• Mayo 26, 2019, 03:42:56 am
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Autor Tema: Armas quimicas y biologicas  (Leído 1674 veces)

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11884
Armas quimicas y biologicas
« en: Octubre 15, 2008, 14:32:31 pm »

¿Qué son las armas químicas?

Las Armas químicas son armas que utilizan las propiedades tóxicas de sustancias químicas para producir bajas, heridas o incapacidad en el enemigo.

Estas armas son diferentes de las armas convencionales o nucleares porque el poder destructivo de las armas químicas no reside en su fuerza explosiva. No son consideradas armas químicas el uso ofensivo de organismos vivos o sus productos tóxicos (como al ántrax o la toxina del botulismo).

Este tipo de armas son consideradas de tipo biológico. Las armas químicas están clasificadas como armas de destrucción masiva por las Organización de las Naciones Unidas y su producción y almacenamiento está prohivida por la Convención sobre Armas Químicas de 1993.

¿Qué son las armas biológicas?

Son organismos o toxinas que pueden matar o incapacitar a la gente, el ganado y las cosechas. Los tres grupos básicos de agentes biológicos que con mayor probabilidad se utilicen como armas son bacterias, virus y toxinas.

1. Bacterias. Las bacterias son organismos pequeños que viven libremente y que se reproducen por división simple y son fáciles de cultivar. Las enfermedades que producen a menudo responden al tratamiento con antibióticos.

2. Virus. Los virus son organismos que requieren células vivas para reproducirse y dependen íntimamente del cuerpo que infectan. Los virus producen enfermedades que por lo general no responden a los antibióticos. No obstante, las drogas antivirales a veces son eficaces. Han existido programas de investigación genética para producir las llamadas quimeras, virus recombinados que tienen las características de varios antecesores.

3. Toxinas. Las toxinas son sustancias venenosas que se encuentran y se extraen de plantas, animales o microorganismos vivos; algunas toxinas pueden producirse o alterarse por medios químicos. Algunas toxinas pueden tratarse con antitoxinas específicas y drogas selectas.

La mayoría de los agentes biológicos son difíciles de cultivar y mantener. Muchos se descomponen rápidamente cuando están expuestos a la luz solar y otros factores del medio ambientes, mientras que otros, tales como las esporas de ántrax, tienen una vida larga. Pueden dispersarse rociándolos en el aire o infectando a los animales que transmiten la enfermedad a los humanos a través de la contaminación de los alimentos y el agua.

La dispersión de este tipo de armas es también compleja, dada la fragilidad de los entes vivos que la componen, y suele realizarse de las siguientes formas:

Aerosoles - Agentes biológicos que se dispersan en el aire, formando un rocío fino que puede extenderse por millas, normalmente lanzados desde aviones o mediante bombas o misiles. Inhalar el agente puede causar enfermedades en las personas o los animales. Este es el método militar estándar.

Animales - Algunas enfermedades se propagan por medio de insectos y animales, tales como pulgas, ratas, moscas y mosquitos. Deliberadamente propagar enfermedades a través del ganado también se denomina agro-terrorismo.

Contaminación de los alimentos y el agua - Algunos organismos y toxinas patogénicas pueden persistir en los suministros de agua y alimentos, o ser arrojados deliberadamente a los mismos. La mayoría de los microbios pueden matarse y las toxinas pueden desactivarse cocinando los alimentos e hirviendo el agua.


Historia

Aunque la crueldad de la guerra química ha sido usada en muchas partes del mundo durante cientos de años, la «moderna» guerra química comenzó durante la Primera Guerra Mundial. Inicialmente sólo se usaban conocidos productos químicos comerciales y sus variantes. Esto incluía la clorina y el gas fosgeno. Los métodos de dispersión de estos agentes durante el combate eran relativamente poco precisos e ineficientes.

Alemania, el primer bando en emplear el armamento químico en el campo de batalla, simplemente abría los recipientes de clorina a favor del viento y dejaba que éste la transportara hasta las filas enemigas. Poco después, los franceses modificaron su munición de artillería para contener fosgenos, un método mucho más efectivo que se convirtió en el principal método para emplear estas armas.

Desde el desarrollo de la moderna guerra química en la Primera Guerra Mundial, las naciones han investigado y desarrollado estas armas en cuatro campos principalmente: nuevos y más mortales agentes; métodos más eficientes de lanzar estos agentes hasta el objetivo (diseminación); defensas más efectivas contra las armas químicas; y medios más precisos para detectar los agentes químicos.

Evolución de las armas

Gases como el gas lacrimógeno, el gas cloro y fosgeno (irritantes de los pulmones) y el gas mostaza (que produce graves quemaduras) se utilizaron por primera vez en la I Guerra Mundial para romper el prolongado estancamiento de la guerra de trincheras; también se intentó utilizar el lanzallamas, pero en principio resultaron ineficaces por su corto alcance. Los adelantos técnicos y el desarrollo del NAPALM (compuesto de ácidos de nafta y palmíticos), una espesa gasolina que se adhiere a las superficies, condujo a un uso más amplio de armas flamígeras durante la II Guerra Mundial.

Al final de la I Guerra Mundial la mayoría de las potencias europeas habían incorporado la guerra de gases en algún departamento de sus ejércitos, y Alemania había desarrollado en el periodo de entreguerras gases nerviosos como el sarín, que puede causar muerte o parálisis aplicado en pequeñas cantidades. A pesar de su disponibilidad, sólo Japón utilizó gases —en China— al producirse la globalización de la contienda. Después de la II Guerra Mundial el conocimiento de la producción de gases se hizo extensivo.

Desde la II Guerra Mundial se han utilizado gases como el lacrimógeno en guerras limitadas, por ejemplo en la guerra de Vietnam; también es empleado por la policía para reprimir motines. El uso de agentes más mortíferos, como el gas mostaza o nervioso, ha sido condenado por la mayoría de los países, aunque semejantes armas permanecen en arsenales y se cuenta con evidencias de que fueron utilizadas por Irak durante la Guerra Irano-iraquí, en la década de 1980, así como contra los kurdos del norte de su territorio. Varios compuestos químicos que alteran el metabolismo de las plantas y causan defoliación, como el agente naranja, se han utilizado en la guerra moderna en la jungla para reducir la cobertura del enemigo o privar a la población civil de las cosechas necesarias para su alimento. Tales agentes químicos, que se suelen lanzar desde el aire, pueden contaminar también el agua y los peces; su efecto a largo plazo sobre todo el ecosistema hace que resulten devastadores.
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11884
Re: Armas quimicas y biologicas
« Respuesta #1 en: Octubre 15, 2008, 14:38:25 pm »

De la Alemania hitleriana al Pentágono

Las armas químicas comenzaron siendo un invento de los nazis y sus aliados japoneses, y de ahí pasaron a sus legítimos herederos, Estados Unidos, tras la II Guerra Mundial. El gas sarín, tabún y VX, fueron descubiertos en Alemania a partir de las investigaciones sobre pesticidas ya antes de la II Guerra Mundial, en la etapa nazi.
El doctor Schrader trabajó de 1930 a 1937 para Bayer y sintetizó más de 2.000 compuestos químicos, desde insecticidas hasta gases que se utilizaron experimentalmente en los campos de concentración. Dentro del consorcio I.G.Farben, Bayer fabricó el famoso gas Zyklon B, utilizado en los campos de concentración para exterminar a los antifascistas.

Tras la guerra, Schrader se refugió Estados Unidos, como tantos otros nazis que encontraron allí impunidad ante sus crímenes, a cambio de colaboración política y científica.

En la costa del Pacífico sucedió lo mismo. Durante el proceso de Jabarovsk de 1949 contra los criminales de guerra japoneses, los soviéticos dieron a conocer al mundo el programa de los militaristas nipones para fabricar armamento químico. En aquel programa participó la siniestra Unidad 731 dirigida por el general Shiro Ishi. Todos los responsables fueron juzgados como criminales de guerra pero, como los nazis alemanes, también acabaron encontrando asilo en Estados Unidos.

En 1980 se confirmó que Estados Unidos se había apropiado tanto del programa japonés de armamento químico como de sus responsables, entre ellos el general Ishi, que seguían con el mismo trabajo, ahora al servicio de sus nuevos dueños.

En el Fuerte Detrick, en el estado de Maryland, se encuentra el laboratorio más importante de investigación militar sobre guerra química y bacteriológica. A partir de 1945 allí se refugiaron espías, científicos y criminales de guerra nazis que continuaron sirviendo al imperialismo al otro lado del Atlántico. Los investigadores del Fuerte Detrick se apoderaron también de los resultados de los experimentos médicos realizados por los japoneses en Manchuria sobre decenas de miles de comunistas chinos recluidos en sus campos de concentración, eludiendo la persecución judicial de los responsables de los mismos. En Manchuria los japoneses practicaron la vivisección bajo la dirección de la Unidad 731 al mando del general Ishi. Uno de aquellos criminales de guerra era Naito que fundó una gran empresa farmaceútica tras la guerra, La Cruz Verde, en la que empleó a los antiguos investigadores de la Unidad 731.


Hilo muy interesante sobre la historia , evolucion y empleo de la guerra quimica, incluyendo los experimentos del gobierno americano sobre su propia poblacion.

http://www.antorcha.org/hemer/bacteria.htm
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11884
Re: Armas quimicas y biologicas
« Respuesta #2 en: Octubre 15, 2008, 14:39:31 pm »

Ya no se trata de inventar remedios frente a las enfermedades; lo que se trata es de inventar enfermedades que no tienen remedio :'(
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11884
Re: Armas quimicas y biologicas
« Respuesta #3 en: Octubre 15, 2008, 14:41:06 pm »

Muy interesante hilo , donde trata el terrorismo y los tipos de ataques quimicos o biologicos

http://www.gees.org/articulo/313/
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11884
Re: Armas quimicas y biologicas
« Respuesta #4 en: Octubre 15, 2008, 14:43:22 pm »

BIOTERRORISMO

Se conoce por terrorismo biológico, o bioterrorismo al uso de agentes biológicos por parte de grupos subversivos para lograr sus objetivos políticos. Los agentes biológicos utilizados pueden ser patógenos o toxinas. Los patógenos son microorganismos que causan enfermedades, como el caso del ántrax; mientras que las toxinas, son químicos venenosos derivados de organismos vivos, como el gas mostaza.

El uso de enfermedades como recurso de guerra se remonta a la época romana, cuando estos envenenaban el agua de los pozos arrojando cadáveres para erradicar a una población. Los tártaros, por el año 1346, emplearon sus catapultas para lanzar cuerpos infectados en el interior de la ciudad amurallada de Kaffa. Según algunos historiadores este hecho introdujo la peste bubónica en Europa.

Ya en el siglo XX, durante la I Guerra Mundial, el gobierno británico almacenó cinco millones de raciones de alimento vacuno infectadas con ántrax, para infestar los rebaños alemanes en caso de que los científicos del Kaiser utilizaran armas bacteriológicas. Al término de la guerra, equipos de investigadores británicos, estadounidenses y canadienses estaban efectuando experimentos con bombas de ántrax antipersonas, que nunca llegaron a fabricarse. De hecho, los alemanes ya habían descubierto, en el caso del gas mostaza y el cloro, que algunas armas no eran fiables porque actuaban indiscriminadamente.

También fue en esta guerra cuando se puso a prueba la capacidad destructivas de las armas químicas (o tóxicas). Los alemanes, primeros en utilizar gases en combate, liberaron cloro desde recipientes cilíndricos formando nubes tóxicas que flotaban en dirección al enemigo. Tan sólo en el primer ataque, ocurrido el 22 de abril de 1915, se produjeron 20.000 bajas. Después de la respuesta inglesa, los alemanes comenzaron a utilizar granadas de "gas mostaza". Al final de la guerra, los gases tóxicos, producidos por 124.000 toneladas de líquidos que actuaban como rocío, habían causado la muerte de 92.000 personas.

En la II Guerra Mundial los japoneses realizaron una serie de experimentos en el campo de concentración 731 de Manchuria. Allí realizaron pruebas con los prisioneros a quienes provocaron infecciones de botulismo, encefalitis, tifo y viruela, entre otras enfermedades. Después de la guerra, Estados Unidos desarrolló armas que causaban ántrax, fiebre amarilla, tularemia, brucelosis y otros estados febriles, además de enfermedades que atacaban los cultivos.

Hoy en día el mayor temor no es que un estado agresivo pueda hacer uso de este tipo de armas. La amenaza proviene de los grupos terroristas, quienes pueden hacer uso de armas químicas y bacteriológicas, de forma indiscriminada o contra objetivos concretos.

El primer ataque a gran escala perpetrado por un grupo independiente se produjo en marzo de 1995 en Tokio. Miembros de la secta religiosa Aum Shinrikyo lanzaron gas sarín en el metro, donde 12 personas resultaron muertas y 5.500 heridas. La secta había logrado reclutar a algunos científicos con experiencia quienes, según los investigadores japoneses, también estaban realizando pruebas con otras sustancias, entre ellas el ántrax.

Existen pruebas de otros intentos de lanzar armas químicas y bacteriológicas. En 1995 fue detenido un hombre de Ohio que intentaba comprar cultivos de la peste bubónica a través del correo. Un año más tarde, la policía alemana confiscó a un grupo neonazi un disco informático cifrado con información sobre el uso del gas mostaza.

Para muchos la factibilidad del uso de estas armas por parte de grupos subversivos proviene por dos motivos principales. El primero, porque pueden servir para fines específicos como incapacitar a un número grande de personas, o causar daño económico destruyendo o dañando cosechas o ganados.

Una segunda razón sería causar muertes y enfermos en grandes cantidades. Las armas biológicas son relativamente más mortíferas que las armas termonucleares. Por ejemplo, 100 kilos de ántrax dispersados en Washington causarían unos 3 millones de muertes. Un megatón nuclear causaría aproximadamente 1.5 millones de muertos.

Además, cualquier país con una industria farmacéutica y biotecnológica de medianas proporciones tiene la capacidad para desarrollar armas biológicas. Si se tiene la tecnología para la fabricación de vacunas, medicinas, drogas, fármacos, así como centros de ingeniería genética, se posee la tecnología para la fabricación de agentes biológicos utilizados como armas biológicas.

La diseminación de estas armas en un ataque terrorista es relativamente sencillo. Su efectividad depende mucho del método y las condiciones atmosféricas. Afortunadamente, la diseminación por aerosol tiene menos efectividad debido a la pérdida de virulencia o muerte de muchos agentes patógenos, aunque este no es el caso del ántrax ni la viruela


http://www.elmundo.es/salud/281/19N0113.html
« última modificación: Octubre 15, 2008, 14:46:29 pm por Astil »
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11884
Re: Armas quimicas y biologicas
« Respuesta #5 en: Octubre 15, 2008, 14:44:20 pm »

:: Agentes más utilizados::

.: Biológicos :.

* El ántrax. Es una enfermedad infecciosa que causa fallas respiratorias e incluso la muerte. Toma dos o tres días para detectarla y los antibióticos sólo funcionan si se toman en su inicio.

* Botulismo. Es una toxina que causa fallas respiratorias y muerte. No es contagiosa. Es difícil de cultivar y convertir en armas.

* Viruela. Este virus fue erradicado en 1977 y sólo existe en dos laboratorios, uno en los EEUU y otro en Rusia. Es difícil de cultivar y de convertir en aerosol. Existen cantidades limitadas de la vacuna.

.: Químicos

* Gas mostaza. Es un gas que produce ampollas en la piel, y cuando es inhalado la muerte. Esta gas fue utilizado durante la I Guerra Mundial.

* Sarin. Es un agente que causa fallas respiratorias. Se desarrollo durante la II Guerra Mundial, y en 1995 fue utilizado por un culto japonés en el tren de Tokio.

* CS. Se conoce como el gas lacrimógeno utilizado para controlar los disturbios. Es mortal sólo si se inhala fuertes cantidades.
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11884
Re: Armas quimicas y biologicas
« Respuesta #6 en: Octubre 15, 2008, 14:49:18 pm »

Japon IIGM

En la Provincia de Heilongjiang, en el noreste de China, hay un museo en el que se exhiben los crímenes de la Unidad 731 de las tropas japonesas durante la II Guerra Mundial.

La Unidad 731 pertenecía al Ejército japonés de Kwantun. Estableció en el año 1939 una base secreta en la Ciudad de Harbin, Capital de Heilongjiang, donde utilizó a la población china y a los prisioneros rusos, coreanos y británicos como cobayas para sus experimentos científicos. Entre las torturas cometidas por los médicos del ejército japonés se incluyeron la inoculación de los virus de la sífilis o de la peste bubónica. Muchas personas fueron, además, quemadas o congeladas vivas. Unas 200 mil personas murieron o resultaron heridas a consecuencia de la guerra bacteriológica lanzada por Japón.

La base fue destruida por los mismos invasores japoneses en 1945 y su existencia no fue hecha pública hasta los años 80, cuando un periodista nipón sacó la noticia a la luz.

Al mismo tiempo, las tropas japonesas desarrollaron y usaron armas químicas a gran escala en su invasión contra China durante la II Guerra Mundial. Luego, los soldados japoneses destruyeron y abandonaron una gran cantidad de ese tipo de armas en el territorio chino antes de entregarse con el fin de encubrir sus crímenes.  Hoy día, estas armas todavía amenazan la vida y las propiedades de los ciudadanos chinos y la seguridad medioambiental de China.

El Gobierno chino urge al Gobierno japonés a respetar, de manera estricta, el Convenio Internacional sobre la Prohibición de Armas Químicas y el Memorándum sobre la destrucción de armas químicas alcanzado entre China y Japón y asumir con sinceridad sus responsabilidades y destruir cuanto antes las armas químicas abandonadas en China.

Unidad 731 mas al detalle. Muy intteresante
http://sgm.casposidad.com/prensa/u731.htm
« última modificación: Octubre 15, 2008, 15:36:00 pm por Astil »
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/