• Octubre 24, 2019, 04:05:12 am
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Autor Tema: Baldellou 2008  (Leído 1185 veces)

Ruaial

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3034
Baldellou 2008
« en: Abril 10, 2008, 21:51:24 pm »

Les anunciamos que ya esta cerca el evento de Baldellou, el II encuentro de reconstrucción histórica.



Jornadas Reconstrucción Histórica Militar – 2ª Guerra Mundial

Dirigidas a:

- Grupos de Reconstrucción Histórica
- Grupos de Air-soft - en la modalidad de Reconstrucción H.
- Coleccionistas de vehículos militares históricos
- Maquetistas
- Aficionados (si no pertenecen a un grupo o asociación no podrán participar directamente en los eventos)
- Público en general


Fechas:

Sábado 10 y domingo 11 de mayo de 2008


Organiza:

K-Mo Aventura BCN


Patrocina:

Ayuntamiento de Baldellou


Esponsorización:

Administración de Lotería “La 12 de Rafel”
Revista “Soldiers”
K-Mo Aventura BCN, SL

Participantes:

A parte de los grupos y asociaciones que participaron en la 1ª edición, este año contaremos con la participación del Second Battle Group de Gran Bretaña.

Living History

En esta edición se hará un mayor hincapié en lo que en inglés se denomina Living History que nosotros hemos querido denominar Vida de campamento. Consiste en dar vida a los displays o campamentos, con escenas realistas del quehacer diario: limpieza del armamento, servicio de cocina, barbería, llegada del correo, etc.. Consideramos que esta innovación hará la muestra aun más atractiva al público visitante.



PROGRAMA DEL EVENTO

Sabado, 10 de mayo

De 9’30 a 10’30:
Llegada de los participantes. Inscripción y alojamiento
Los grupos que lo deseen podrán empezar el montaje de sus displays el viernes, 9, a partir de las 10’00
Cada participante recibirá una acreditación, imprescindible para participar en los distintos eventos.
Los participantes que lo deseen, podrán disponer de alojamiento o camping el viernes.

A partir de la 10’30 de la mañana:
Concurso de patrullas ( air-soft)
(en una zona delimitada y con normativa de seguridad)
Cada grupo o asociación podrá presentar una patrulla (4 personas), que realizará un circuito de tiro con air-soft y destreza, debiendo intentar una mayor puntuación en el menor tiempo

Apertura de la Bolsa (mercado) de Militaria (zona displays)

Apertura de las Exposiciones Temáticas

Montaje del campamento aliado y alemán
Se habilitarán dos zonas, una aliada y otra alemana, para que los grupos monten sus campamentos – display. Este año se pretende que ambos tengan una unidad de distribución. Sólo se autorizarán en dichas zonas las tiendas, materiales y vehículos de época. Las tiendas modernas deberán instalarse en el camping del pueblo y los vehículos modernos deberán aparcarse en las zonas de parking habilitadas.
Un jurado otorgará diversos premios a la mejor ambientación, vehículos, etc.

Montaje de la exposición de vehículos

12’30
Simulación de batalla “Contra-ataque en el Dnieper”
Como novedad respecto a la primera edición, se desarrollará una batalla con temática del Frente del Este. Esta será de menor envergadura que la del domingo.

14’00
Comida (libre)
La organización proporcionará, a quienes lo deseen, rancho militar caliente. Será necesario anunciarlo a la hora de la inscripción.

de 16’00 a 17’00
“Living History” – simulacro de vida de campamento
Para completar la impresión de los displays, los grupos participantes prepararán actividades de campamento. La presencia en los campamentos será necesaria para todos los participantes.

17,30
Inicio de la Marcha “Camino de Mortain”
Marcha de las columna aliada y alemana en un mismo circuito pero en sentido contrario, produciéndose una pequeña batalla al cruzarse ambos contingentes.

20’30
Concurso de Uniformes del Siglo XX
Podrán presentarse uniformes originales o réplica, del siglo XX, hasta el 1950.

22’00
Cena festiva
Barbacoa. Entrega de premios y obsequios conmemorativos.

23’30
Baile con un grupo de música – abierto al público
Se intentará contar con musica en vivo. De lo contrario, será grabada. Se invitará a la población de Baldellou y de la zona a participar.

24’00
Silencio en la zona de campamentos
Los bares permanecerán abiertos hasta las 2’00.
A partir de las 21’00 sólo se podrá acceder a la zona de campamentos con la correspondiente acreditación

Domingo, 11 de mayo

10’00
Reanudación de las actividades
(Bolsa de militaria, exposiciones,etc.)


de 10’30 a 11’30
“Living History” – simulacro de vida de campamento

12’00
Simulación de Batalla Urbana “Mortain 1944”
Participación de todos los grupos y asociaciones
Utilización de armas de fogueo
Filmación de un cortometraje
Los grupos se alinearán en el bando correspondiente (aliado – alemán). Previamente se habrá estudiado el guión de la batalla.
La participación será estrictamente para miembros de grupos debidamente acreditados.
Todas las armas utilizadas deberán tener los papeles necesarios.

13’00
Gran Parada de participantes y vehículos
Entrega de los premios a los ganadores de los concursos

13’30
Comida de campamento
Se repartirán raciones de combate del Ejército Español

14’30
Desmontaje de displays y campamentos
No se permitirá el desmontaje y el acceso de vehículos actuales hasta la hora marcada.



Servicios

- Zonas habilitadas para el montaje de campamentos – aliado y alemán- con espacios asignados a los distintos grupos (es necesario concretar con antelación las dimensiones requeridas).
Posibilidad de pre-ordenar la excavación de pozos de tirador, trincheras, etc.
La zona de campamentos dispondrá de aljibe de agua así como de una toma de agua. WC químico. También se dispondran unos puntos de iluminación en el campamento.
En el pueblo se dispondrá de duchas y lavabos, exclusivos para los participantes, debidamente señalizados.

- Posibilidad de alojamiento para 50 personas en el albergue del pueblo, en habitaciones dobles o colectivas.

- Posibilidad de acampada en el camping municipal. Bar, restaurante, servicios, agua caliente.

- Servicio de restauración en el albergue, el camping y el bar del pueblo.

- Posibilidad de aparcamiento cubierto y cerrado para los vehículos históricos

Fuente de la información: http://www.accuh.com/modules/newbb/viewtopic.php?topic_id=1799&forum=15
En línea
Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11987
Re: Baldellou 2008
« Respuesta #1 en: Septiembre 13, 2008, 19:19:38 pm »

Interesante cronica del evento

El desembarco de baldellou

Suenan hits de los 40, canciones de Bing Crosby y Doris Day. Alegres musiquillas bávaras. Aliados y alemanes corren por el barro para guarecerse del diluvio. El ondulante terreno del pueblecito oscense de Baldellou recuerda a Normandía. Suaves colinas, muretes de piedras, verdísima yerba, bosquecillos... El fin de semana pasado llovió allí como durante la operación del desembarco, el 6 de junio de 1944: fueron 4.000 barcos, miles de pequeños navíos y 11.000 aviones descargando en las cinco playas con nombre en clave -Omaha, Utah, Sword, Gold y Juno- un enorme contingente de soldados destinados a liberar la Francia ocupada. A escala mucho más pequeña, Baldellou fue tomada el domingo por 150 hombres con uniformes de la II Guerra Mundial.
Son los 'reenactors', poco conocidos aquí ya que España justo empieza a acoger un fenómeno que nació en Europa en los 70: el 'reenactment', recreación de conflictos como éste, nuestra Guerra Civil, la de Secesión estadounidense, las contiendas napoleónicas... y también legiones romanas, caballeros medievales, el Oeste americano... Dicen los que sucumben a este original y caro hobbie que les arrebatan la historia y los filmes bélicos. Y, vaya, es cierto que esto es como un rodaje.
La última media hora de 'Salvar al soldado Ryan' está llena de 'reenactors' haciendo de alemanes de la XII Panzer Division; son los británicos del Second Battle Group, que tenían pensado estar en Baldellou, aunque al final no pudo ser. Uno de sus tanques exhibe aún una rotura de recuerdo por un explosivo mal colocado en una secuencia. Pero no son los únicos; muchos cineastas abaratan costes gracias a ellos: perfectamente equipados y con vehículos originales desempeñan su papel a la perfección: gestos, saludos, la forma de desfilar... Todo.

SÁBADO BAJO EL AGUACERO

El coche llega a Baldellou bajo el aguacero y es desviado hacia una explanada por un soldado alemán que bloquea la carretera. El efecto resulta transportador en el tiempo. La lluvia descarga sobre las tiendas instaladas en una campa embarrada y sacudida por el viento. Ha deslucido el encuentro en esta zona azotada por la sequía. En un hangar-granero, alemanes y aliados esperan que escampe. Un mercadillo ofrece uniformes -la mayoría, réplicas-, máscaras antigás, teléfonos de campaña, porcelana, armas... Habrá que tener conocimientos suficientes para distinguir las piezas originales de las que no lo son. Un traje de verdad cuesta entre 1.000 y 3.000 euros, mientras que uno fabricado en China sale por 300, más 80 del casco.
Los participantes vienen sobre todo de Cataluña, Aragón y Madrid. Los polacos, jóvenes de ojos azules y rostro pálido e inexpresivo, parecen sacados del NO-DO. También hay vascos, perfectos como paracaidistas alemanes. Fueron los únicos españoles -junto con La Nueve del bando aliado- invitados el pasado año a Normandía para celebrar el desembarco. Cuenta Jaime, fundador del grupo, que un anciano quedó «maravillado» al verles: «No podía hablar de la emoción y pidió probarse una de nuestras chaquetas, que señalaba con interés. Y, de repente, ¡nos enseñó una foto donde se le veía de joven con el mismo uniforme! Era un veterano». Jaime y los suyos visten réplicas exactas -las piezas auténticas son para grandes ocasiones- que les hacen en China con sus indicaciones: chaqueta gris con medallas colgadas bajo el bolsillo y pantalón verde de lana, camisa azul... Jaime lleva un auténtico reloj de soldado alemán; en la parte de atrás, el metal lleva grabadas las siglas DH y un número de serie (350 euros sin correa).
 
IDEOLOGÍAS APARTE

Los vascos acaban de restaurar una BMW R75 con sidecar que compraron a un coleccionista que la había traído de Lituania; ahora podría valer unos 6.000 euros. Jaime enseña un portamapas auténtico con una carta de un suboficial alemán que, destinado en Polonia, dirige cariñoso a su mujer. Este 'reenactor' de Sopelana se inició como muchos, pintando soldaditos: «Empiezas a leer, a entender, y te dices que eso a pequeña escala lo puedes hacer en grande». ¿Por qué paracaidistas alemanes (diablos verdes)? «Me compré un casco de paraca y ya fui a por más piezas». Luego puso un anuncio para formar grupo. Así contacto con Jesús. El cartel decía: 'Si quieres hacer reconstrucción sin ideología y de paracaidista alemán, llama'.
Prefieren no aparecer con sus caras: «En Euskadi lo de ir de alemanes no se entiende, nos dicen que si somos nazis. Si fuéramos aliados sería diferente. Pero esto no tiene nada que ver, la ideología se deja fuera». Es por esto que en España lo de los 'reenactors' cuesta. «Más difícil aún es ir de falangista, la cosa está muy reciente». Aun así, el 1 de junio se escenificará una batalla del Frente de Aragón en Torre de Arcas (Teruel). «En Europa lo entienden. Saben que hay que conocer el pasado para no repetir la historia. Y necesitamos dos bandos. Aunque en Francia has de taparte la esvástica. Y en Alemania están prohibidos estos actos», comenta Jacobo.
El madrileño Antonio Rodríguez, embutido en un traje de las SS, explica desde la trinchera que esto «no hay que sacarlo de lugar. Es puro divertimento. Voy de las SS porque mis amigos eligieron este grupo. Igual mañana somos aliados». Entre 'reenactors' no hay problema con el cambio de bando.

GUDARIS Y VAQUEROS
 
Jaime y los suyos están inmersos en otra aventura, crear un grupo de gudaris: «Hemos pedido al Museo del Nacionalismo documentación sobre la ikurriña y buscamos correajes para los uniformes». A alguno le costará entender tal apasionamiento bélico: «Somos los que más en contra estamos de la guerra. Hemos leído mucho y sabemos bien lo que supone», dice Jesús.
Cinco (catalanes) americanos de las OSS -el primer servicio secreto, antecesor de la CIA- son los únicos con pelo largo y barba, permitidos por su carácter especial. Pero escoger una unidad así tiene su misterio: «Es que nosotros somos, además, 'reenactors' del Oeste», confiesa Joan Antoni Delforn con su pinta de Buffalo Bill, junto a su hijo Alex de 17 años. Jaume Bordas se ha traido al suyo, Jordi, y al amigo Jofre Trubat. Un buen hobbie intergeneracional.
Con los diablos verdes vascos están los rojos, paracaidistas británicos catalanes como Joan Cuixart, asesor fiscal de 69 años que lleva tres décadas recuperando uniformes auténticos de 1909 a 1973. Se exhiben en el Museo Militar de Montjuic: «Me encanta rebuscar en mercadillos, rastros... Compré una chaqueta escocesa de 1913 a la que sólo le quedaba un botón de los 22 que llevaba. Tardé dos años en completar la botonadura. Uno a uno».

Y SALIÓ EL SOL EN MORTAIN

Este año, el segundo que Baldellou acoge este evento, la batalla recreada es la de Mortain, librada entre el 6 y el 11 de agosto de 1944: los aliados avanzaban hacia los puertos de Bretaña; los soldados de Hitler contratacaron y tomaron Mortain, pero fueron detenidos. La elección no tiene mayor relevancia que la de alternar el protagonismo de los bandos. Organizar esta cita cuesta unos 12.000 euros, la mitad para traer los vehículos pesados, en este caso seis, desde Madrid: dos camiones semioruga, uno alemán y otro aliado -como los que usa el ejército israelí; éste es auténtico y puede costar 25.000 euros-; dos camiones y dos cañones, uno antiaéreo a pleno funcionamiento y otro anticarro. Seis jeeps y tres motos con sidecar.
Y el domingo amaneció soleado. En la zona de campamentos suena de nuevo Bing Crosby. El paseo permite contemplar campos de minas, trincheras con sacos de arena, carteles de carretera, alambradas, redes de camuflaje, jeeps Willis, los semiorugas, ametralladoras, fusiles de asalto, Lugers, Walthers P-38, Colts 1911... El coleccionista de coches antiguos Javier Martínez está reconstruyendo un jeep de los que estuvieron en el desembarco de Normandía. Pieza a pieza. Así funciona esto. Un grupo de alemanes pasa revista; se oyen gritos de 'Achtung! Still gestanden! (atención, firmes)'. Tienen hasta una botella de tinto Saint Etienne de 1939.

LA PELÍCULA... ¡ACCIÓN!
 
Las campanas de la iglesia dan las doce. El organizador, Albert Sangenis, termina de dar órdenes por el walkie-talkie. Los viejos miran desde las ventanas. De pronto, suenan tiros y aparecen las motos con sidecar. Los alemanes atacan por dos frentes, unos llegan en camión por delante del pueblo, el resto por detrás. Ganan posiciones. La refriega se encona en la calle de Abajo, ante de una casa construida en 1936. En la plaza de Nuestra Señora de la Asunción caen los primeros soldados. «El mejor 'reenactor' es el que muere. Hay auténticos especialistas en elegir el modo y el momento. Aunque siempre está el típico 'inmortal' que no cae ni a tiros...», dice Albert. La gente persigue a los soldados entre el ruido y el humo y llena sus bolsillos con los casquillos. Se tapan los oídos. Ríen. «¡Genial!», salta una chica. «Menos mal que es de mentira, que si no daría un miedo que te cagas», dice otra.
Sebastián Tomás Gabá tiene 63 años: «Esto le viene bien al pueblo, es bonito. ¿Vestirme yo así? Quita, que sufrí 18 meses de mili en Zaragoza». En la plaza Mayor ya hay prisioneros, de rodillas y manos detrás de la cabeza; el estruendo de los balazos rebota en los montes, los alemanes van ganando y... Se acabó. Salva final. La gente lanza tres hurras por los 'reenactors' y éstos aplauden al pueblo. Se encontrarán aquí el año que viene, aunque antes se verán las caras en noviembre en Castellón. Como dejó escrito en la página de la Asociación Catalana de Coleccionismo de Uniformes Históricos (ACCUH) uno de los participantes: «Por mucho frío y viento, no hay nada comparable a hacer lo que me gusta con otros cien compañeros. Notar la lluvia resbalando por el casco mientras marchas por un camino lleno de barro te hace estar algo más cerca de lo que debieron sentir aquellos soldados».
Porque detrás de tanta diversión, tantos hurras y salvas, hay que recordar a los que nunca la han vivido que la guerra es como la contó Dalton Trumbo en 'Johnny cogió su fusil'. O como lo hizo el alsaciano Guy Sajer, que luchó con el ejército alemán, en su autobiografía 'El soldado olvidado': «Gritos de terror profundo salían de nuestras gargantas (...). El aire a nuestro alrededor estaba lleno de polvo que volaba, mezclado con fragmentos de metal y fuego. Kraus y uno de los recién llegados fueron sepultados por un deslizamiento de tierras antes de que supieran qué les había ocurrido. (...) Empecé a aullar como un loco. Hals presionaba su cabeza sucia contra la mía, y nuestros cascos chocaban juntos por las sacudidas como dos latas de comida. La cara de Hals estaba transfigurada por el terror. Esto es... el... final».

http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/20080518/sociedad/desembarco-baldellou-20080518.html
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/