• Diciembre 15, 2017, 10:26:13 am
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Autor Tema: Wargames  (Leído 3159 veces)

jagdpanzer

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1803
  • Ultima Ratio Regum
Wargames
« en: Junio 23, 2012, 17:23:47 pm »

Coloco este post aquí ya que en cierta manera los wargames son recreaciones históricas, sin vestirse y equiparse, pero dirijiendo y aniquilando ejércitos, en una simulación táctica u operacional de un periodo o batalla histórica.
El wargame como tal surgió allá por 1803, cuando el ejército prusiano usaba como prácticas para sus oficiales,un tablero representando el terreno, varias fichas o listones representando tanto a unidades amigas como enemigas, y tiradas de dados para representar elementos al azar (efectividad del tiro, moral...). Tras esto y con los años varios ejércitos usaron estos "juegos" para adiestrar a sus oficiales.
Poco antes de 1900 apareció el primer wargame para uso civil, diseñado en Oxford, y tratando el tema de batallas navales.
Hoy dia hay una amplia gama de wargames que cubren todas las guerras y bastantes batallas de la historia, pudiendo distinguir dos grandes clases : aquellos que se juegan con fichas de cartón sobre tableros hexagonados o aquellos que se juegan "en 3D", con miniaturas acordes a la batalla que se representa o se juega. El mundo del wargame es amplisimo y con muchas variantes, y como yo no estoy muy puesto en ello...no escribiré mas :)

Primero os pongo un artículo de Pérez Reverte, que creo que capta en algunos aspectos la manera de ser de de algunos de los que se ponen frente a un ejército de cartón o de plomo :

Hay un brillo inquietante en sus ojos cuando acuden cada sábado a la cita. Llegan uno tras otro, casi furtivamente, con sus cajas y reglamentos bajo el brazo, como los miembros de una cofradía clandestina, dispuestos a poner patas arriba la Historia. Algunos son tipos tímidos, solitarios. En apariencia, incapaces de matar una mosca.

Pero fíate y no corras. Bajo su aspecto gris ocultan un corazón de tigre, y cada fin de semana deciden sobre la vida y la muerte de miles de seres humanos. Saben de heroísmo, y de coraje; y de encajar impávidos los azares del destino y de la guerra, tal vez más que muchos de esos militares de verdad que a veces se cruzan por la calle, con su uniforme y sus medallas que a ellos les hacen sonreír disimulada, esquinadamente, con mueca de viejos veteranos.

Los jugadores de los llamados wargames o juegos de guerra de salón nada tienen que ver con el militarismo, o las ideologías. Del mismo modo que unos juegan al tenis, otros al póker, y otros a la herencia de Tía Ágata, los aficionados al asunto, que es una especie de ajedrez pero a lo bestia, reproducen sobre tableros, con las fichas apropiadas, situaciones estratégicas o tácticas de la Historia; y basándose en complicados reglamentos, intentan darle las suyas y las de un bombero a Rommel, por ejemplo, en El Alamein; o compartir gloria con Napoleón en Austerlitz; o dar la vuelta a la tortilla haciéndole la puñeta a Aníbal en Tresino, Trebia, Trasimeno y Cannas. La forma usual es un terreno reproducido en detalle sobre grandes tableros, y allí, con piezas, soldaditos de plomo o fichas adecuadas, se desarrollan los acontecimientos históricos y sus variantes, en largas operaciones de un realismo asombroso que llegan a durar horas, e incluso días.

Como masones, los adictos al género intercambian informaciones, reglamentos, experiencias. Hay especialidades, por supuesto: artistas del combate táctico a nivel de pelotón, capaces de batirse casa por casa durante días en los alrededores de la fábrica de tractores de Stalingrado, y genios de la logística que llevan tercios a Flandes por el camino español de la Valtelina entre las diez de la mañana y las ocho de la tarde de un mismo día. A algunos les gusta reunirse en grupos, haciéndose cargo cada uno de un bando, o un cuerpo de ejército, o de una simple unidad de infantería; y otros prefieren habérselas de tú a tú con el tablero, o con la pantalla del ordenador, que facilita el juego a solateras. En cuanto a sexo, predomina el masculino; aunque no faltan excepciones, como la novia de mi amigo Miguel -el hombre que más cargas de caballería ha ordenado en la historia de la Humanidad- , que es una moza dulce y apacible hasta que el fin de semana, ante el tablero, se convierte en una despiadada y lúcida táctica, capaz de cañonearse peñol a peñol con el Victory, o putear al general Dupont en Despeñaperros hasta que el maldito gabacho pide cuartel y misericordia.
Son la leche. Cuando los ves descargar adrenalina en sus excitantes aventuras finisemanales, compruebas asombrado cómo se transforman ante el tablero para compensar otra vida a menudo monótona, tal vez insustancial. De pronto, inclinados sobre los hexágonos del mapa, considerando los factores de movimiento entre Washington y Gettysburg o la potencia de fuego de una división Panzer en los campos embarrados de Smolensko, les aflora toda la seguridad, toda la pasión, todas las cualidades buenas o malas reprimidas en el día a día: abnegación, buen juicio, crueldad, rapidez, egoísmo, iniciativa, sacrificio. Y comprendes que resulta imposible saber lo que cada ser humano, incluso el de apariencia más torpe, bondadosa, malvada o gris, atesora en su corazón o su cabeza.

Y además, comprendo el placer personal intenso, fascinante, de hacerle trampas a la Historia. De romperle los cuernos a Bismarck en Sedán, o destrozar los cuadros escoceses en Waterloo. O volver a la oficina el lunes por la mañana y dirigirle al imbécil de tu jefe una sonrisa enigmática que él nunca entenderá, ignorante del momento de gloria infinita que viviste a las tres de la madrugada de ayer, cuando, tras doce horas de combate, encendiste con mano temblorosa un cigarrillo para contemplar desde el alcázar del Santísima Trinidad, entre los mástiles derribados y los pasamanos hechos astillas, como ardía la escuadra inglesa frente al cabo Trafalgar.

Arturo Pérez Reverte, El Semanal, 1996

Aquí os pongo un juego de los del tipo hexagonal...los hay muchísimo mas buenos y con mejor apariencia (puedo asegurar que algunos aunque no seas jugador, entran por el ojo...), pero este es el que he desplegado esta mañana así que... ya le tocará el turno al de Krasny Bor  :-*
"El cierre de la bolsa de Mérida", aparecido en la revista Alea. Trata parte del sector este de la bolsa de la Serena, creo que el mapa está inspirado en los aparecidos en las monografías de Bande, aun tengo que leer el episodio de la bolsa en la monografía, así que ya de camino me ire enterando de si las cosas están donde deberían estar y son las que deberían ser en este juego...
Fichas del juego representando varias Divisiones nacionales :

Todas las fichas del juego, nacionales arriba y republicanos abajo

Tablero de juego con el primer turno desplegado

Otra vista del tablero en que se ve que hay más unidades de las que parece en la foto anterior..


Luego están los que se juegan con figuras, seguramente sean más estéticos a ojos de alguien que no juege...pero...cada tipo de juego tiene su encanto :) En estos juegos dado que la cantidad de figuras es grande y por lo general son de escalas pequeñas (6mm, 10mm,15mm..) no se suele prestar mucha atencion a la pintura de la miniatura, si no del conjunto en sí... Os pongo un par de ejemplos de lo último que he hecho (lo demás está guardadito en una caja :( A parte...la base de bosque aun no está terminada...)
« última modificación: Junio 23, 2012, 17:40:27 pm por jagdpanzer »
En línea

mauser 98k

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3920
  • Pedazo de lote......
Re:Wargames
« Respuesta #1 en: Junio 23, 2012, 17:30:14 pm »

joer, como te lo has currao.....Y por cierto mira de vez en cuando los mp´s.... 8D 8D 8D :} :} :}
En línea

Soldado Raso

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 987
Re:Wargames
« Respuesta #2 en: Junio 23, 2012, 19:31:42 pm »

Yo sí soy muy de wargames, aunque informáticos y no de mesa, porque suelo jugar solo. Desde los primeros que conocí allá por los 90 hasta hoy en día (literalmente hace menos de 2 horas), suelo jugar bastante. La verdad es que la Inteligencia Artificial de los nuevos ha mejorado mucho, cosa que hace que no te aburras tan fácilmente.

En cualquier caso, los últimos para mi gusto están "degenerando", primando más lo visual que lo estratégico. Yo soy más de Panzer General, Sudden Strike, etc. que permiten algo de estrategia y todo, sobre todo el segundo. Hay otros, que son mucho más estrategicos como Iron Cross, que son una maravilla de la estrategia, pero muy complejos.



En línea
Sólo me fío de las estadísticas que he manipulado.
Winston Churchill

lancelotsoyyo

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 5337
  • Vive lo que sueñas!!
Re:Wargames
« Respuesta #3 en: Junio 23, 2012, 19:35:51 pm »

Esa es la cuestión... un juego sencillo y que permita mucha estrategias y decorados. Los hay que son un lío de teclado y ratón... yo también pasaba mis ratos jugando al panzers...  :} :}
En línea
http://www.todocoleccion.net/lancelotsoyyo_vendedorTC
"Todo aquel que tiene una razón para vivir puede soportar cualquier forma de hacerlo"
Friedrich Nietzsche
http://tumilitaria.com/

jagdpanzer

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1803
  • Ultima Ratio Regum
Re:Wargames
« Respuesta #4 en: Junio 23, 2012, 20:00:34 pm »

Yo suelo jugar solo tambien, pero aun así siempre me gusta darle una partidilla a alguno de mesa, que me gusta mas la impresion y tengo una vision mas de conjunto, aunque juego y he jugado mas juegos de ordenador que de mesa, ahora mismo estoy con el Commander : Europe at War, que segun he leido no es complicado, que luego hay algunos por ahí...
Otros que tengo instalados y son gratuitos (y que tampoco prima la estétita al juego en sí como bien dices Soldado Raso) son el WINSPWW2 y el WINSPMBT, descendientes del Steel Panthers, y que entre los dos abarcan conflictos desde algo antes de la primera guerra mundial hasta la actualidad, y lo mejor...descargables ambos por la red :


En cuanto a los de mesa, aquí pongo una curiosidad...los denominados Monsters, y son juegos con mapas tan extensos, que poca gente llega a jugarlos, y mucho menos a terminarlos...pero impresionan...
Este es parte de uno de ellos, que juntándolo con otros de la misma serie, creo recordar que el tablero es el triple de grande...


Yo soy mayormente de tácticos (cada ficha representa compañías como mucho, pelotones o escuadras normalmente), aunque tambien le de a algun operacional...
Éste es el que quiero pillar con la extra...un táctico gigante sobre Krasny Bor :


En línea