemplar, para otros medios de información era todo lo contrario.
 
“Colgué a esos diez nazis, y estoy orgulloso de ello. No estaba nervioso... un tipo no puede permitirse tener nervios en este oficio.”

El 1 de octubre de 1946, el Tribunal Militar Internacional dictó sentencia en el proceso más importante de lo que se conoció como los “Juicios de Núremberg”, en el que se juzgó a 24 jerarcas del Reich por distintos cargos, desde conspirar y perpetrar crímenes contra la paz, lanzar una guerra de agresión y ser responsables de crímenes de guerra y contra la humanidad.

En los últimos meses de la guerra, Winston Churchill había insistido en que se ajusticiara sin más a la cúpula. Ejecuciones sumarias. Propuso fusilarlos en seis horas. Stalin se opuso a este proyecto, dijo que debían ser juzgados y lo mismo hizo Franklin Roosevelt.

De los 24 acusados, 12 fueron condenados a muerte:

01 - Martin Bormann, Canciller del NSDAP y Secretario del Fuhrer;
02 - Hans Frank, Gobernador de Polonia.
03 - Wilhem Frick, Ministro del Interior y sancionador de todas las leyes racistas y represivas.
04 - Hermann Göring, personaje capital del nazismo y Comandante de la Luftwaffe.
05 - General Alfred Jodl, Jefe de Operaciones.
06 - General Wilhem Keitel, Jefe del Oberkommando der Wehrmacht.
07 - Ernest Kaltenbrunner, segundo de las SS.
08 - Joachim von Ribbentrop, Ministro de Asuntos Exteriores.
09 - Alfred Rosenberg, Ideólogo del racismo y ministro de los Territorios Ocupados del Este.
10 - Fritz Sauckel, Director del programa de trabajo esclavo.
11 - Arthur Seyss-Inquart, Gobernador de Holanda.
12 - Julius Streicher, Director de Der Sturmer, el periódico antisemita y gran adalid del odio racial.

Bormann y Goering no fueron ejecutados. El primero había sido juzgado en ausencia y su paradero fue un misterio durante décadas. Goering se suicidó con cianuro la noche anterior a su ejecución.

Las condenas a muerte se ejecutaron el 16 de octubre de 1946 y fue llevado por el Sargento Master John C. Woods, un verdugo del Ejército de los Estados Unidos.

Woods ya había actuado como el verdugo principal en los ahorcamientos de 34 soldados estadounidenses en varios lugares de Francia durante 1944-1945, y ayudó en al menos otros tres. También había participado en la ejecución de unos 45 criminales de guerra.

En este caso, Woods utilizó el método de caída estándar en lugar del método de caída larga. El Ejército de los EE. UU. ha negado constantemente las afirmaciones de que la longitud de la caída y otros errores hayan causado que los condenados murieran lentamente por estrangulamiento en lugar de rápidamente por el quiebre del cuello.

El primero en ser ejecutado fue Von Ribbentropp, a las 1.14 del 16 de octubre; después, Keitel, Kaltenbrunner, Rosenberg, Frank, Frick, Streicher, Sauckel, Jodl y Seyss-Inquart. Streicher, queda dicho, fue el único que se resistió. "¡Algún día los bolcheviques los colgarán a ustedes!", gritó con la soga al cuello.
Se afirma que algunos de los condenados se ahogaron en agonía durante 14 a 28 minutos (caso de Keitel). De ser esto real, se podría decir que Woods era malo en su trabajo (de hecho, había fallado en 11 ejecuciones previas) o, probablemente, deliberadamente malo.

Sin embargo, la duración oficial de la ejecución fue de menos de hora y media ("10 hombres en 70 minutos, esto es trabajar rápido", comentó Woods).

También señalan que habrían sido degollados según un ritual judío, dado que se apreciaba sangre en las fotos que se tomaron tras las ejecuciones. La razón real fue que la apertura del piso era demasiado estrecha y algunos condenados se golpearon con el borde al caer.

Después, los cuerpos fueron incinerados -también el de Goering- junto a las cuerdas empleadas, y las cenizas arrojadas al río Isar. No fueron entregados a sus familiares.

En su carrera como verdugo, a Woods se le atribuye la ejecución de 92 hombres. Continuó sirviendo en el ejército después de la guerra con la 7ª Brigada de Ingenieros en Eniwetok, Islas Marshall. Allí, el 21 de julio de 1950, Woods encontró su propio final cuando se electrocutó mientras reparaba un juego de luces.

Final 2ª parte.

SALUDOS
USAAF

En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #411 en: Octubre 16, 2020, 12:06:26 pm »

LA OTRA CARA

¿Venganza o justicia? Las bestiales prácticas del verdugo alcohólico de los EEUU que ejecutó a los jerarcas nazis en 1946
 
xaviercadalso@gmail.com
 

Sargento Master John C. Woods.

John C. Woods, definido como un hombre con «un aliento asqueroso» y con «el cuello siempre sucio» por sus compañeros, fue el encargado de acabar con la vida de los principales secuaces de Hitler condenados en los
Juicios de Nüremberg

Años después, fue acusado de modificar las cuerdas con las que fueron ahorcados los reos para hacerles sufrir más. Jamás se demostró, pero su homólogo británico calificó su trabajo de «torpe»

«That’s fast work!». O «¡Ha sido un trabajo rápido!», en nuestro idioma. Las palabras que John C. Woods, el verdugo que ejecutó 10 de las 12 sentencias de muerte dictadas por el Tribunal Militar Internacional formado tras la Segunda Guerra Mundial (2 de los acusados fallecieron antes de que se pudiesen cumplir), helaron la sangre de aquellos que se habían reunido en el improvisado patíbulo instalado en el gimnasio del Palacio de Justicia de Núremberg. Lo cierto es que, a este extraño personaje, más conocido por su alcoholismo y por su poca higiene personal que por su oficio de verdugo en el ejército de los Estados Unidos, no le faltaba razón. Al fin y al cabo, había colgado y retirado del cadalso, con la ayuda de un compañero, a una decena de jerarcas nazis en poco más de hora y media. Todo un récord particular.

John C. Woods fue la mano ejecutora. Con él fue con quien se cerró, en la noche del 15 al 16 de octubre de 1946, el círculo de barbarie que se había iniciado apenas siete años antes cuando Adolf Hitler atravesó como un cuchillo Polonia. De su trabajo, en principio, poco se explicó. Los aproximadamente 450 corresponsales acreditados para los Juicios de Núremberg se limitaron a señalar que la justicia se había cernido, de una vez por todas, sobre los artífices de la matanza sistemática de entre 6 y 10 millones de judíos (amén de otras tantas culturas).

Woods no tenía experiencia como verdugo antes de llegar al norte de Francia

Sin embargo, al poco surgieron voces discordantes que cargaron contra este verdugo acusándole de haber modificado las cuerdas destinadas a algunas de las «águilas» nazis enviadas a la horca. Ligeros cambios que habrían logrado que sufrieran más antes de dejar este mundo.

¿Justicia o venganza? ¿Crueldad o equidad? Este noviembre, fecha en la que se cumple el aniversario del comienzo de los Juicios de Núremberg (en los que fueron procesadas hasta 611 personas), es imposible no preguntárselo. Woods, con todo, siempre negó que aquellos errores hubieran sido premeditados. No solo eso, sino que se vanaglorió de las ejecuciones llevadas a cabo aquella jornada en una entrevista a «Stars and Stripes» (el principal periódico militar de la época): «Colgué a esos diez nazis en Núremberg y me siento orgulloso de ello; hice un buen trabajo. Todo fue de primera […], no recuerdo un trabajo mejor». Nada que ver con las afirmaciones realizadas por su homólogo británico en la Segunda Guerra Mundial, Albert Pierrepoint, quien tildó aquel trabajo de «torpe».

Vida controvertida

El futuro verdugo de Núremberg está rodeado, a día de hoy, de más sombras que luces. De hecho, los pormenores de su vida siguen generando cierta controversia. Ejemplo de ello es que, atendiendo a las diferentes fuentes, se le atribuye un origen diferente. Una de las versiones más extendidas es que vino al mundo en la ciudad de Wichita (Kansas) el 5 de junio de 1911. Así lo afirma, al menos, el conocido divulgador histórico Rob Hopmans. Con todo, otros autores como Johannes Leeb son partidarios de que, realmente, nació en San Antonio (Texas), tal como lo desvela en «The Nuremberg Trial: A History of Nazi Germany as Revealed through the Testimony at Nuremberg». La segunda de las versiones es, a día de hoy, la más aceptada por la comunidad de expertos.

Más allá del dichoso lugar en el que naciera, Woods tuvo una infancia más que turbulenta. Para empezar, porque después de que sus padres se separaran dejó los estudios. La adolescencia no le ayudó tampoco a centrarse. Según explica Hopmans en su artículo «Woods, John Chris “Hangman”», nuestro protagonista se alistó en la Marina de los Estados Unidos cuando apenas sumaba 18 años y, tras superar el entrenamiento inicial, fue enviado al «USS Saratoga». El camino era habitual para muchos hombres de la época, pero que terminó con una sutil diferencia: el futuro verdugo desertó tras unos pocos meses.

Aunque no llegó lejos. Poco después le «cazaron» y le enviaron a California, donde un oficial médico pidió que se le sometiera a un examen psiquiátrico.

Posteriormente fue diagnosticado de «Inferioridad psicopática constitucional sin psicosis». Término muy utilizado en la época para calificar la mayoría de trastornos mentales. Independientemente del dictamen, de lo que no hay duda es de que fue dado de baja por él.

Posteriormente, Woods señaló que estaba deseando ajusticiar a los diez nazis de Nüremberg.

No existen muchos datos sobre Woods en los años posteriores. Al menos, hasta 1933, cuando se unió a los «Civilian Conservation Corps», un programa mediante el que el presidente Franklin Delano Roosevelt dio trabajo a miles de jóvenes durante la Gran Depresión. Sin embargo, fue expulsado el 27 de septiembre de ese mismo año con deshonor por haber estado ausente de sus labores durante seis días.

El controvertido Woods volvió a intentarlo una década después. En 1943 se unió al ejército y, tras superar las pruebas (y a sus 32 años) fue destinado a principios de 1944 a un batallón de ingenieros de combate de Inglaterra. País en el que se estaba dando forma a la mayor invasión naval de la historia: el Día D. Los informes, según Hopmans, no afirman que se ausentara de su puesto en los primeros seis meses. Por ello, el divulgador afirma que es muy probable que participara en el Desembarco de Normandía junto a su unidad. A partir de entonces dio tumbos por el norte de Francia (y por algunas unidades) hasta que terminó como verdugo del Tercer Ejército de los Estados Unidos.

Verdugo mentiroso

La vida de Woods cambió drásticamente en otoño de 1944. Ese fue el mes en el que -debido a la necesidad imperiosa de alguien ejecutara a los condenados en el viejo continente- los Estados Unidos hicieron un llamamiento entre las tropas para hallar un verdugo. Al no obtener respuesta, nuestro protagonista se ofreció voluntario afirmando que había ejercido como tal en Texas y en Oklahoma. Así lo corrobora el historiador Fernando Paz en su obra «Núremberg. Juicio al nazismo»: «Había mentido al Ejército para obtener el trabajo, haciéndose pasar por un fogueado verdugo, aunque antes de 1944 no había tenido la más mínima experiencia».

A pesar de todo, lo cierto es que no se puede exculpar a sus superiores, pues parece ser que no corroboraron sus afirmaciones y, con ello, silenciaron el pasado de exámenes psiquiátricos de Woods. Aquellas falacias lograron engañar incluso a la comunidad internacional. Ejemplo de ello es que, en 1946, el diario ABC afirmó que Woods contaba con «dieciocho años en la profesión» cuando se refirió a él en relación a los Juicios de Núremberg.

Göring, testificando durante los Juicios de Nüremberg-ABC

Gracias a sus mentiras, Woods fue ascendido a sargento mayor y nombrado único verdugo estadounidense en Francia para tranquilidad del ejército. Y es que, hasta ese momento las únicas ejecuciones se habían llevado a cabo en suelo británico a cargo del inglés Albert Pierrepoint. «Pierrepoint procedía de una familia de verdugos -su padre y su tío habían desempeñado la misma profesión- y su eficiencia era proverbial», añade Paz.

Desde entonces, nuestro protagonista ajustició a 34 soldados estadounidenses por sus excesos y colaboró, además, en otras tres muertes. «Los informes del ejército estadounidense sugieren que Woods participó en al menos 11 ahorcamientos fallidos de soldados estadounidenses entre 1944 y 1946», explica Hopmans.

Nüremberg

Mientras Woods hacía sus pinitos en el noble arte de la muerte estatal, el 20 de noviembre de 1945 (con la Segunda Guerra Mundial terminada y el «Führer» inerte sobre el suelo del búnker de la cancillería) comenzaron los Juicios de Núremberg. Una serie de procesos en los que la justicia internacional cargó frontalmente contra las barbaridades perpetradas por los germanos.

A día de hoy, se tiende a pensar que los únicos acusados fueron los jerarcas de Hitler imputados en el denominado «Juicio principal». Sin embargo, y a pesar de que fue el más destacado, en este evento mundial también se dirimió la culpabilidad de hasta seis centenares de nazis más (entre ellos, los médicos y enfermeros artífices del temido programa de eutanasia y de la experimentación en humanos).

El protagonismo, no obstante, fue para el «Juicio Principal». El proceso en el que una veintena de mandamases fueron acusados, tal y como afirma Manuel Moros Peña en «Los médicos de Hitler», de «conspiración, crímenes contra la paz, crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad». La lista de bestias nazis que pasaron, del 20 de noviembre al 1 de agosto, por la Sala 600 del Tribunal de Núremberg es escalofriante, según recoge la Revista Ares en «El proceso de Núremberg»:

Las sentencias se hicieron públicas el 1 de octubre de 1946. Todo ello, después de que se celebraran 218 sesiones en el Palacio de Núremberg y que se leyera un veredicto de más de 100.000 palabras. El resultado fue de una docena condenadas a morir en la horca, como bien explicó ABC: «El tribunal de Núremberg ha dictado doce penas de muerte, tres condenas a prisión perpetua, cuatro de diez a veinte años y tres absoluciones».

Con todo, dos de las sentencias de muerte no se pudieron llevar a cabo: la de Martin Bormann (la mano derecha de Hitler, condenado en ausencia debido a que había fallecido unos meses antes en Berlín) y la de Göring.

El caso del orondo jefe de la Luftwaffe fue el más destacado. Y es que, se suicidó apenas dos horas antes de la ejecución. Y no por miedo, sino porque no quería morir en la horca. «Lo único que Göring quería proteger por encima de todo era su honor como militar. Afirmó varias veces que no tendría ningún inconveniente en que le sacaran a la calle y le dispararan ahí mismo, como un soldado. El problema era que consideraba que lo peor que se le podía hacer a un militar era colgarlo», explicó por entonces el cabo Harold Burson, encargado de hacer un resumen del día a día en Núremberg.

Descuidado y sucio

Las condenas a muerte eran, para los aliados, una cosa muy seria. Por eso resultó más que extraño que el coronel Burton C. Andrus (famoso por el odio que despertaba entre los reos germanos) escogiera a Woods como verdugo principal de los Juicios de Nüremberg. En su descargo hay que decir que no tenía muchas más opciones (salvo haber seleccionado al británico Pierrepoint). Por el contrario, también hay que señalar que no verificó los datos ofrecidos por el sargento mayor, quien por entonces se decía todo un artista en su profesión.

Ejemplo de ello es que el mismísimo diario ABC se hizo eco de su selección el sábado 5 de octubre de 1946: «Aunque no se ha dado a conocer la identidad del verdugo que actuará en esta ocasión, se cree que es el sargento mayor John C. Woods, que lleva dieciocho años, en ese oficio y ha realizado hasta ahora 313 ejecuciones, 87 de ellas en Europa».
Por si su inexperiencia no fuera ya bastante, Andrew Nagorskiafirma en «Cazadores de nazis» que, sabedor Woods de que era el único verdugo norteamericano en suelo europeo y que sus superiores le necesitaban, no prestaba ninguna atención a su aspecto físico ni a su higiene.

El patíbulo, listo para su siguiente víctima-WWII Gravenstone
Así lo corroboró el soldado Hermann Obermayer (presente por entonces en Núremberg) quien llegó a definir al sargento mayor como un desarrapado que «no seguía las normas, no se limpiaba los zapatos ni se afeitaba». «Siempre vestía de manera descuidada. Sus pantalones siempre estaban sucios y sin planchar, llevaba la misma chaqueta durante semanas, a veces parecía que incluso dormía con ella puesta, sus galones de sargento mayor estaban sujetos a la manga por una endeble puntada de hilo amarillo a cada extremo y siempre llevaba la gorra arrugada y descolocada», afirmó el militar.

Por si fuera poco, Obermayer afirmó que este verdugo, uno «de los hombres más importantes del mundo» en Núremberg por el trabajo que tenía que llevar a cabo, era un «alcohólico» que tenía «los dientes torcidos y amarillos, un aliento asqueroso y un cuello siempre sucio».

Preparativos

En la noche del 15 al 16 de octubre de 1946 todo estaba listo para las ejecuciones de los últimos jerarcas nazis. Para aquella jornada, los aliados vistieron de gala el gimnasio del Palacio de Justicia de Núremberg. Sala en la que, tres jornadas antes, un grupo de soldados estadounidenses había jugado un partido de baloncesto. En aquel lugar se levantaron tres toscas horcas encargadas de llevar hasta el otro mundo a los germanos. La idea era utilizar alternativamente dos de ellas. La última quedaría en reserva por si sus compañeras sufrían algún percance.

Así definió la revista «Time», en su edición del 28 de octubre de 1946, el improvisado patíbulo: «En el pequeño gimnasio de la cárcel (con el suelo polvoriento y unas paredes sucias de color gris), se habían erigido tres horcas negras con más atención a los números que a la eficiencia. Las plataformas estaban ubicadas a ocho pies de distancia, a ocho pies sobre el suelo, y medían ocho pies cuadrados. De cada plataforma se alzaban dos pesadas vigas, que sostenían un travesaño pesado, con un gancho para la cuerda en el medio. Una palanca discreta servía para abrir las trampillas. El espacio debajo de las trampillas estaba oculto por cortinas».

Julius Streicher-ABC

La construcción de los patíbulos, más concretamente, se llevó a cabo durante el día 14. Al menos, así lo señaló el propio Albert Speer en su diario: «De repente, la idea atraviesa mi cerebro como un relámpago. ¡Están levantando los patíbulos!

Entretanto, creo oír el chirrido de una sierra, luego se hace el silencio. Por último, algunos martillazos. Extrañamente, sus ecos parecen acercárseme cada vez más. Al cabo de una hora retorna la quietud absoluta. Me tiendo en mi catre sin poder desechar el pensamiento de que están apuntalando los cadalsos. Insomnio».

En su obra, Fernando Paz afirma que Woods no lo tuvo fácil a la hora de preparar las horcas, pues desconocía cuál era exactamente el peso y la estatura de cada uno de los jerarcas nazis. Un problema a la hora de elegir la extensión de las cuerdas que se abrazarían por última vez a sus cuellos. Con todo, practicó varias veces con sacos de 90 kilos y 1,75 metros de altura llenos de tierra.

Controversia

A eso de la una de la madrugada (a la 1:11, para ser más exactos), comenzaron las ejecuciones. El primero en subir los tres escalones del cadalso fue Joachim von Ribbentrop, quien -antes de que Woods le colgase- se limitó a señalar: «Dios proteja a Alemania». Después de una nueva declaración, el verdugo norteamericano llevó a cabo un proceso que repetiría hasta en diez ocasiones: le colocó una capucha negra sobre la cabeza, ajustó una cuerda alrededor de su cuello, y -para terminar- tiró de la palanca que abría la trampilla. Keitel fue el posterior, seguido de Kaltenbrumer, Rosenberg, Frank y Frick. Con ninguno de ellos hubo ninguna dificultad.

En el caso de Streicher arribaron los problemas. El director del diario nazi llegó a la sala a las 2:21 y, cuando le solicitaron que se identificara, se limitó a soliviantar los ánimos de los presentes con un grito seco: «¡Heil Hitler!». En palabras de Nagorski, el sentenciado fue subido a la horca a empujones antes de decir sus últimas palabras: «Algún día, los bolcheviques os colgarán a vosotros».

A continuación, comenzó el trabajo de Woods, quien le puso una capucha negra y tiró de la cuerda… con un resultado horrible. «La trampilla se abrió con gran estruendo y Streicher cayó al vacío pataleando. Cuando la cuerda por fin parecía tensarse, empezó a balancearse violentamente hacia los lados y los gruñidos de Streicher resonaron por toda la sala», añade Nagorski en su obra. El verdugo bajó entonces a la parte inferior de la plataforma y tiró de los pies del preso hacia abajo. El germano falleció con gran agonía.

Jodl, recién ahorcado. Cada reo fue sacado del cadalso en camilla con su nombre escrito en una etiqueta-ABC
¿Error o venganza? El teniente Stanley Tilles, uno de los organizadores de las ejecuciones, fue partidario de lo segundo.

Según sus palabras, Woods colocó mal deliberadamente la cuerda para que Streicher no se partiera el cuello y muriera estrangulado. «Todos los que estábamos en la sala habíamos sido testigos del número de Streicher y se ve que Woods tomó buena nota. Woods odiaba a los alemanes y yo vi cómo se le iba encendiendo la cara de ira y apretaba las mandíbulas.

Le vi esbozar una sonrisa al tirar de la palanca».

Al parecer, otro de los que sufrió especialmente en la horca fue Sauckel, quien -antes de que Woods tirara de la palanca- gritó: «Muero siendo inocente. La sentencia es errónea. Que Dios proteja a Alemania y haga Alemania grande de nuevo.

¡Larga vida a Alemania! Que dios proteja a mi familia». ¿Casualidad? Tampoco les fue demasiado bien a Maser (que tardó 18 minutos en morir) y Jodl (quien llegó a 24).

«Muero siendo inocente. La sentencia es errónea. Que Dios proteja a Alemania y haga Alemania grande de nuevo»

Por otro lado, un reportaje posterior publicado en «The Star» cargó contra Woods al firmar que había modificado las cuerdas y no las había atado correctamente alrededor del cuello de los condenados. En palabras de Nagorski, esto habría provocado que «se golpearan la cabeza con la trampilla al caer» y que «murieran asfixiados lentamente». «En sus memorias, el general Telford Taylor, que ayudó a preparar la acusación del Tribunal Militar Internacional contra los jefes nazis y posteriormente se convertiría en el fiscal jefe en los siguientes doce juicios que se celebraron en Núremberg, admitió que las fotos de los cuerpos que yacían en el gimnasio parecían confirmar estas sospechas. Algunos tenían restos de sangre en la cara», añade el autor en su obra.

A todas estas críticas se sumó el despreciado Pierrepoint, quien dijo hallar «ciertos indicios de torpeza» en el trabajo de Woods. Entre ellos, «la caída de metro y medio, que era la misma para todos», o «la soga vaquera de cuatro nudos, ya muy pasada de moda».

Lo cierto es que los posibles fallos en las ejecuciones acabaron causando cierta controversia. La polémica llegó hasta tal punto que, en una entrevista llevada a cabo por «Star and Stripes», Woods se defendió afirmando que se sentía orgulloso de haber acabado con los diez nazis.

«Hice un buen trabajo. Todo fue de primera. No recuerdo una ejecución mejor. Lo único que lamento es que ese Göring se me escapara; habría que sabido estar a su altura», afirmó. También señaló que «no estaba nervioso» y que «este encargo de Núremberg era exactamente lo que quería» Deseaba que me lo ofrecieran a mí con tantas fuerzas que decidí quedarme allí un tiempo más aunque podría haberme ido a casa antes».

SALUDOS
USAAF

En línea

Tte. Joselfo

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1492
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #412 en: Noviembre 02, 2020, 15:11:16 pm »

Madre mia...menuda historia...aunque visto lo visto no se si habia sitio para la piedad..
En línea

Tte. Joselfo

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1492
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #413 en: Noviembre 02, 2020, 15:14:49 pm »

url=https://postimages.org/][/url]

Es normal que luzca insignias de caballeria en la solapa y alas de fuerzas aereas en el pecho?
En línea

Tte. Joselfo

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1492
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #414 en: Noviembre 02, 2020, 15:22:33 pm »



Pensaba que elparche del amphibious trainning command se llevaba en el bolsillo izquierdo..
En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #415 en: Noviembre 02, 2020, 16:43:36 pm »

Sobre el Coronel Burton C. Andrus

Ya en su historial militar se puede ver los cursos que realizo en 1926 y en 1941 que fue asignado a realizar ese trabajo.

En 1926 realizó el curso para oficiales de carrera en Escuela de Caballería del Ejército de Estados Unidos luego de lo cual fue reconocido como oficial de Ejército regular con especialidad en observación, inteligencia y reconocimiento aéreo siendo asignado como instructor.

En 1941 fue enviado a Inglaterra como oficial de observación en la comunicaciones de las operaciones de defensa tierra-aire de la RAF en dicho país y luego retornó a Estados Unidos para realizar como instructor.

Sobre el Sargento Master John C. Woods.

Los parches que se lleva en el lado izquierdo es donde esta actualmente asignado a esa unidad en este caso el parche ETO (Teatro Operaciones Europeo).



Los parche que se llevan en el lado derecho son de la unidad anterior y siempre que el servicio sea en ultramar (fuera del continente).

Parche Engineer Amphibian Units.
Parche Amphibious Training Command - Enginner Special Brigades

SALUDOS

USAAF
En línea

Tte. Joselfo

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1492
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #416 en: Noviembre 02, 2020, 22:00:03 pm »

Con los parches que se llevan en el hombro sé que era asi...lo que no sabia es que el que lleva en el bolsillo tambien se luce en el derecho o el izquierdo siguiendo la misma reglamentacion que los del hombro..
En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #417 en: Marzo 16, 2021, 23:40:10 pm »

El día 8 de este mes de marzo se celebró el día de la mujer.

Hoy quería exponer una pieza de mi colección para dedicarla a todas las mujeres de una generación  que sacrificaron sus vidas para servir a su país, desde cualquier puesto, desde las operarias en las fábricas de producción de guerra hasta las que se alistaron voluntariamente en las fuerzas armadas. En especial a las enfermeras.

II GUERRA MUNDIAL ( 1942-1945 )

Hubo menos de 7.000 enfermeras del Ejército en servicio activo cuando Estados Unidos entró en la Segunda Guerra Mundial. Durante los próximos seis meses, su número creció a más de 12.000. La experiencia de la enfermeras del Ejército durante la Segunda Guerra Mundial es dramática e importante. Durante la Segunda Guerra Mundial, las enfermeras del Ejército estaban como prisioneras de guerra de los japoneses, bajas por fuego enemigo en playas como Anzio y en otros lugares, la pérdida de varias enfermeras de vuelo, pasó mucho tiempo detrás de las líneas enemigas y en los campos de concentración.

Victoria en Europa, la victoria sobre Japón y el final de la Segunda Guerra Mundial

El 7 de mayo de 1945, el Alto Mando alemán firmó los términos de una rendición incondicional, y el Día VE se proclamó el 8 de mayo. El 2 de septiembre de 1945, Japón también aceptó una rendición incondicional. En agosto de 1945, El Cuerpo de Enfermeras del Ejército había llegado a una fuerza de 57.000. El Cuerpo de Enfermeras del Ejército había sido de incalculable valor para el esfuerzo de la guerra y contribuyó enormemente al éxito de esa acción. En la Segunda Guerra Mundial, 201 enfermeras del Ejército murieron, dieciséis como resultado de la acción del enemigo. Más de 1.600 enfermeras fueron condecoradas por servicios meritorios y valentía bajo el fuego enemigo.

Condecoraciones:

Medalla de Servicio Distinguido.
Estrella de Plata.
Cruz Distinguida de vuelo.
Medalla de la Soldado.
Estrella de Bronce.
Medalla Aérea.
Legión de Mérito.
Medalla de Encomio del Ejército.
Corazón Púrpura.

Colonel Florence A. Blanchfield ( ANC ) Army Nurse Corps


Florence Aby Blanchfield

1 de abril de 1884 en Shepherdstown, Virginia Occidental.

12 de mayo de 1971 en Washington, D.C.

Coronel del ejército de los Estados Unidos y superintendente del Army Nursing Corps, de 1943 a 1947.

Primeros años de vida

Florence Aby Blanchfield nació en Shepherdstown, West Virginia, la cuarta de ocho hijos de Mary Louvenia (Anderson), una enfermera, y Joseph Plunkett Blanchfield, un albañil y cantero. Creció en Oranda, Virginia, asistiendo a la escuela pública hasta 1898, cuando asistió al Instituto privado Oranda. Además de tener una madre que era enfermera, las dos hermanas de Blanchfield también se convirtieron en enfermeras, y su abuelo materno y un tío eran médicos.

Se graduó de Southside Hospital Training School en 1906. Luego estudió con Howard Atwood Kelly, en el Hospital Johns Hopkins.

Carrera

Blanchfield era el supervisor de la sala de operaciones en Southside Hospital y Montefiore Hospital, Pittsburgh, Pennsylvania. En 1909, fue superintendente de una escuela de entrenamiento en el Suburban General Hospital, en Bellevue, Pennsylvania. En 1913, trabajó como enfermera de quirófano y anestesista en el Hospital Ancón en la Zona del Canal de Panamá.

Durante la Primera Guerra Mundial, se alistó en el Cuerpo de Enfermeras del Ejército de los EE. UU. (ANC) y se desempeñó como enfermera jefe interina en Angers y Coëtquidan, Francia, desde agosto de 1917 hasta enero de 1919. Fue asignada a muchos hospitales militares. Regresó a la vida civil durante un período posterior al final de la guerra, pero se vio obligada a regresar al servicio activo.

En 1935, fue asignada a Washington D.C. a la oficina del superintendente, por cuestiones de personal en el cuerpo. Se convirtió en asistente del superintendente en 1939, superintendente interina en 1942, y se desempeñó como superintendente desde el 1 de junio de 1943 hasta septiembre de 1947. Fue instrumental en obtener el rango completo para enfermeras, por la Ley del Cuerpo de Enfermeras del Ejército y la Armada del 16 de abril de 1947. Esto fue precedido por el estado comisionado total temporal otorgado en 1944. Durante la Segunda Guerra Mundial, también vio el rápido crecimiento del ANC de varios cientos de miembros a más de 50.000.

En 1947 se convirtió en la primera mujer en recibir una comisión militar en el ejército regular.

Medalla al Servicio Distinguido en 1945.

Medalla Florence Nightingale por la Cruz Roja Internacional (1951)

Medalla al Servicio Distinguido de Virginia Occidental (1963).

 

Está enterrada en el cementerio nacional de Arlington en la sección 21, sitio 641. 

CAPA DE ENFERMERA


Poster: Cuerpo Enfermeras Ejercito 1944


La capa se llevaba en el uniforme blanco de diario en el hospital.








J.P.S.H. John Peter Smith Hospital en Fort Worth, Dallas,Texas.







SALUDOS
USAAF

« última modificación: Marzo 17, 2021, 09:33:01 am por USAAF »
En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #418 en: Junio 24, 2021, 10:33:17 am »

77º ANIVERSARIO DEL DIA D

Compañía "B" del 238º Batallón de Ingenieros de Combate
 
Este mes se ha celebrado el 77º aniversario del Día D. Debido a la pandemia los actos han sido muy reducidos. Quería aportar mi granito de arena con esta foto de mi colección: La compañía B del 238º Batallón de Ingenieros de Combate en Fort Dix , Nueva Jersey el 11 de septiembre de 1943, antes de ser enviados al Teatro de Operaciones Europeo.
 

Compañía B del 238º Batallón de Ingenieros de Combate en Fort Dix, Nueva Jersey el 11 de septiembre de 1943.
 

Solo 9 meses después estos hombres desembarcaron en la playa de UTAH.

Landing Craft Tank 2304 - LCT 2304 el día D

Los relatos del personal asignado HM LCT (5) 2304 su viaje a Normandía el Día D ... uno del miembro de la tripulación del Reino Unido, Guardiamarina, John Mewha y el otro del Teniente del Ejército U.S. Ernest C. James de la Compañía A, 238 Batallón de Ingenieros de Combate.

John Mewha a menudo se preguntaba qué había sido de los hombres del 238º Batallón de Ingeniería de Combate. Que llevo a la playa de Utah en la mañana del Día D, el 6 de junio de 1944.
 
John Mewha se reunió con el ex teniente, Ernest James C. de la Compañía A del 238º Batallón de Ingenieros de Combate. Comandante de la Compañia el capitán Richard Reichmann, los hombres fueron enviados a la playa de Utah en el LCT (5) 2304.


Guardiamarina, John Mewha RIP 17/02/2008

El orden planificado en Utah asignó siete LCT británicos Mk5 al 238º Batallón de Ingenieros de Combate. Las embarcaciones involucradas fueron 2056 y 2057 con los hombres de la Compañía A, 2477 y 2304 con los hombres de la Compañía B y 2011, 2074 y 2302 con los hombres de la Compañía C. Ahora sabemos que LCT 2331 fue una adición tardía.

LCT 2304 fue parte de la 107º flotilla de escuadra 'O' LCT a la Royal Navy al mando del capitán de corbeta Skrine. El guardiamarina, primer teniente , John Mewha tenía poco más de 19 años el Día D, la misma edad que el guardiamarina George Boulton de la LCT 2331.

Cargando para el día D

Después de nuestra llegada a Brixham, nuestro tiempo de descanso fue interrumpido sólo por un viaje a Dartmouth, donde comprobamos 2304. Según mis registros, fue construida en los EE. UU. Por Omaha Steel Works, enviada a través del Atlántico en tres secciones en un tanque de desembarco (LST) y ensambladas en el Reino Unido. Su clase era la lancha de desembarco de tanques más pequeña en uso en ese momento con una capacidad para transportar un máximo de cinco tanques. La nave tenía placas blindadas adicionales y fue re-designada como Mark 5 LCT (A) ... 'A' que es blindada.

El 31 de mayo o alrededor de esa fecha, dejamos Brixham y navegamos a través de Torbay hasta el puerto de Torquay. Nuestras órdenes fueron transportar a 70 ingenieros de combate estadounidenses con sus vehículos y un equipo médico con su Jeep a la playa de Utah. Partió de Stover a las 01:35 horas y esperaba llegar a Torquay a las 02:45 horas. La carga comenzó a las 03:00 horas y yo era responsable de la seguridad de los vehículos y hombres en la embarcación. Esta fue la ocasión en que conocí al Teniente Ernest James.

Un comienzo en falso

El 3 de junio, que dejamos Brixham con otros buques y navegamos al sur del punto de inicio, donde esperamos a que el convoy de Plymouth, Salcombe y Dartmouth. Este convoy recibió el nombre de "Fuerza U" y debía desembarca en el lado este de la península de Cherburgo en un código de área llamado UTAH.


El convoy se dirigió al sur de la Isla de Wight, a la que llegamos a última hora del 4 de junio. Empezamos el viaje a través del Canal Inglés, hacia Normandía, durante la noche, nos dimos la vuelta debido al tiempo espantoso y nos acompañaron los cruceros a la bahía de Weymouth. Esta parte del viaje se completó sin luces ni radio y no había anclaje disponible, por lo que dimos vueltas en círculos durante varias horas en condiciones de mar muy agitadas. Este período fue probablemente el más peligroso: hubo muchas colisiones y explosiones.


Más tarde, el 5 de junio, recuperamos nuestra posición en el convoy y una vez más nos dirigimos hacia Normandía. Durante la noche bajé del puente y vi a un oficial sentado en el comedor de nuestra tripulación escribiendo un diario. Recuerdo haber tomado una copa con él y el capitán Reichmann en nuestra sala de oficiales era el teniente Ernest C. James.

Habían estado a bordo varios días y noches. Cuando amaneció no podíamos creer lo que veíamos; todo el mar estaba cubierto de barcos de todas las formas y tamaños.

En la zona de espera fuera de playa UTAH se procedió directamente a la playa con otras tres lanchas de desembarco con tripulación británica. Navegamos bajo los cañones de varios barcos de guerra, que abrieron fuego sobre objetivos en tierra. El ruido fue ensordecedor. El ruido se intensificó cuando las salvas de cohetes explosivos, lanzados secuencialmente desde la nave LCT (R).

Seguimos un canal marcado y al llegar al área de la playa descubrimos que el desembarco inicial estaba a mil yardas del sitio planeado. A pesar de buscar un camino despejado hacia la playa evitando los obstáculos de la playa con estacas de madera incrustados en la arena, tuvimos poco éxito. Bajo la creciente presión y en menos de favorables circunstancias, el teniente Rankin decidió dejar caer el ancla con cepo y entrar en independientemente. Hemos sufrido algún daño en la nave al impactar con un banco de arena a unos metros de la costa. La rampa de desembarco no pudo llegar a la playa, lo que provocó una caída de varios pies desde la rampa al agua para los hombres y las máquinas que desembarcaban.

Desembarco

Mi deber en este momento era bajar la rampa y supervisar el desembarco de nuestro cargamento. Cuando se bajó la puerta de la rampa, quedó claro que la proa de la embarcación no estaba en escuadra con la playa, debido a las condiciones del mar agitado, las corrientes impredecibles y el viento. Para rectificar esto, yo y uno de mi tripulación aseguramos cuerdas a los bolardos de proa, los llevamos al banco de arena y tratamos de mantener firme la cabeza de la nave. No tengo ni idea de si nuestros esfuerzos hicieron algún bien, pero todo el tiempo el ruido de los bombardeos enemigos a nuestro alrededor fue ensordecedor. La lancha de desembarco junto a nosotros resultó gravemente dañada.
 

Extracto de la 'Lista Verde' del Almirantazgo que muestra la disposición de LCT (5) 2304 justo antes del Día D.

No tengo un recuerdo claro del orden de desembarco ... vehículos u hombres. Teniente James me recordó que para ayudar a los vehículos de la rampa de bajada a la playa una excavadora winched.
 
Los hombres estaban, comprensiblemente, reacios a saltar a varios pies de agua y el capitán Reichmann utilizan toda su influencia para 'persuadir' a bajar a tierra. Estábamos ansiosos por regresar a la zona de espera y embarcar más vehículos y hombres de los tanques de buques de desembarco (LST) más grandes y barcos mercantes ubicados a algunas millas de la playa de desembarco. Habíamos sufrido algunos daños, pero afortunadamente ninguno en nuestra sala de máquinas., por lo que todavía estábamos operativos.

Navegamos hasta un canal marcado, donde una nave de desembarco de los EE. UU. (Grande) [LCI (L)], inmediatamente frente a nosotros, se desintegró como resultado de un proyectil o una mina. Llegamos sanos y salvos a la zona de espera e informamos de nuestros daños. Se nos informó que nuestra 'nave era prescindible'. Debíamos esperar nuevas órdenes. Nos habíamos apegado bastante a nuestra lancha de desembarco, ya que había sido nuestro hogar durante al menos nueve meses y en contra de las órdenes, nos trasladamos a un fondeadero a cierta distancia de la zona de espera.

Estábamos agotados por la falta de sueño y la nerviosa anticipación de los acontecimientos del día. A pesar de esto, al anochecer nos escapamos del fondeadero y nos dirigimos a Southampton por nuestra cuenta. Esta fue una noche de aventuras para nosotros, ya que sabíamos que los barcos alemanes patrullaban la zona. Sin embargo, nuestra suerte se mantuvo y llegamos sanos y salvos a Southampton, donde se evaluaron los daños. Nos hicieron sentir muy bienvenidos, especialmente por los trabajadores portuarios. Después de que se completaron las reparaciones, regresamos a la playa de Utah con otra carga de equipo y hombres y luego nos dirigimos a la playa Gold en el sector britanico, donde descargamos alrededor del puerto de Mulberry en Arromanche .
 

John Mewha hablando con Su Majestad la Reina el 1 de agosto de 2004.

1ª Parte.

SALUDOS

USAAF     


En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 408
Re:Mi coleccion US Army y AAF de la II Guerra Mundial
« Respuesta #419 en: Junio 24, 2021, 11:06:21 am »

DÍA D EN HM LCT 2304

Estos son los recuerdos del teniente del ejército de los EE. UU. Ernest C. James de la Compañía A , 238º Batallón de Ingenieros de Combate.

Los días 5 y 6 de junio de 1944, estaba a bordo del Mk5 HM LCT 2304 de la 107º Flotilla del Escuadrón O LCT dirigiéndose a la playa de Utah en apoyo de la 4º División de Infantería US.
 

US LCT 2008 fue el mismo tipo de lancha de desembarco que HM LCT 2304 . Foto tomada el día D + 1, momento en el que se había perdido la rampa de proa.

Cruzando el canal

Cargamos nuestros vehículos a finales de mayo y principios de junio. Todos los camiones transportaron el doble de su carga normal, alrededor de siete toneladas y media, incluidas varias toneladas de explosivos en cada camión. Todo el espacio disponible se llenó con equipo adicional, que se nos indicó que arrojáramos a la playa al desembarcar, para así llevar materiales de reemplazo a la cabeza de playa. Al llegar a Torquay , nuestros camiones y equipo de invasión fueron cargados en LCT y luego esperamos. La LCT estuvo amarrada durante cuatro días en el puerto, esperando, mientras las tropas comían raciones de K (comida fría) y se preguntaban cuándo nos iríamos.

Nuestra parte de la flota de invasión partió de Torquay y estaba programado para llegar a las playas en la mañana del 5 de junio. Cuando se fue, dos botes chocaron y se quemaron en el agua, haciendo un faro perfecto para los aviones alemanes. En ese momento, los aliados tenían superioridad aérea, por lo que no hubo ataques. El 4 de junio hacía mal tiempo, por lo que nuestros barcos llegaron al puerto de Weymouth esa noche ... El día D se retrasó un día. Para entonces, la mayoría de los hombres estaban mareados y muchos barcos y tropas se quedaron atrás debido a problemas mecánicos.
Al amanecer, nuestra flota de invasión abandonó el puerto y poco después nuestra LCT tuvo una fuga. El capitán británico nos dijo que no podía poner en marcha las bombas de achique. El teniente Knapp, nuestro oficial de motores, sacó nuestras unidades de suministro de agua para bombear la sentina, pero calculamos que probablemente nos hundiríamos en la mañana del día seis. Logramos mantener a flote la LCT hasta el amanecer del 6 de junio, cuando parecía que no podíamos permanecer a flote. Completamente empapados, nuestra ropa 'a prueba de gas' nos hizo sentir aún más incómodos. El capitán de la LCT, al percibir nuestro dilema, nos invitó a Reichmann, Knapp y a mí a su camarote para compartir un pequeño trago de ron.

No pudimos evitar sentir una emoción cuando un destructor se acercó y el Capitán nos gritó que el 6 de junio era el Día D y las 06:30 era la Hora H. A partir de ese momento, tuvimos un único sentido cuando la lancha de desembarco se dirigía a las playas de Normandía. Sabiendo que era cuestión de horas antes de que entremos en combate por primera vez.

Justo después de la medianoche del día 6, se escuchó el zumbido de cientos de aviones por encima del ruido de los motores de la LCT. Vimos los signos de la guerra en el horizonte. El cielo hacia el este se iluminó y las sombras de los aviones que transportaban paracaidistas sobre nuestras cabezas. Acorazados, cruceros y destructores bombardeaban la costa y los bombarderos las instalaciones tierra antes del desembarco. Largas filas de bengalas cayeron a través de las nubes que sobresalían del cielo apareció como gigantescas cataratas iluminadas. No hace falta decir que no dormí más esa noche.

Día D

Cuando amaneció, una increíble escena de miles de barcos dando vueltas y dirigiéndose hacia la playa creó un panorama nunca antes visto. La infantería bajó las redes desde los transportes de tropas hasta los botes pequeños y grupos de estos botes daban vueltas, mientras esperaban órdenes para desembarcar en las playas. Un destructor cercano chocó contra una mina y se hundió y vimos a otros barcos que rescataban a marineros arrojados al mar.

Debido a que corríamos peligro de hundirnos, nos dieron permiso para ir a la playa sin demora. Nuestro LCT se dirigió hacia una línea de boyas que conducían a la costa y desembarcamos alrededor de las 07:00, una hora y media antes de nuestra hora programada. Por lo tanto, fuimos los primeros del 238º en desembarcar en Normandía.

Mientras corríamos hacia Utah Beach, el acorazado Texas disparó salva tras salva sobre nuestras cabezas. Se podían ver proyectiles de 16 pulgadas volando por el aire y golpeando sus objetivos. Nuestra LCT se acercaba a la playa a gran velocidad, con la proa alta y la popa baja, tocamos fondo a muchas yardas. Los proyectiles alemanes de 88mm. golpearon el área de desembarco a nuestro alrededor creando géiseres en el mar embravecido. Fue un bautismo de fuego.

Reichmann y yo saltamos, inflamos nuestros Mae Wests y nadamos hasta la orilla con varios hombres. Al ver que muchos no podían nadar, ambos nos quitamos la ropa exterior, nadamos de regreso a la LCT y ayudamos a los que estaban varados a llegar a la orilla. Recibí una Estrella de Bronce por esta acción.

Un joven operador de bulldozer se ofreció como voluntario para conducir su bulldozer fuera de la rampa LCT a varios pies de agua y hasta la playa. Cuando el bulldozer llegó a la playa, sacó el camión, ya cargado de tropas, del LCI y lo llevó a la orilla. De esta manera conseguimos que los siete vehículos llegaran a la playa sin perder uno. Hasta donde sabemos, la LCT nunca regresó a Inglaterra.

La costa consistía en una playa larga y poco profunda con dunas de arena por encima de la línea de flotación. Detrás de esto había una carretera y luego unos pocos kilómetros de tierras pantanosas atravesadas por canales. Había varias calzadas que conducían desde la playa a los campos de setos y granjas más allá. El pantano se inundó cuando los alemanes habían abierto las compuertas de marea para obstruir el avance aliado hacia el interior.

Mientras estábamos en el proceso de desembarco y atravesar el malecón, estábamos bajo fuego de artillería en la playa. Los ingenieros, con cargas y lanzallamas, desmantelaron rápidamente el emplazamiento.
 
Poco después del desembarco, tuve la primera de muchas escapadas afortunadas. Estaba parado junto a un camión cargado con toneladas de explosivos cuando un proyectil de 88 mm explotó a unos metros de distancia. Plover, el conductor del camión, fue alcanzado y luego evacuado. El siguiente proyectil golpeó el camión, pero fue un fracaso ... había alcanzado una carga de bolsa preparada, pero el nitro-almidón no había explotado. Los neumáticos del camión volaron.

Hacia las 10:30, la mayor parte del batallón había aterrizado en Utah Beach y se dirigía a nuestro objetivo inmediato, un área de reunión. Mientras caminábamos por la carretera paralela a la playa, pronto nos encontramos bajo un aluvión de 88's. Reichmann y yo ordene a nuestros hombres que se metieran en las zanjas y nos arrastramos por una intersección. Vimos a un grupo de hombres de infantería de pie, preguntándose qué hacer. Les grité que se pusieran a cubierto, pero ya era demasiado tarde: un golpe de 88 en medio de ellos. Siete hombres murieron porque no sabían cómo protegerse.
 
¡Aprendimos de nuestro entrenamiento! Poco después de llegar al área de reunión, vimos a hombres de la 4ª División de Infanteria avanzar a través de los pantanos persiguiendo a los alemanes en retirada.

Aparte de los tanques anfibios, nuestros camiones estuvieron entre los primeros vehículos en desembarcar en Francia. Estábamos adscritos a la 4ª División y nuestra primera misión fue abrir varios caminos desde la playa hasta el terreno elevado a una milla de distancia. La mayor parte de esta área estaba cubierta por pantanos y arroyos con muchas calzadas bajo el agua y todos los puentes fueron volados por el enemigo.

Afortunadamente para nosotros, las guarniciones alemanas en el área tenían menos experiencia, porque sus mandos no esperaban un desembarco en un terreno pantanoso inundado. Por otro lado, nuestra inteligencia, por buena que fuera a menudo, no reconoció la facilidad con la que los alemanes podían inundar la zona. Las compuertas de marea normalmente se cerraban con la marea alta y se abrían con la marea baja para drenar los pantanos. Invirtiendo este proceso, los alemanes inundaron fácilmente el área. Cientos de víctimas resultaron por este error de la inteligencia.

Los soldados mongoles capturados en el frente ruso fueron colocados en estas posiciones por los alemanes. La artillería enemiga y, en menor medida, su fuerza aérea, dieron a las playas un golpe terrible, especialmente uno o dos días después del desembarco. En ese momento estábamos millas tierra adentro. Nuestros bombardeos aéreos y navales golpearon sus posiciones con tanta fuerza que muchas tropas alemanas se retiraron, dejándonos la cabeza de playa. Un punto fuerte nazi en la costa hacia Cherburgo resistió y siguió bombardeándonos durante varios días.

A las 14:35 horas del Día D, la Compañía B había abierto la carretera U-5 hacia el terreno elevado. Los tanques y la artillería atravesaron este camino y mucho antes de que se asegurara Utah Beach. Esta carretera requería un puente de acero de 30 ', que estaba bajo fuego de artillería y armas pequeñas. Fue el primer puente construido en Francia el día D. Cuando los hombres de la Compañía B completaron el puente, el primer tanque fue alcanzado por un proyectil de 88 mm cuando llegó al medio, pero el impulso lo llevó al otro lado. Nuestros tanques volaron al tanque alemán que disparó el proyectil y el puente permaneció intacto.

El Cabo Tech. Alton Aldman Ray de la Compañía C, recibió la Croix de Guerre por su heroica acción en la evacuación de soldados de infantería heridos. El Batallón entero no tuvo bajas ese día, debido en parte a la excelencia de nuestro entrenamiento durante el año pasado. Durante todo el día 6 de junio, el Batallón se dedicó a despejar áreas de reunión de minas, reparar caminos, despejar el acceso a la playa, construir puentes y drenar los pantanos para utilizar las calzadas.

A última hora de la tarde, mientras trabajábamos en las carreteras de acceso, escuchamos el distante zumbido de los aviones. Mirando hacia el mar, vimos una enorme armada de aviones de combate que conducían C-47, que pasaban por encima de nosotros mientras dejaban caer planeadores y paracaidistas sobre nuestras cabezas. Pudimos ver las trazadoras enemigas pasando a través de ambos y los planeadores chocando cuando aterrizaban. Estos fueron los refuerzos muy necesarios para los primeros lanzamientos aéreos. Muchos de los aviones y planeadores explotaron en el aire ... fue una carnicería, pero los refuerzos salvaron el día.

Esa noche nos mudamos a una zona en Hebert, pero la mayoría de nosotros seguimos trabajando. La Compañía A había abierto una calzada de retorno, que había estado completamente bajo el agua. La Compañía B había asegurado la calzada de salida y estos fueron los únicos accesos a la playa durante días y eran vitales para los aliados. La marcha era difícil en estas primeras horas para los ingenieros, paracaidistas, infantería y los tanques ligeros. Hasta el momento, había poca artillería o tropas de apoyo.

Los registros del ejército;

• La salida del sol el 6 de junio de 1944 fue a las 05:58 y la hora H fue a las 06:30
• El 238º Batallón de ingenieros de combate desembarco entre las 07:00 y las 11:00 del día D. La mayoría desembarco en la primera hora.
• La fuerza total del desembarco fue de unos 24.000 hombres, de los cuales 16.000 eran estadounidenses y 8.000 británicos.
• Participaron 1.000 aviones, la 81ª y la 101ª Div. Airborne detrás de las playas de Omaha y Utah y la 6ª Div. Airborne British alrededor de Caen cerca del río Orne. Los estadounidenses estaban dispersos, pero cada pequeño grupo se organizó cuando se encontraron y creó confusión y miedo en las tropas alemanas.
• Al anochecer, la 4ª Div. Inf. y las Div. Airbornes estaban a 6 millas tierra adentro de playa Utah.
• La Div. Airbornes tuvieron alrededor de 2.500 bajas (15%) y la 4ª Div. Inf. tuvo 197 bajas.

Dos LCT con tropas del 238º Batallón de Ingenieros de Combate tuvieron problemas de motor y regresaron a puerto el 5 de junio. En uno estaba el CO del Batallón, Coronel McMillian, por lo que el Mayor Martin Massoglia asumió el mando del Batallón el Día D. Aparte de estos dos LCT, una se hundió en el puerto de Southampton.
No hubo víctimas el día D. Sin embargo, semanas después, el teniente Chalfaunt reclamó un Corazón Púrpura por un trozo de metralla.

2ª Parte

SALUDOS

USAAF
En línea
Páginas: 1 ... 26 27 [28] 29   Ir Arriba