• Abril 24, 2017, 11:21:24 am
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Autor Tema: Incidentes aereos en España durante la SGM  (Leído 651 veces)

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11395
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

DECIMO

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1061
Re:Incidentes aereos en España durante la SGM
« Respuesta #1 en: Enero 24, 2016, 18:42:41 pm »

Una lástima que se desguazara el que quedó aparcado en Manises (Valencia).
En línea

USAAF

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 338
Re:Incidentes aereos en España durante la SGM
« Respuesta #2 en: Enero 25, 2016, 00:15:48 am »

En el 2007 encontré en una revista un articulo sobre un bombardero que se estrelló en el puerto de Mataró (Barcelona). Como resido en una población cercana, me llamó mucho la atención y fui investigando la noticia. Finalmente, conseguí localizar las tumbas de dicha tripulación. Una de las cosas que más me sorprendió fue que después de 63 años estos soldados aún siguen recibiendo flores por parte de su gobierno o familiares.


El último vuelo del capitán Macdonald

La madrugada del 29 de marzo de 1944, en la base de Ghisonaccia (isla de Cerdeña), 3 aviones del 14 Escuadrón de las Fuerzas Aéreas del Reino Unido, que operaban con el bimotor americano Marauder, reciben las ultimas instrucciones de vuelo y la tripulación se reúne alrededor de sus aparatos.

La misión del día es localizar unos barcos que, según la inteligencia británica, transportan “materiales sensibles”; un eufemismo bajo el cual se esconde el contrabando de wolframio (valioso mineral para la industria armamentística) desde España a la Alemania nazi.

En los años 40, Galicia llegó a concentrar el 70% de la producción española de wolframio

A partir del año 1942 los precios del wolframio se dispararon, hecho que provocó el crecimiento de un sector económico tan importante como efímero. En sus mejores momentos, esta industria dio trabajo a más de 20.000 personas. Franco suministró entre 1939 y 1944 muchas toneladas de wolframio, sólo en 1943 los nazis recibieron 874 toneladas.

Misiones de alto riesgo

Desde hacía tiempo los aliados estaban al corriente de las ventas de ese metal por parte de las autoridades franquistas a los alemanes a través del conglomerado comercial Sociedad Financiera Industrial (Sofindus), una tapadera de los nazis para operar clandestinamente en España, con el beneplácito del régimen.

Ya en el año 1943, la Marina de Guerra aliada había parado las salidas de numerosos barcos cargados de wolframio en los puertos cantábricos, hecho que obligaba a los nazis a buscar nuevas rutas para el contrabando.

Un año más tarde, los servicios de inteligencia sospechan que los puertos utilizados para el tráfico podrían ser catalanes. Pero no saben cuales y por ese motivo han de desplegar numerosos aviones y submarinos de reconocimiento. Con bases en el norte de África, Córcega, Cerdeña y Sicilia, la misión de esos aparatos abarcan desde las aguas del puerto de Tarragona, pasando por Barcelona, Marsella y hasta el oeste del puerto italiano de Livorno.

Son misiones arriesgadas, primero porque se trata de vuelos de baja altura durante muchas horas, y segundo porque los barcos que transportan el wolframio con bandera española o alemana, solían ir equipados con cañones y ametralladoras antiaéreas.

Una bengala lanzada desde la torre de control da la señal de despegue. El primero en hacerlo es el avión del capitán Yelloly, el Z-for-Zebra, que lo hace a las 5:54 horas; seis minutos más tarde le toca el turno al A-for-Able, pilotado por el subteniente Jones.

Finalmente antes de las 7:50 horas, el teniente William C. Macdonald pone en funcionamiento los motores del Marauder T-for-Tara quien despega en dirección a su área de patrulla.


Comienza su quinto y último vuelo de reconocimiento. Al final del día, en el diario de operaciones del escuadrón, se escribirá: “Avión Marauder T-for-Tara 117780 no ha vuelto a la base. No se han recibido mensajes después del despegue. En estos momentos, al haber sobrepasado el límite de combustible y no haber vuelto, se lo considera desaparecido en acción”.


B-26 C-30-MO de la RAF (ex USSAF 41-17780). Se trataba de un B-26 Marauder Mk.II del 14º escuadron que realizaba tareas de reconocimiento con los escuadrones 39º y 272º de la RAF y los B-25G del 310º G.B. de la USAAF.

Unos días después, un mensaje del Ministerio del Aire Británico informa al 14 Escuadrón que un avión inglés se ha estrellado en el mar, cerca de Barcelona y que se han recuperado los cadáveres de al menos 3 tripulantes, identificados como el teniente Macdonald, y los sargentos Ron Lanham y Michael Woods. Ni la Marina ni la Fuerza Aérea alemanas admitirán nunca la destrucción del Marauder T-for-Tara.

La verdad empezaría a saberse en 1966, cuando Peter Dawson, un amigo de la infancia del sargento Lanham, que había dedicado muchos años a investigar la desaparición del Marauder T con la esperanza de encontrar respuesta a muchas preguntas que se había hecho durante años. Gracias a su trabajo, se recogieron testimonios que permitieron reconstruir la casi totalidad de los hechos de aquel trágico 29 de mayo de 1944 y localizar los restos del Marauder.

Pilotaje a baja cota

Poco después de despegar, el avión pilotado por el teniente Macdonald se sitúa en la altura de crucero operacional a cincuenta pies sobre el nivel del mar y a una velocidad de 180 nudos. Alrededor de las 10:30 horas, el Marauder planea por la costa tarraconense rumbo al puerto de Barcelona. La tripulación se encuentra en estado de alerta total

Técnicamente los aparatos británicos no podían sobrevolar las aguas territoriales españolas, pero Macdonald, como muchos otros pilotos de 14 Escuadrón, no respetaba esa norma.

A las 10:55 horas el Marauder hace una prospección del puerto, para fotografiar y controlar los barcos que hay y, 5 minutos después, se dirige a la costa en dirección a Mataró, en aquella época una pequeña ciudad llena de talleres textiles que los ingleses conocían como “el Manchester de España”.

A las 11:20 horas divisan un pequeño barco que navegaba muy cerca de la costa y el teniente toma la fatídica decisión de ir a echar un vistazo.

El Marauder hace dos pasadas sobre el barco antes de precipitarse violentamente contra el mar. Todo duró menos de 5 minutos, los tripulantes no tuvieron ni tiempo de enviar un mensaje a la base.

Unos cuantos pescadores, que han presenciado toda la acción desde la playa, salen con las barcas “Jerónimo y Pepito” para intentar socorrer a los posibles supervivientes. Son Manel León, Jacint Castellà, Pere Mora, Bernat Fàbregas, Salvador Cabot y Guillem Guardiola.

Algunos creen haber oído disparos; otros están convencidos que la catástrofe se ha producido por un error del piloto, que volaba demasiado bajo. Pero cuando llegan, un cuarto de hora más tarde, en el lugar de los hechos, el motor está en llamas y sólo pueden recuperar a 5 de los 6 cuerpos. Aún se encuentran atados a los asientos, uno de los cuerpos tenía un reloj parado a las 11:30 horas.

Quien no se paro a socorrer a los tripulantes fue el barco mercante, que continuó su viaje hasta los puertos alemanes.

El verano del año 2005, un contacto fortuito entre la Asociación de Veteranos del 14 Escuadrón y la fundación Parc Aeronàutics de Catalunya puso las bases para una investigación más s fondo sobre la tragedia y consiguieron descubrir documentos que revelan la magnitud de todo lo acaecido y la identidad del barco sospechoso. Se trataba del “Romain”, un pequeño buque ex francés requisado por los alemanes y que lo hacían servir para transportar el valioso wolframio, con la esperanza de navegar por aguas españolas y su aspecto deplorable lo pudiera hacer pasar desapercibido.

Hasta entonces los alemanes estaban convencidos de haber engañado a los aliados de haber utilizado el puerto de Marsella para el contrabando de wolframio, cuando, en realidad, las cargas se hacían en el pequeño puerto de Portvendres (Cataluña Norte)

Cambio de Táctica

Después de lo ocurrido delante de la costa de Mataró, los alemanes dedujeron que los aliados habían descubierto su táctica y decidieron replantear la ruta del contrabando y el tipo de embarcación.

En lugar de contar con un barco para hacer la ruta cada 11 días por aguas territoriales españolas, optaron por hacer un único viaje con un barco de más capacidad.

A mediados de abril de 1944 el barco “Astree” hizo su primera y única travesía: el 1 de mayo fue hundido por el submarino británico HMS Untiring, cerca del cabo de Creus.

Ocho días después, un segundo barco, el “Saumur”, tendrá el mismo final y ya no habrá tiempo para más viajes.

El gobierno de Franco, ahogado por la presión de los aliados, ese mismo mes de mayo de 1944, habrá de suspender la venta del mineral a los alemanes.

¿Quién eran los tripulantes?

El avión era americano, luchaba bajo bandera inglesa y los tripulantes eran australianos.



1 Charles M Peedom. El navegante tenía 24 años. Un maestro de escuela, que había cambiado el yeso y la pizarra por una ametralladora. Casado, fue llamado a filas 20 días después del nacimiento de su hija. Sería condecorado en 2 ocasiones.

2 William Bill C. Macdonald. El piloto era de Melton (Victoria). Tenía 27 años. Era alto y delgado, con el cabello negro y una sonrisa siempre en la boca. Buen deportista, era camionero, aunque su sueño era volar: la guerra le daría la oportunidad de hacerlo.

3 John W. Lewis. El segundo piloto tenía 22 años. Nacido en Adelaida, era administrativo en un comercio. Siempre había querido volar, e intentó entrar en la fuerza aérea sin permiso paterno en 1939, cuando aún era menor de edad. Se alistó en diciembre de 1941.

4 Frank R. Lamond. Artillero de la torreta superior y tenía 21 años. Era el único chico de 5 hermanos que había sido llamado a filas. Destacó por su puntería y fue condecorado en cinco ocasiones.

5 Michel Tom Woods. Artillero de cola. Tenía 28 años y trabajaba de mozo en un almacén. Estaba casado y era padre de un niño nacido en 1943, que no llegó a conocer. Fue condecorado en 3 ocasiones.

6 Ron Lanham. Operador de radio. Era de Nueva Gales del Sur y tenía 21 años. Trabajaba como subdirector en una entidad bancaria de Sydney. Durante su servicio, demostró una gran preparación y fue condecorado 5 veces.

Los cuerpos de todos los soldados, exceptuando el del sargento Lamond, que no fue encontrado, descansan en el cementerio de Mataró.

pero... les derribaron con AA desde el barco? se estrellaron ellos solos?

No se saben las causas reales, aunque en la web oficial del escuadrón (www.14sqn-association.org.uk) comentan que el empenaje de cola del aparato se encontraba a distancia del resto.

Los restos del empenaje se encuentran en muy buen estado aunque sin la deriva ni el timón de dirección.



El caso es que el tema quedo en el olvido hasta que en junio de 1994, unos buceadores encontraron casualmente los restos del B-26 Marauder, y se volvió a hablar de ello. E incluso, en 1996, un tal Peter S. Dawson, residente en Escocia, publico un anucio en la sección de “ carta al director” de un periódico de la zona preguntando si quedaba algún testigo de aquel acontecimiento. El Sr. Dawsor era amigo de uno de los tripulantes del avión, y durante su vida nunca olvidó aquel suceso.
 
La ubicación exacta de este pecio, se supone es solo conocida por el reducidísimo grupo de buceadores que lo encontró casualmente en 1994, habiendo provocado el debate de si se ha de revelar o no dicha ubicación, imperando hasta el momento el criterio de que es mejor quepermanezca en secreto, para evitar el expolio de los restos. Así pues, la tumba del sargento Lamond, que hoy tendría unos 90 años, seguirá gozando de la casi total tranquilidad que ha tenido durante las últimas siete décadas.


Aquí descansas estos héroes

Los 5 nichos donde se enterraron pasaron a ser propiedad del ejercito británico en 1947.


A mas de 15.000 Km. de sus raíces, vinieron a dar la vida por su país.


Sargento de Vuelo Michel Tom Woods - AUS. 421840 (Artillero de cola) 28 años


Oficial Vuelo John W. Lewis - AUS. 417084 (Copiloto) 22 años


Oficial Vuelo William Bill C. Macdonald - AUS. 4505 (Piloto) 27 años
Sargento de Vuelo Frank R. Lamond - AUS. 410349 (Artillero de la torreta superior) 21 años (todavía sus restos están en el mar)


Sargento de Vuelo Ron Lanham - AUS. 421990 (Operador de radio) 21 años


Sargento de Vuelo Charles M Peedom - AUS. 421620 (Navegante) 24 años.

SALUDOS
USAAF





« última modificación: Enero 25, 2016, 23:48:53 pm por USAAF »
En línea

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11395
Re:Incidentes aereos en España durante la SGM
« Respuesta #3 en: Enero 25, 2016, 19:28:45 pm »

 8p} Buen aporte
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11395
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/