• Mayo 27, 2017, 23:08:33 pm
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Autor Tema: SGM en Yugoslavia  (Leído 16399 veces)

hans

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 813
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #15 en: Diciembre 04, 2013, 21:27:58 pm »

Muy interesante el enlace.

Aquí en España, la mayoría de la gente asimila a Chetniks con comunistas, hay mucha confusión con quienes no conocen el tema. Yo los veo como patriotas que no querían el comunismo para su país, pero tampoco el dominio alemán. Fueron sensatos a mi modo de ver con sus ideas. Luego la guerra es la guerra y en todos los bandos cuecen habas.
En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #16 en: Diciembre 08, 2013, 12:01:41 pm »

Muy interesante el enlace.

Aquí en España, la mayoría de la gente asimila a Chetniks con comunistas, hay mucha confusión con quienes no conocen el tema. Yo los veo como patriotas que no querían el comunismo para su país, pero tampoco el dominio alemán. Fueron sensatos a mi modo de ver con sus ideas. Luego la guerra es la guerra y en todos los bandos cuecen habas.

Eso es normal, porque no somos algun país importante en el mundo. Pero, creo que tenemos la historia interesante.

Operación Kugelblitz


La Operación Kugelblitz (en alemán centella), también conocida como Sexta Ofensiva Antipartisana (en serbocroata Šesta neprijateljska ofanziva) en la historiografía yugoslava, fue una de las principales ofensivas de contrainsurgencia llevadas a cabo por las fuerzas de ocupación alemanas en los Balcanes durante la Segunda Guerra Mundial.


Los partisanos en el ataque.

Fue llevada a cabo entre finales de 1943 y principios de 1944, y con ella el alto mando alemán trató de eliminar la resistencia de las fuerzas partisanas de Josip Broz Tito en el este de Bosnia, a través del cerco y destrucción del Segundo y Tercer Cuerpo de Partisanos que operaban en la zona. La operación fue seguida inmediatamente por la Operación Schneesturm (ventisca), que trató de capitalizar el éxito inicial de la Operación Kugelblitz.

Las fuerzas alemanas lograron infligir severas pérdidas en algunas unidades, además de conquistar las ciudades y las comunicaciones de la zona, pero fracasaron en el intento de aniquilar los destacamentos partisanos. Por lo tanto, su éxito fue relativo, ya que los partisanos lograron rehacerse y retornaron a la lucha. Durante la batalla, 3700 combatientes partisanos perdieron la vida. Además, Tito se vio forzado a abandonar su cuartel general en Jajce para establecerse en Drvar, en los Alpes Dináricos.

Inicio
La operación fue diseñada tras la caída de Benito Mussolini, lo que forzó la retirada de Italia del lado del Eje. Así, las fuerzas que la debían llevar a cabo las operaciones eran unidades alemanas con apoyo de sus aliados del Estado Independiente de Croacia (a quien, de iure, pertenecían los territorios en los que se desarrolló) y el Reino de Bulgaria. Se desarrolló principalmente en dos frentes: el este de Bosnia (donde se hallaba el 3.º Cuerpo de Partisanos con la 2.ª, 5.ª, 17.ª y 27.ª divisiones)3 y el norte de Montenegro y el Sandžak (donde actuaba el 2.º Cuerpo de Asalto del NOVJ).


Una columna de los partisanos en la nieve.

La primera parte de la operación, iniciada el 4 de diciembre de 1943 le fue asignada al V SS Cuerpo de Montaña del 2.º Ejército Panzer. El objetivo de esta operación era destruir las unidades partisanas en el este de Bosnia, en las proximidades de Sarajevo, Srebrenica, Vlasenica, Gacko, Višegrad y Nevesinje. Pero el plan era demasiado ambicioso. Las tropas alemanas encargadas de la misión debieron cubrir un área demasiado grande. El grueso de la fuerza partisana logró escapar gracias a la compleja orografía de la zona y su conocimiento del terreno. Sin embargo, el costo en vidas humanas fue muy alto.

El plan consistía en rodear a las tropas partisanas en una amplia extensión y cerrar el cerco tanto como fuera posible para destruirlos. Esta fue una táctica que los alemanes habían usado otras veces en el pasado , aunque por lo general sin éxito, como ocurrió en esta ocasión. Tan pronto como los partisanos comprobaron la táctica enemiga, Tito emitió órdenes a sus tropas de expandirse y trasladarse a los flancos y la retaguardia de las fuerzas alemanas para evitar un ataque frontal. La maniobra resultó un éxito.

Operación Schneesturm
La segunda parte de la operación, en clave Operación Schneesturm, incluía dos acciones ofensivas en Bosnia. Una se llevó a cabo hacia el oeste y la costa adriática. La otra se dirigió al valle del río Krijava, al norte de Sarajevo.  Si bien esta operación terminó a fines de diciembre y los partisanos mantuvieron el grueso de sus fuerzas, el costo humano fue también muy alto: sufrieron unas 2.000 bajas adicionales. No obstante, la mayoría de las unidades partisanas mantuvieron su cohesión. El ejército de Tito era ya considerado como una fuerza de combate efectiva.


Atrillería partisana.

Tercera fase
La Operación Herbstgewitter fue la última de las tres operaciones, y consistió en la limpieza de la isla de Korčula, en la costa dálmata. Korčula constituía una parada ideal para llevar suministros por mar a Yugoslavia desde Italia. Una vez más, el ejército partisano resultó dañado pero no derrotado. Tito perdió otros 1000 hombres.

Consecuencias
Adaptando sus tácticas de batalla a las de los partisanos, las fuerzas alemanas lograron infligir grandes pérdidas a la 2.ª y 5.ª División Proletaria. En las dos semanas que duró la operación, los alemanes fueron capaces de conquistar un importante territorio entre Tuzla, Sarajevo y Sjenica.  Sin embargo, estas ganancias fueron significativamente temporales.  Las unidades partisanas habían adquirido experiencia en el combate y las tácticas, y a pesar de las bajas lograron reorganizarse. Meses después, lograron recuperar Foča, Čajniče, Goražde, Kalinovik y Miljevina, estableciendo un amplio territorio liberado.


En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #17 en: Diciembre 08, 2013, 12:22:11 pm »

Una característica de la guerra en Yugoslavia fue la participación masiva de los niños  y las mujeres (sobre 100.000) como combatientes.



















En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #18 en: Diciembre 10, 2013, 00:06:00 am »

El 29 de noviembre de 1943, durante la Sexta Ofensiva Antipartisana, se celebró en Jajce el segundo congreso del AVNOJ. (Consejo Antifascista de Liberación Nacional de Yugoslavia)

Asistieron 142 delegados y el oficial de enlace británico William Deakin, como representante de la misión militar británica.  Tito declaró que había llegado el momento en que en AVNOJ se convirtiese en el parlamento yugoslavo y que se formase un "Comité Nacional de Liberación de Yugoslavia" como gobierno del país. Tras agradecer la ayuda británica, estadounidense y soviética (esta última casi nula) indicó los planes que se estaban llevando a cabo para la llegada de enlaces soviéticos, para unirse a los ya presentes británicos y norteamericanos. Acabó su discurso con un llamamiento a favor de una Yugoslavia libre y verdaderamente democrática.

Un nuevo gobierno de 17 miembros tomó oficialmente las riendas del gobierno, retirándose el reconocimiento del gobierno en el exilio. Tito quedaba como primer ministro y ministro de Defensa del nuevo gobierno. Se decretó que el rey Petar II no podría regresar al país hasta que el pueblo eligiese si deseaba mantener la monarquía.  Tito fue ascendido a mariscal.


Tito en el congreso.

En la misma sesión el AVNOJ solició al gobierno estadounidense el acceso a las reservas de oro yugoslavas, hasta entonces a disposición del gobierno exiliado. Esta sesión tuvo lugar a la vez que la Conferencia de Teherán, donde las tres potencias Aliadas debatieron, entre otros temas, el futuro de Yugoslavia.


Panoramio de Jajce.
En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #19 en: Diciembre 13, 2013, 21:41:58 pm »

En muchos lugares las fuerzas de EJE y miembros de formaciones militares de pueblos yugoslavos cometieron muchos crímenes graves contra los civiles. Entre 1939 y 1945 Europa era un infierno y Yugoslavia era un infierno más terrible dentro de este infierno. Las cifras de civiles matados fueron enormes y las formas de ejecución fueron brutales.


Mapa de campos de concentración en el territorio de Yugoslavia. Campos más grandes fueron Staro Sajmiste (40.000 victimas), Banjica (30.000  víctimas, en total 250.000 detenidos), Jasenovac (existen distintas estimaciones del número de víctimas, entre 90.000 y 700.000).















Imágenes desde los campos de concentración de Estado Independiente de Croacia.
« última modificación: Abril 30, 2015, 19:18:48 pm por orao »
En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #20 en: Diciembre 13, 2013, 22:05:40 pm »

Ejecuciones de civiles por parte de las fuerzas de EJE.

Kragujevac, octubre de 1941, 2800 matados.






Kraljevo, octubre de 1941, 3500 matados.


Belgrado, Las horcas en el centro de la ciudad.




Fascistas hungaros y sus víctimas.




Jajinci, Belgrado, 80000 matados.


Pančevo 1941.


Fascistas albaneses.


Civiles matados en Montenegro por parte de fascistas italianos.
« última modificación: Diciembre 13, 2013, 22:48:40 pm por orao »
En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #21 en: Diciembre 13, 2013, 22:20:30 pm »

Después de SGM el número oficial de víctimas fue 1.700.000, pero luego este número fue marcado como exagerado. Como las cifras más exactas se toman dos cifras en investigaciones de dos historiadores, historiador serbio Kočović y historiador croata Žerjavić desde años 80. 

Nacionalidad   Kočović (1985)  Žerjavić (1989)

Serbios           487.000          530.000
Montenegrinos   50.000          20.000
Croatas           207.000          192.000
Musulmanes           86.000          103.000
Eslovenios           32.000          42.000
Macedonios   7.000          6.000
Judios, Gitanos   145.000          134.000
                   1.014.000          1.027.000

En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #22 en: Diciembre 13, 2013, 23:16:33 pm »

Crimenes de chetniks serbios contra croatas, musulmanes y comunistas. Ojo por ojo, diente por diente.







En línea

hans

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 813
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #23 en: Diciembre 14, 2013, 19:32:26 pm »

Estas duras imágenes ocurren hoy mismo, en Siria. A quién le guste el morbo de ver en vivo como cortan la cabeza a seres humanos que lo vea por internet. ¿Quién dijo que lo ocurrido en la SGM no volvería a ocurrir?  :(
En línea

lancelotsoyyo

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 5303
  • Vive lo que sueñas!!
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #24 en: Diciembre 14, 2013, 19:39:15 pm »

No gracias, viendo las fotos se me han revuelto hasta las tripas....
En línea
http://www.todocoleccion.net/lancelotsoyyo_vendedorTC
"Todo aquel que tiene una razón para vivir puede soportar cualquier forma de hacerlo"
Friedrich Nietzsche
http://tumilitaria.com/

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #25 en: Diciembre 15, 2013, 10:56:03 am »

Estas duras imágenes ocurren hoy mismo, en Siria. A quién le guste el morbo de ver en vivo como cortan la cabeza a seres humanos que lo vea por internet. ¿Quién dijo que lo ocurrido en la SGM no volvería a ocurrir?  :(

Tuvimos hace solo dos décadas en ex Yugoslavia la repetición de estos horrores. Homo homini lupus est.

La división partisana “Garibaldi” era una división compuesta por soldados italianos. Cuando Italia firmo la capitulación en el septiembre de 1943 en este momento en Yugoslavia fueron algunas divisiones italianas. La mayoría de soldados italianos fue capturada por parte de alemanes, pero una parte de estos soldados no quiso dejar las armas. Sobre 5000 soldados italianos unirse a los partisanos yugoslavos. En Berane, un lugar en Montenegro en el día 10 de octubre de 1943 fue formado la división “Garibaldi”. Sobre 2000 soldados italianos fallecieron hasta 1945 en el frente yugoslavo como partisanos italianos. En el marzo de 1945 la división fue transferida a Italia, a la isla Sicilia.






En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #26 en: Diciembre 23, 2013, 18:28:19 pm »

La Séptima Ofensiva Antipartisana (en serbio: Sedma neprijateljska ofenziva) según la historiografía tradicional yugoslava u Operación Gambito de Caballo (en alemán: Operation Rösselsprung3 ) fue una operación militar alemana del XV Cuerpo de Montaña y de tropas aliadas croatas y chetniks contra el cuartel general de los partisanos yugoslavos ubicado entonces en Drvar en la que se utilizaron tropas aerotransportadas4 y de tierra con el fin acabar con este y de tratar de capturar o eliminar a su comandante, el mariscal Tito. El ataque debía acabar asimismo con las instalaciones de apoyo a los Aliados y sus misiones de enlace en la localidad. Comenzó el 25 de mayo de 1944.

La operación consistió en un asalto de paracaidistas y tropas transportadas por planeadores principalmente del 500º Batallón de Paracaidistas de las SS en conjunción con tropas de tierra que avanzaron cercando Drvar. Al asalto aerotransportado le precedió un duro bombardeo de la Luftwaffe. Las fuerzas que atacaron por tierra incluyeron unidades de las fuerzas armadas croatas del Estado Independiente de Croacia.

La operación resultó un fracaso, ya que Tito, sus principales ayudantes del alto mando partisano y los militares Aliados presentes en la localidad lograron escapar. El fracaso se debió a la mala coordinación de los servicios de espionaje alemanes, que no indicaron la información con la que contaban sobre la situación de Tito y la falta de planes alternativos si no era capturado de inmediato.


Drvar

Antecedentes

Las operaciones «blanca» y «negra» del Eje de principios de 1943 contra los partisanos habían supuesto serios reveses para estos. La rendición italiana en septiembre de 1943 les permitió, sin embargo, duplicar sus efectivos hasta los 200 000 hombres gracias al armamento italiano capturado y ampliar considerablemente el territorio bajo su control.

A finales de noviembre de 1943, se celebró en Jajce el segundo congreso del AVNOJ, en el que Tito se nombró mariscal y primer ministro. Tras la Sexta Ofensiva Antipartisana que le expulsó de Jajce,  estableció su cuartel general en la cercana población de Drvar, en los Alpes Dináricos, abandonando temporalmente su anterior táctica de mantenerse en movimiento, hasta entonces efectiva.  Para entonces el comandante militar alemán de los Balcanes, el mariscal de campo Maximilian von Weichs, admitía: «Tito es nuestro enemigo más peligroso». La Sexta Ofensiva Antipartisana, un conjunto de operaciones para eliminar a la resistencia de ciertas zonas y asegurar el control del ferrocarril balcánico hacia el Sur, sólo tuvo un éxito efímero: las unidades de la guerrilla retomaron pronto las posiciones perdidas. A pesar de sus dieciocho divisiones, de controlar las principales ciudades yugoslavas, de mantener las comunicaciones y la producción de materias primas, el mando militar alemán no podía controlar las zonas rurales, parcialmente en manos de los partisanos.  Lo escabroso de parte del territorio favorecía las acciones de guerrilla de estos. El alto mando partisano había logrado burlar todos los anteriores intentos de captura  y eliminación efectuados por el Eje y la necesidad de retirar tropas para reforzar el frente italiano, en el que los Aliados habían tomado Roma a finales de la primavera (4 de junio de 1944), y Hungría, que en total llevó a la pérdida de seis divisiones en Yugoslavia,  impedía al mando alemán la puesta en marcha de nuevas grandes operaciones militares contra Tito.  Se empezó a sopesar entonces un golpe de mano que paralizase al mando partisano o lograse incluso eliminar a Tito y a sus colaboradores.  La nueva operación, preparada a toda prisa, recibió el nombre de «Operación Gambito de Caballo». Se destinaron unos 16 000 hombres a la operación.

El cuartel general partisano se hallaba en la localidad bosnia de Drvar, parte del títere Estado Independiente de Croacia, que incluía Bosnia-Herzegovina. Antiguo centro industrial menor, con 1500 habitantes antes de la guerra, contaba con tres carreteras de acceso y una línea de ferrocarril.  Tito se encontraba en una cueva, cerca de un kilómetro al norte de la población. El río Uvac corre a lo largo del acantilado donde se halla la cueva, lo que facilitaba su defensa; la línea férrea recorría la cima del acantilado. Un batallón tenía la misión específica de garantizar su seguridad. El alto mando partisano en Drvar lo completaban Aleksandar Ranković, Vladimir Bakarić, Ivan Milutinović, Edvard Kardelj, Svetozar Vukmanović Tempo y Milovan Đilas.

Además del cuartel general partisano, otras diversas organizaciones afines al movimiento se encontraban por entonces establecidas en Drvar o en sus alrededores. Los oficiales de enlace británicos y soviéticos, así como oficiales estadounidenses en diversas misiones, se encontraban alojados en aldeas de las cercanías.  La misión de enlace británica estaba encabezada por Fitzroy MacLean que, sin embargo, estuvo ausente en Londres durante el ataque del Eje;  el hijo del primer ministro británico Winston Churchill, Randolph, formaba parte de ella también.

El plan de operaciones

Tras la recogida de información de los servicios de espionaje, comenzó la planificación de la operación el 6 de mayo, después de la recepción de la orden del comandante del Grupo de Ejércitos F, el mariscal Maximilian von Weichs.  Hitler aprobó los planes de Von Weichs el 21 La orden final la dio el comandante del 2.º Ejército Panzer, el general Lothar Rendulic,  al XV Cuerpo de Montaña el mismo día, lo que dejó únicamente tres días para la preparación del ataque, que comenzó la madrugada del 25.  El general Ernst von Leyser, al mando del XV Cuerpo de Montaña, acuartelado en Knin, quedó como responsable directo de la operación militar.

A grandes rasgos, esta consistía en un bombardeo de las posiciones partisanas de Drvar y alrededores por el mando aéreo de la Luftwaffe en Croacia, seguido de un asalto aerotransportado por paracaidistas del 500º Batallón de las SS al mando del capitán Kurt Rybka y tropas enviadas por planeadores que debían capturar o asesinar a Tito y destruir su centro de mando.  El ataque también debía capturar o eliminar a las misiones de enlace de los Aliados presentes en Drvar. Al tiempo, las unidades del XV Cuerpo de Montaña marcharían sobre Drvar para unirse al batallón de paracaidistas,  y bloquear las posibles rutas de huida. Un avión de reconocimiento fue asignado a la operación para aterrizar en Drvar y trasladar a Tito, vivo o muerto, a territorio bajo control del Eje.


Lothar Rendulić

El 500.º Batallón de Paracaidistas

El SS-Hauptsturmführer Rybka recibió los primeros datos sobre la misión el 20 de mayo y mayores detalles al día siguiente.  Apreciando la imposibilidad de transportar a todo su batallón con los planeadores y aviones disponibles, planteó el traslado en dos vuelos, el primero con 654 hombres que habían de participar en el primer asalto a las 7:00 a.m., y el segundo con 220 más que llegarían cinco horas más tarde. Se le comunicó que el cuartel de Tito se hallaba en el cementerio, al suroeste de Drvar, o en sus cercanías, a más de dos kilómetros de distancia de la ubicación correcta. Este error del espionaje alemán afectó decisivamente en la operación.
El primer grupo de paracaidistas se dividió en 2 grupos, uno que debía capturar la población (subdividido a su vez en otros tres grupos, que recibieron los nombres clave de «rojo» (85 hombres), «verde» (95 hombres) y «azul» (100) con 314 hombres y otro con 354 para otras tareas y que llegaría a la localidad en seis planeadores. Este segundo grupo se dividía en:
•   El «grupo panther» con 110 hombres, encargado de tomar el cuartel general partisano («ciudadela» en el código de la misión) y destruirlo, y que debía aterrizar para ello en el cementerio.
•   El «grupo griefer», con 40 efectivos, que debía eliminar a la misión de enlace británica que se hallaba en Prnjavor, a dos kilómetros al sur de Drvar, camino de Bosansko Grahovo.
•   El «grupo sturmer», con 50 hombres encargados de eliminar a la misión militar soviética entre Drvar y el río Unac.
•   El «grupo brecher», con 50 paracaidistas, que debía acabar con los miembros de la misión de enlace estadounidense, que se encontraba en Trninić Brijeg, a dos kilómetros al sur de Drvar.
•   El «grupo draefganger», con 70 hombres, incluidos algunos de la división Brandenburgo, el teniente Zavadil de la Abwehr y algunos chetniks, que debía tomar el cruce de carreteras al oeste de Drvar y lo que se creía una instalación de comunicaciones cercana.
•   El «grupo beisser», con 20 paracaidistas, que debía tomar una estación de radio al sur de Prnjavor y después colaborar con el «grupo griefer».
La segunda oleada de paracaidistas, con 220 hombres, debía llegar a Drvar al mediodía.
Rybka no tuvo en cuenta posibles errores en la información recibida de los servicios de espionaje y no contempló planes alternativos. Se limitó a indicar que lanzaría una bengala roja cuando necesitase reunir a sus hombres.
El 21 de mayo, el batallón de paracaidistas se trasladó a los aeródromos de Nagy-Betskerek, Zagreb y Banja Luka, disfrazados con uniformes de la Wehrmacht por seguridad.  Las tropas no recibieron instrucciones hasta pocas horas antes del ataque.  Allí se encontraron con los transportes, que incluían los planeadores con capacidad para diez hombres, que los llevarían a su destino. El 24 todos los preparativos estaban listos.


Hombres del 500.º Batallón de Paracaidistas en Serbia, antes de la operación.

La fuerzas terrestres

La misión de las fuerzas de tierra del XV Cuerpo de Montaña era cercar Drvar con nueve columnas agrupadas como sigue:
•   Un regimiento de la 373° división de infantería (formada por legionarios croatas), con el nombre clave de «grupo de combate Willam» debía avanzar hacia el Este con dirección a Drvar desde la aldea de Srb a las 5:00 a.m. Este grupo debía socorrer al batallón de paracaidistas, tomarlo bajo su mando una vez que alcanzase Drvar y continuar el avance hacia Bosanski Petrovac.
•   El 92º Regimiento Motorizado, junto con el Batallón de Reconocimiento 54º y un regimiento de la II Brigada Ligera croata debía avanzar hacia el Sureste desde Bihać, atravesando la aldea de Vrtoče para tomar cuanto antes Bosanski Petrovac, eliminar las unidades partisanas presentes allí y tomar el aeródromo y las instalaciones de suministros de la localidad. Una vez logrado esto, parte de sus efectivos debían marchar hacia Drvar para evitar la huida de los partisanos por la carretera que unía las dos poblaciones y tomar contacto con los paracaidistas.
•   Otro batallón de la 373 División de Infantería debía partir a las 5:00 a.m. de Lapac y marchar al Este a través de Kulen Vakuf para capturar el cruce de carreteras en Vrtoče. Si fuese necesario, marcharía entonces en dirección Noroeste hacia Bihać para asegurar la carretera.
•   Un regimiento de la 7.ª División de Montaña SS Prinz Eugen (SS-Prinz Eugen), junto con un batallón de asalto de granaderos panzer debía dirigirse al Oeste desde Mrkonjić Grad, acabar con la resistencia partisana al este del río Sana y luego cubrir un amplio frente que impidiese la huida de los partisanos por el este de Drvar.
•   Un segundo regimiento de la división SS-Prinz Eugen debía marchar desde Jajce a lo largo del ferrocarril y las carreteras locales atravesando Savici para alcanzar la central eléctrica de Mliniste.
•   El «grupo de combate sturmbattalion» junto con la 202 Compañía de Panzer debía marchar desde Banja Luka hacia Ključ para tomar el puente del río Sana que utilizaban los partisanos.
•   El 105 Batallón de Reconocimiento de las SS con el refuerzo de una compañía de panzer debía marchar desde Livno y tomar las instalaciones de abastos partisanas en el valle del mismo nombre, además de evitar la retirada de los partisanos hacia el Sur, atacando para ello Drvar una vez tomado Bosanski Grahovo.
•   El 369 Batallón de Reconocimiento de la 369 División de Infantería de la Wehrmacht (con personal croata), bajo el mando del 105 Batallón de Reconocimiento de las SS, debía avanzar desde Livno a través del valle de Glamoc y estorbar la retirada partisana hacia el Sureste.
•   El I Regimiento de la División Brandenburgo, junto con tropas auxiliares de irregulares, avanzaría desde Knin hacia Bosanski Grahovo y llevaría a cabo ciertas operaciones contra los partisanos en la zona de Prekaja-Drvar.
En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #27 en: Diciembre 23, 2013, 18:48:14 pm »

La operación

El ataque comenzó a las 5:00 a.m. del 25 de mayo3 con el avance de las fuerzas terrestres desde sus zonas de reunión alrededor del área de operaciones. Alrededor de las 6:35 a.m., cinco escuadrones de bombarderos de la Luftwaffe del mando aéreo de Croacia, que incluían entre otros quince bombarderos Stuka comenzaron a atacar los objetivos en Drvar y Petrovac, después de que cazas comenzasen a recorrer el valle del Uvac atacando a los partisanos. La sorpresa del ataque fue total para los partisanos, que no habían realizado plan alguno para evitarlo u oponerse a él.



El asalto de las tropas aerotransportadas
Los efectivos del batallón de paracaidistas comenzaron a llegar a Drvar a las 7:00 a.m.  transportados en los Junkers Ju 52, alcanzando en general sus posiciones a pesar de la dificultad creada por la poca visibilidad debida al polvo y el humo de los bombardeos previos. Algunos de los 34 planeadores,  sin embargo, se desviaron de sus objetivos: uno aterrizó frente a la cueva de Bastasi, a siete kilómetros de Drvar, mientras que otros lo hicieron en Vrtoče. Los que viajaban en el primero fueron inmediatamente abatidos por el batallón de escolta de Tito que guardaba la cueva y los que lo hacían en los segundos hubieron de abrirse paso a Drvar. A pesar de esto, la primera oleada de paracaidistas se hizo pronto con el control de la ciudad (hacia las 8:45 a.m. ), pero sufrió numerosas bajas. La lucha fue confusa y desorganizada, con los paracaidistas tratando de agruparse mientras los partisanos comenzaban a oponerse espontáneamente a su ataque. Tito, que se hallaba en una cabaña cercana a la cueva, se trasladó a esta cuando comenzaron los combates.
El «grupo panther», con el apoyo del «grupo rojo», tomó el cementerio tras encontrar una resistencia mínima y el capitán Rybka estableció allí su cuartel general. No encontró, sin embargo, rastro alguno del cuartel general partisano, que debía encontrarse allí o en los alrededores según la información que había recibido.  Los grupos encargados de eliminar a británicos y estadounidense tampoco lograron sus objetivos ya que estos se habían trasladado tras observar el reconocimiento aéreo de 22 de mayo.
Parte del «grupo sturmer» aterrizó con sus planeadores en un campo justo al sur de la cueva de Drvar y comenzó a recibir el fuego de los miembros del batallón de escolta que protegían la misma. El «grupo draufganger» tomó el cruce de carreteras como tenía previsto y atacó entonces el supuesto edificio de comunicaciones, que resultó ser la sede del comité central del KPJ, que resistió con brío hasta que el edificio fue destruido con explosivos.
Los grupos «azul» y «verde», que habían aterrizado en la parte oriental de la ciudad  donde se concentraba la mayoría de la población, tuvieron que combatir duramente. Acababa de terminar la conferencia de las juventudes comunistas yugoslavas y muchos de los ochocientos delegados, que se encontraban aún en la ciudad, tomaron las armas y se enfrentaron a los paracaidistas que trataban de acordonar esa parte de la misma.

El primer contraataque partisano
Dos kilómetros más al Este, en la carretera de Mokronoge se encontraba una escuela de oficiales partisana con unos 130 alumnos. Al escuchar los combates provenientes de Drvar, marcharon en esta dirección armados con pistolas y algunos rifles.  Se dividieron en dos grupos: el menor cruzó el Unac y avanzó hacia el Oeste a lo largo del ferrocarril que por el acantilado llevaba a la cueva del cuartel general; el mayor, mientras, recolectaba armamento y munición de los paracaídas alemanes lanzados para sus tropas. Este segundo grupo atacó a los grupos «verde» y «azul» desde Oriente hacia las 8:00 a.m. sufriendo numerosas bajas pero manteniendo la presión sobre el flanco alemán.
Alrededor de las 9:00 a.m. los alemanes habían capturado la mayor parte de Drvar y las tropas comenzaron a realizar un registro casa por casa, con fotografías de Tito,  sometiendo a los civiles que encontraron a un interrogatorio brutal.  Poco después Rybka observó que la resistencia de los partisanos se había concentrado en el norte de la localidad, en los alrededores de la cueva. Lanzó entonces la bengala roja para reunir a sus hombres y preparar el asalto en esa dirección, suponiendo que podrían estar defendiendo el cuartel general que no había logrado encontrar aún.


Capturados miembros de las misiones Aliadas.

El primer asalto de Rybka a la cueva
Alrededor de las 10:30 a.m., Rybka lanzó un ataque frontal a través del Unac, apoyado por el fuego de una ametralladora pesada MG 42, que disparaba contra la cueva e impedía utilizar su boca para entrar o salir.   Los alemanes alcanzaron la base del precipicio, a unos cincuenta metros bajo la cueva, pero solo tras sufrir numerosas bajas y quedarse casi sin agua.

El segundo contraataque partisano
Mientras Rybka reunía sus fuerzas para el asalto, las unidades partisanas cercanas a Drvar se apresuraron a acudir a la ciudad. Tres batallones de la III Brigada Proletaria «Lika» de la I División avanzaron desde el Suroeste. Un batallón atacó las posiciones alemanas en el cementerio mientras que otros dos maniobraron para atacar a los alemanes desde el Oeste. El asalto a la cueva fue rechazado tras duros combates.


Tito y Koča Popović en Drvar.

La huida de Tito
Hacia las 11:15 a.m., después de haberse rechazado el primer ataque de Rybka, Tito huyó de la cueva junto con parte de sus ayudantes que habían logrado reunirse con él. Tras descender por una cuerda desde la entrada de la cueva, siguió una garganta que desembocaba en el Unac. Después de escalar los escarpes al este del río, el grupo se dirigió a la aldea de Potoci, a unos 15 km, el lugar previsto para las evacuaciones ante un posible ataque. Allí se les unieron poco a poco miembros de las misiones Aliadas y grupos de partisanos.

El segundo ataque alemán
Hacia mediodía una segunda oleada de paracaidistas se lanzó en dos grupos al oeste del cementerio. La zona de aterrizaje se hallaba al alcance de los partisanos que se encontraban al oeste de Drvar y sufrieron por ello abundantes bajas. Tras reunir a los supervivientes, Rybka organizó un segundo ataque, pero la presión sobre sus flancos resultó excesiva y aquel volvió a fracasar. Los combates continuaron toda la tarde, con numerosas bajas en ambos bandos.

La retirada al cementerio
Hacia las 2:00 p.m., comenzaron a llegar refuerzos partisanos y se intensificaron los combates, con gran número de bajas por ambas partes y continuos cambios de control de las posiciones principales.  Durante toda la tarde, continuaron los combates, la ciudad quedó incendiada y hubo gran número de víctimas entre los civiles. Poco a poco, los partisanos comenzaron a rechazar a los alemanes hacia la ciudad.
Al atardecer el sucesor de Rybka, evacuado por haber sido herido por una granada, ordenó la retirada de sus fuerzas al cementerio. Parte de estas no logró realizar la maniobra, fue cercada y aniquilada.  Alrededor de las 6:00 p.m., durante la retirada al cementerio, Rybka cayó herido por una granada y fue evacuado más tarde  por el avión que se había destinado a trasladar a Tito en caso de ser capturado.
Hacia las 9:30 p.m., los alemanes habían reforzado su posición en el cementerio, pero se encontraban completamente rodeados y habían sido expulsados de la ciudad.  Durante la noche, la III Brigada Proletaria «Lika» asaltó el cementerio, ayudada por parte de la IX División dálmata.  Hacia las 3:30 a.m. del 26 de mayo, se lanzó el último ataque contra el cementerio, lográndose derribar sus muros en diversos puntos pero no acabar con la resistencia de los paracaidistas. Una hora más tarde, poco antes del amanecer que hubiese puesto en peligro a los asaltantes partisanos de ser atacados desde el aire, estos se retiraron del lugar.


Paracaidistas alemanes en el cementerio.

El avance de las unidades de tierra
Durante todo el 25 de mayo, las tropas de tierra del XV Cuerpo de Montaña no habían logrado avanzar de acuerdo a los planes. Se habían topado con una resistencia inesperada a lo largo de sus líneas de avance por parte de los cuerpos partisanos I, V y VIIII y la falta de comunicaciones adecuadas entre sus diversas unidades había perjudicado también su coordinación de la ofensiva. Los Aliados, además, las sometieron a varios bombardeos.

La retirada partisana
Escoltado por parte de la III Brigada de Krajina, Tito llegó a Potoci, donde se le unió un batallón de la I Brigada Proletaria. Tras fracasar en su intento nocturno de expulsar a los alemanes de Drvar y convencido de que sus tropas de tierra acabarían por alcanzarla y auxiliar a los paracaidistas, ordenó la retirada de los partisanos de la ciudad. Alrededor de las 5:00 a.m. del 26 de mayo, una unidad de cazabombarderos alemanes atacó a las unidades partisanas en retirada. Después de que se avistasen las primeras tropas alemanas en los alrededores de Potoci, Tito continuó su huida hacia Kupres. Informado el mando Aliado en Italia del ataque contra Tito con la única radio, británica, que sobrevivió al mismo, pronto las fuerzas aéreas en Italia montaron un dispositivo de ayuda que incluyó el uso de cerca de 300 bombarderos y 200 cazas en más de 1 000 vuelos contra las fuerzas del Eje. A la vez y como medida auxiliar para llamar la atención de los alemanes, se realizó un ataque contra las posiciones fortificadas alemanas en la isla adriática de Brač. El ataque detrajo 1900 hombres de la búsqueda de Tito para reforzar la isla, pero tuvo un gran coste en bajas para los atacantes y no logró tomar las fortificaciones germanas.

El socorro de los paracaidistas
Hacia las 7:00 a.m. del 26 de mayo, el batallón de paracaidistas logró ponerse en contacto por radio con unidades de reconocimiento del grupo de batalla Willam, aunque hasta las 12:45 p. m. el Regimiento de Granaderos Motorizados 92º no entró en la ciudad y rompió el cerco. A las 6:00 a.m., algunos cazabombarderos habían comenzado a hostigar nuevamente a los partisanos y poco después lanzaban municiones a los paracaidistas en el cementerio.  Por la tarde del 26, comenzaron a llegar diversas unidades terrestres que marchaban sobre la ciudad. Al mismo tiempo, comenzaron los bombardeos Aliados en la zona.



Paracaidistas alemanes con sus trofeos, uniforme de Tito y las banderas de EEUU y Gran Bretaña.

Consecuencias

La operación resultó un fracaso. A pesar de los esfuerzos alemanes para localizar y capturar a Tito durante su huida, este logró escapar, recogido por un avión Aliado el 3 de junio de 1944 desde un aeródromo del valle de Kupres y trasladado a Bari. El 6 de junio, el mismo día que comenzaba el desembarco de Normandía, se trasladó a la isla adriática de Vis en un destructor de la Royal Navy y estableció allí su cuartel general.

A pesar de la desorganización temporal del alto mando partisano y de sus organizaciones afines, los efectos del ataque alemán fueron pasajeros. Drvar volvió a control partisano pocas semanas después del asalto germano.
El batallón de paracaidistas quedó seriamente diezmado durante la operación,  muriendo 576 de sus hombres y quedando herido otros 48. La mañana del 26 de mayo, sólo 200 de ellos se encontraban en condiciones de combatir. Siguió siendo la única unidad de paracaidistas de las SS, aunque cambió su nombre a 600º Batallón de Paracaidistas de las SS más tarde. La «Operación Gambito de Caballo» fue su única operación de combate como unidad paracaidista.

Según un informe alemán, el XV Cuerpo de Montaña sufrió la pérdida de 213 de sus efectivos por muerte, 881 heridos y 51 desaparecidos durante el ataque a Drvar. El mismo informe calculaba las bajas partisanas en 6000 hombres. Los partisanos, por su parte, negaron tales números y afirmaron haber perdido únicamente unos 500 muertos y 1000 heridos, principalmente por los bombardeos de la Luftwaffe. Además, los partisanos afirmaron que más de 2000 civiles habían muerto a manos de las tropas alemanas, que podrían haber sido contadas como bajas militares por los alemanes.



En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 2973
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #28 en: Diciembre 23, 2013, 20:44:59 pm »

Buen aporte Orao ,gracias por tu trabajo en el foro.
« última modificación: Diciembre 23, 2013, 20:47:25 pm por ROMA.. »
En línea

serbio

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1511
Re:SGM en Yugoslavia
« Respuesta #29 en: Diciembre 28, 2013, 01:25:07 am »

Buen aporte Orao ,gracias por tu trabajo en el foro.

 Gracias ROMA. Yo lo sé que estas cosas son probablemente aburridas para la mayoría, pero como puedo ver hay algunas foreros que tienen interés leer algo sobre esta parte del mundo y su historia.  8p}



En el período  desde la llegada del mariscal Tito en la isla Vis en junio de 1944 hasta la liberación de Belgrado en octubre de 1944 la isla Vis fue la sede de la autoridad civil, militar y político más alto de la nueva Yugoslavia.

 
En la isla fue ubicado el aeropuerto usado por parte de partisanos y aliados. En el aeropuerto fueron ubicados 351 sqn. Y 352 sqn. de partisanos equipados con aviones spitfire y hurricane. Desde el aeropuerto de Vis fueron atacados los objetivos en Croacia y Bosnia. Este aeropuerto fue usado también por parte de aliados como un aeropuerto auxiliar por sus aviones dañados en misiones contra los objetivos en Rumania, Bulgaria y Hungría.
http://en.wikipedia.org/wiki/No._351_Squadron_RAF







Aviación partisana en Vis.
En línea