• Diciembre 12, 2017, 04:30:44 am
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Páginas: [1] 2 3 ... 6   Ir Abajo

Autor Tema: Ases carristas alemanes  (Leído 25253 veces)

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Ases carristas alemanes
« en: Agosto 20, 2008, 14:03:47 pm »

Lista de los principales ases carristas alemanes con el numero de carros destruidos

1. Kurt Knispel (s.Pz.Abt 503) -- 168
2. Otto Carius (s.Pz.Abt 502)-- 150
3. Johannes Hans Bolter (s.Pz.Abt 502)-- 139
4. Michael Wittman (s.SS.Pz.Abt 101)-- 138
5. Möbius Karl (Rolf ?) (s.SS.Pz.Abt.101)--125
6. Hans Sandrock (Fallshirm Stug Abt H.G)-- 123
7. Paul Egger (s.SS.Pz.Abt 502)-- 113
8. Arno Giesen (Das Reich)-- 111
9. Oberfahnrich Rondorf (s.Pz.Abt 503)-- 106
10. Feldwebel Gaetner (s.Pz.Abt 503)-- 103
11. Karl Koerner (s.SS.Pz.Abt 503)-- 100
12. Albert Kerscher (s.Pz.Abt 502)-- 100
13. Will Fey (s.SS.Pz.Abt 102)-- 88
14. Helmut Wendorff (s.SS.Pz.Abt 101)-- 84
15. Ernst Barkmann (SS.Pz.Rgt 2)-- 82
16. Bobby Woll (s.SS.Pz.Abt 101)-- 80
17. Eric Liztke (s.Pz.Abt 509)-- 76
18. Herman Bix (4° Pz Div)-- 75
19. Hans Strippel (1° Pz Div)-- 70
20. Emil Seibold (SS.Pz.Rgt 2)-- 69
21. Wilhelm Knarth (s.Pz.Abt 505)-- 68
22. Karl Bromann (s.SS.Pz.Abt 503)-- 66
23. Albert Ernst (S.Pz.Jag.Abt 519)--65
24. Richard Engelmann (Stug Abt 912)-- 62
25. Hugo Primozic (Stug Abt 667)–- 60
26. Joseph Brandner (Stug Abt 912)-- 60
27. Hans-Babo von Rohr (7° Pz Div)-- 58
28. Fritz Amling (Stug Abt 202)-- 56
29. Karl Heinz Warmbrunn (s.SS.Pz.Abt 101)-- 51
30. Heinz Kling (s.SS.Pz.Abt. 101)-- 51
31. Johann Muller (s.Pz. Abt. 502)-- 50
32. Heinz Kramer (s.Pz.Abt 502)-- 50
33. Alfredo Carpaneto (s.Pz.Abt 502)-- 50
34. Walter Fiebig (Stug Abt 301)-- 50
35. ? ? Mausberg (s.Pz.Abt 505)-- 50
36. Josef Dallmeier (Fhr. PzJager Kp.1183)-- 50
37. Bostell Wolfgang Hans Heimer Paul von (Pz.Jg.Kp. 1023)-- 48
38. Jürgen Brandt (s.SS.Pz.Abt.101)-- 47
39. ?? Scholz (s.Pz.Abt.505)-- 46
40. Heinz Deutsch (Fsch. Stug Brigade 12)-- 44
41. Karl Pfreundtner (Stug Abt 244)-- 43
41. Heinz Scharf (Stug Abt 202)-- 40
42. Walter Oberloskamp (Stug Abt 667)-- 40
43. Fredrich Tadje (Stug Abt. 190)-- 39
44. Rudolf Roy (12° SS Pzjager Abt)-- 36
45. Dauser Hans (I./SS.PzRgt.1 "LSSAH" --34
46. Gottwald Stier (Stug Abt 667)-- 30
47. Josef Tragner (Stug Abt 667)-- 30
48. Richard Schram (Stug Abt 202)-- 30
49. Senghas Paul (1./SS-Pz.Rgt.5)-- 30
50. ?? Banze (Stug Abt. 244)-- 24
51. Eugen Metzger (Stug Abt. 203)-- 23
52. Felix Adamowitsch (Stug Abt 904)-- 23
53. Hauptmann Rade (Stug Abt. 244)-- 23
54. Franz Staudegger (s.SS.Pz.Abt.101)-- 22
55. Heinrich Teriete (sPzJgAbt. 653)-- 22
56. Franz Kretshmer (sPzJgAbt. 653)-- 21
57. Horst Naumann (Stug Abt. 184)-- 21
58. Henke Fritz (3./SS-Stug.Abt.1)-- 20
59. Malkomes, Hans (2./SS-PzRgt.1)--20
60. Klaus Wagner (StuG Abt. 667)-- 18
57. ? Rempel (13 Schwere Kie GD)-- 18
58. Hermann Feldheim (s.Pz.Jg.Abt. 654)-- 16
59. Wolfgang Hartelt (Pz Rgt Hermann Goring)-- 17
60. Heinrich Engel (StuG Abt. 259)-- 15
61 Gußnerlach, ? (?./SS.Pz.Rgt.9)-- 15
62. Rudolf von Ribbentrop (LSSAH + HJ)-- 14
63. Wachtmeister Moj (StuG Abt. 190)-- 12
64. Feldwebel Sachs (s.Pz.Abt 503)-- 11
65. Obersturmfuhrer georg Hurdelbrink (ss.Pz.Jag.Abt.12)-- 11
63. Siegfried Freyer (Pz.Abt.24)-- 11
64. ? Beyer (13 Schwere Kie GD)-- 10
65. Alfred Reginitor (StuG Abt. 279)-- 10
66.Regeniter Alfred (3./StuG.Brig. 276)-- 10
67. Leutnant Fromme (1° Pz Div)-- 9
68. Uschaf Oberhaber (s.SS-Pz.Abt.102)-- 3
69. Leutnant Bourzel (1° Pz Div)—3

Fuente Cuenca, del foro de Armas.es
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Ruaial

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3032
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #1 en: Agosto 20, 2008, 14:24:17 pm »

No pense que pudiera haber tan buenos ases carristas como para destruir tantos tanques.
En línea
Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #2 en: Agosto 20, 2008, 16:03:33 pm »

Michael Wittman
Es quizas el mas conocido.
Nació el 22 de abril de 1914 en la pequeña aldea de Vogelthal, Landkreis Beilngries, Baviera. Hijo de Johann Wittmann, agricultor local y su esposa Ursula.Su juventud es bastante normal y crece junto con su hermano Johann y sus tres hermanas, Franziska, Anni y Theresa.

Wittmann asistió a la escuela primaria y secundaria antes de incorporarse con su padre y su hermano en el día a día del negocio familiar. Durante este tiempo, Johann Wittmann había comprado y vendido varias explotaciones, mudandose de Vogelthal a principios de los años 1920 a una sucesión de distintos pueblos de la zona. Cuando Michael terminado sus estudios en 1930, a la edad de 16, fue a trabajar en la granja, donde el joven Michael desarrolla competencias que le serán muy útiles en el futuro, como la importancia del trabajo en equipo y conocimiento de los distintos tipos de herramientas y maquinaria utilizados en la granja. Además, Michael desarrolla un fino instinto cazador, por su pronta introducción a la caza, esencial a fin de garantizar la comida está sobre la mesa familiar, sobre todo durante las épocas en que escasea durante la década de 1920 y comienzos de 1930.

Un año y un día después de la llegada al poder de Adolf Hitler, la vida de Michael Wittmann sufre un cambio radical. Después de haber abandonado su puesto de trabajo en la granja familiar a principios de 1933, se fue a trabajar en una lechería, pero esto sólo duró tres meses antes de que, el 1 de febrero de 1934, a la edad de 19, Wittmann decide unirse a la rama Benediktbeuren del Servicio Voluntario del Trabajo (Freiwillige Arbeitsdienst, FAD), que más tarde se convirtió en el Servicio de Trabajo del Reich (Reich Arbeitsdienst, RAD). El RAD, al igual que muchas otras organizaciones similares que brotan en Alemania en ese momento, pone mucho énfasis en la cooperación y el trabajo en equipo.

Es en este momento que Michael finalmente tomó la decisión de no convertirse en granjero. Al igual que muchos otros que se habían reunido durante sus seis meses de servicio en la RAD, decidió unirse al rejuvenecido ejerército aleman, tras el rechazo del Tratatado de Versalles. El 30 de octubre de 1934 Michael Wittmann alista por dos años en el Ejército, y fue asignado a la 10. Kompanie del 19 Regimiento de Infantería, con sede en Arnulf, en la ciudad bávara de Freising, cerca de Munich.



A pesar de que la vida militar es algo nuevo para él, Wittmann aprende a adaptarse rápidamente a los rigores de la vida militar como parte de esta nueva comunidad: se les inculca una vez más, la idea de la cooperación y el trabajo en equipo, junto a los incesantes ejercicios y maniobras, que ayudan a transformar a Wittmann y sus colegas reclutas en un conjunto muy motivado, y una fuerza de combate eficaz y organizada fuerza de combate. Fue durante esta formación que contempla un Panzer por primera vez, el entonces incipiente Panzer I. Al igual que muchos de sus compañeros, Wittmann quedó inmediatamente fascinado por el monstruo de metal, que le recuerda a la maquinaria agrícola con la que había trabajado en estrecha colaboración junto con su padre y su hermano. Fue durante el curso antitanque, en el que aprendería sobre los puntos fuertes y débiles de los tanques. Wittmann permanece con la 10. Kompanie hasta septiembre de 1936, alcanzando el rango de Gefreiter. Durante este tiempo se había trasladado a la ciudad de Ingolstadt, y en octubre de 1936 encontró trabajo como obrero de la construcción de ferrocarriles, cerca de Reichertshofen. En ese momento se había interesado en seguir su carrera en el Allgemeine SS, una organización que ofrece una serie de beneficios. El 1 de octubre, Wittmann se suma a la siempre creciente lista de solicitantes.

Tras sus dos años de servicio en Freising, Wittmann, de 22 años, no tiene dificultad alguna para cumplir los requisitos necesarios para incorporarse a la Allgemeine SS; escasamente un mes después de presentar su solicitud como candidato, fue asignado al Sturm 1 / 92 de la Allgemeine SS, estacionado en Ingolstadt con el número 311623. La formación inicial fue difícil, y todos los nuevos candidatos tienen que pasar una serie de exigentes pruebas físicas y médicas: el nivel es muy alto y un buen número de candidatos son deshechados. El 1 de abril de 1937, Michael Wittmann se encontró entre los elegidos para unirse a las SS - Verfugungstruppe (SS - VT), la rama militar de las SS (que más tarde se conocería como la Waffen-SS) . Fue aceptado como un recluta en 17. Kompanie de la Leibstandarte SS Adolf Hitler, y el 5 de abril se unió a la compañía en el famoso Cuartel Lichterfelde de Berlín.

La Leibstandarte SS Adolf Hitler (LSSAH o LAH) fue la primera división SS - VT, la antigua guardia personal de Hitler, el 'Stosstrupp Adolf Hitler ", que había sido creado por Josef' Sepp 'Dietrich a principios de los años 20. Por ello, las normas para entrar son más altas aún, dándose una gran atención a los atributos físicos y a la debida documentación sobre los orígenes ancestrales, mayores que en cualquiera de las demás unidades SS-VT/Waffen-SS. Muchos de ellos, incluido el mismo 'Sepp' Dietrich, se quejan amargamente acerca de estas normas, muchas de las cuales rozan lo ridículo. Por ejemplo, si Michael Wittmann hubiera tratado de unirse en cualquier etapa posterior, se le habría negado la entrada por motivos de su altura.

Al pasar a formar parte LSSAH, Wittmann se convirtió en un SS - Mann, el equivalente de su antiguo rango de Gefreiter en el Heer. Su formación inicial fue la de tripulante de un vehículo blindado, y como parte de esta capacitación fue destinado servir en los vehículos ligeros de reconocimiento, incluyendo el Sd. Kfz. 222 y el Sd. Kfz. 232. El 9 de noviembre Wittmann asistió a la ceremonia oficial de juramento en el Feldherrnhalle en Munich, al mismo tiempo es ascendido a SS - Sturmmann. En marzo del año siguiente su compañía blindada se unió al resto de la LSSAH en la marcha a Austria a raíz de su incorporación en el Reich, y menos de ocho meses más tarde, el LSSAH estaba en los Sudetes. El 20 de abril de 1939, del quincuagésimo cumpleaños de Hitler, Wittmann fue ascendido a SS - Unterscharführer.

Sd. Kfz. 222 Panzerspähwagen

El comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Con el estallido de las hostilidades en septiembre de 1939 encontramos a Wittmann, cumplidos los 25, sirviendo en el Panzerspäh-Zugs de la LSSAH, tras haver recibido intensivo entrenamiento con el Sd. Kfz. 222 Spähwagen, primero como conductor y luego como comandante. Su primer contacto con el combate fue breve, y tras su regreso de Polonia fue asignado como suboficial instructor con la 5ª Compañía en el batallón de reemplazo de la LSSAH. Sus superiores rapidamente apreciaron sus capacidades, y el joven suboficial no les iba a decepcionar, demostrando ser un hábil instructor. El 25 de Abril de 1940 Wittmann es destinado desde la compañía de reconocimiento a la batería de cañones de asalto (StuG). Tras completar el entrenamiento con el nuevo vehículo y su poderoso cañon de 75mm (un considerable cambio con respecto al de 20mm de los vehículos de reconocimiento), es asignado al 1r pelotón, a donde llega el 16 de julio, en la zona de Paris-Clarmant antes de deslpazarse a Metz.

Tras la campaña del oeste, la LSSAH recibe nuevos vehículos, entre ellos 5 de los impresionantes cañones de asalto Sturmgeschütz III Ausf. A (StuG III), consistentes en un cañón de 75mm KwK (Kampfwagenkanone) combinado con el chasis del exitos PzKpfw III. Destinado en Metz, el Unterscharführer Wittmann tiene ocasión de examinar uno de ellos, y, tras examinarlo a conciencia, decide que debe mandar uno de ellos. Sus esfuezos son recompensados cuando se le ofrece, tras consultar con el comandante de su compañía, en entrenarse con el nuevo vehículo. Rapidamente escoje a tres compañeros para que formen su tripulación.



Por delante se presenta un duro periodo de entrenamiento, sobre todo porque, al ser una nueva arma, no hay nadie en la LSSAH que tenga experiencia con el StuG III. Finalmente, Wittmann decide seleccionar a tres experimentados soldados: como su artillero, el rottenführer Klinck, experto en los Panzer I y II; como su conductor, el rottenführer Koldenhöff, y como cargador, el rottenführer Petersen.

El entrenamiento con el StuG III es intenso y realista, sin dejar ningún detalle descuidado, desde el mantenimiento al comportamiento táctico. Wittmann y su tripulación se familiarizan con cada aspecto y cada pulgada de su vehículo, siendo capaces de desmontarlo pieza a pieza en cualquier momento que fuera necesario. Dentro del entrnamiento táctico se enfatiza que todas las tripulaciones de de los Vehículos de Combate Acorazados (VCA) sean consicentes de que hay infantería a su alrededor, tanto para ayudar a coordinar sus movimientos como para evitar la pesadilla de herir o matar a la propia infantería.

La LSSAH en Grecia, abril de 1941

Finalizado el entrenamiento con el StuG III a finales de 1940, Wittmann y los suyos estan deseosos de entrar en combate. Su plegaria se escucha en abril de 1941, tras el fallido ataque de Mussolinni contra Italia y el ruego italiano de ayuda. el resultado fue la campaña de los Balcanes - Operación 'Marita' - lanzada el 6 Abril, con la LSSAH y la 9ª Panzerdivision encabezando el asalto a Skopje. En una semana Yugoslavia se había rendido, y la LSSAH prosigue su marcha hacia el sur. La ofensiva sobre Grecia verá el nacimiento de la Leibstandarte como una verdadera fuerza de combate, ejemplificada en hombres como el obersturmbannführer Kurt 'Panzer' Meyer, el legendario heroe protagonista del asalto del Paso de Klissura. Pese al mal terreno y las dificultades para usar equipo mecanizado, Wittmann y su StuG III participan en este asalto y el avance hacia el lago Kastoria, asistiendo en la captura de los 12.000 soldados de la 13ª Division griega.

La caída de Atenas a finales de Abril marca el final de la campaña, que sólo se prologan por la tenacidad del bien entrado y orgulloso ejército griego. Participando en una lucha en el que el traicionero terreno montañoso no favorece al entrenamiento recibido en Metz, el SS-Unterscharführer Michael Wittmann añade nuevos laureles a sus credenciales.

Tras el fin de esta campaña de tres semanas, la LSSAH es enviada a Chechoslovaquia a reequiparse, teniendo Wittmann y sus camaradas un bien merecido descanso, que no durará demasiado. En el horizonte se perfila la campaña más fiera de la historia y que catapultaría a Wittmann a la categoría de leyenda.



En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #3 en: Agosto 20, 2008, 16:15:24 pm »

Rusia 1941-42

El siguiente más sería otra acumulación de éxitos para la Wehrmacht. El avance continuaba, pese a la encarnizada resistencia del Ejército Rojo que, pese a sus enormes bajas, parecía estar creciendo pese a todo. Sin embargo, el mando alemán era optimista. A punto de tomar Kiev, Hitler redirige la punta del asalto hacia Uman, que cae pese a la desesperada resistencia soviética, con un papel destacado de la LSSAH, que se gana el elogio el general Kempf. Durante estos combates, Wittmann es herido por primera vez, sufriendo laceraciones en la cabeza y la cara. Las heridas no eran serias, pero pese a todo recibió la Verwundetenabzeichen (medalla de herido) en negro. Al día siguiente de recibirla, el 21 de agosto, se cruza el Dniepr. Tras jugar un papel importante en el alsato de Nogai tras cruzar el Dniepr ,Wittmann recibe la EK de 1ª Clase el 8 de Septiembre. Parece que nada puede detener a los ejércitos alemanes en su marcha hacia Crimea.

 Wittmann y su tripulación tienen entonces un golpe afortunado ese mes. Avanzando con la unidad de Kurt 'Panzer' Meyer hacia el itsmo de Perekop, se topan con un rebaño de ovejas deambulando por todo el campo. Antes de que nadie pueda decir una palabra, uno de los animales pisa una mina terrestre. El rebaño huye espantado y se produce una carnicería. De no haber sido por las ovejas, Wittmann y sus colegas se hubieran metido de cabeza en el campo de minas. Con la última explosión arrojando restos por el aire, los rusos lanzan un furioso ataque. La LSSAH rápidamente se retiró de Perekop, y emprendió la reagrupación para el próximo ataque, una operación nocturna contra Melitopol. Durante esta descanso, el Ejército Rojo de nuevo lanzó un contraataque masivo.

Wittmann y su tripulación, una vez más, demostraron su habilidad en condiciones difíciles: ante un T34/76 que de repente apareció como un fantasma de la oscuridad, el conductor Koldenhöff rápidamente toma una posición para atacar, y el artillero Klinck hizo el resto, con un limpio disparo que encendió las municiones a bordo del tanque ruso. Avanzando en la oscuridad, Wittmann se encontró de repente frente a dos cañones antitanque soviéticos. Sin pensarselo, se lanzó sobre ellos, haciendo huir a sus servidores presas del pánico. Tras enlazar con 'Panzer' Meyer, Wittmann y su StuG III se alejan a toda velocidad del fuego enemigo. Ahora la batalla se estaba convirtiendo rápidamente en una lucha cada vez más feroz, y se hizo otro intento de asegurar la zona alrededor de Perekop. El 8 de octubre, Wittmann fue herido de nuevo durante estos violentos combates, sufriendo heridas en su muslo derecho y nuevamente en la cabeza y el rostro, que lo mantuvieron en observación durante dos días. El 9 de noviembre fue ascendido a SS - Oberscharführer, y también se recomienda para ser formado como oficial.

Durante el invierno de 1941-42 se entra en contacto con el arma secreta rusa: el invierno. A las lluvias de otoño, que crea masivos lagos de fango viscoso, los meses siguiente ven una caida brutal de las temperaturas y tremendas tormentas de nieve. Como resultado de la excesiva confianza de Hitler y el mando alemán, los soldados alemanes no están preparados para esto, inadecuadamente equipados para luchar en condiciones tan extremas. Los casos de congelamiento y gangrena se suceden, causando no pocas muertes. Wittmann y los suyos no sufrieron tanto, por estar protegidos dentro de su StuG III, siempre y cuando se acordaran de no tocar la helada superfície de su vehículo. Por otra parte, estaba el problema de los motores, que necesitaban mayores cuidados para mantenerlos en servicio. En estas condiciones, el avance alemán comienza a decaer. Pese a todo, la LSSAH toma Stalino y Taganrog a mediados de octubre y Rostov el 20 de noviembre.

Al día siguiente de la toma de Rostov, Wittmann recibe la Panzer-Kampfabzeichen (medalla de Asalto de los Panzer) en plata, por haber luchado en 25 combates. Con la llega del frío se impone un impasse que se prolonga hasta la llegada de la primavera.  Wittmann ve poco de esta lucha, pues en junio es enviado a Alemania para comenzar su entrenamiento como oficial.

Rusia 1942-43

Tras un año de duros combates en Rusia, el oberscharführer Wittmann estaba de regreso en Baviera, en la famosa Junkerschule de Bad Tölz, que sería lugar de un periodo casi tan duro para Wittmann como su estancia en Rusia.

Al igual que otros cadetes reconocidos ampliamente por sus méritos como Kurt Meyer, Fritz de Witt y Joachin Peiper, Wittmann tuvo que pasar por los rigores del entrenamiento de las SS, aunque él estaba muy tranquilo, sabedor de su experiencia en combate, algo de lo que no tardaron en darse cuenta sus superiores. Como muchos otros cadetes, Wittmann encontró el entrenamiento mucho más difícil de lo que había pensado: todas las áreas estaban cubiertas y los ejercicios mentales y físicos eran muy severos, diseñados para poner al limite de sus capacidades a los cadetes.

Antes de comenzar el entrenamiento, todos los cadetes tuvieron que pasar una serie de pruebas físicas y mentales, además de ver revisados su historial de servicio. Completadas las formalidades, todos los aspirantes recibían sus uniformes y equipo. Pese a la dureza del entrenamiento, tanto Bad Tölz como la escuela gemela de Braunschweig ofrecían grandes comodidades: las instalaciones deportivas eran soberbias, y los reclutas podían dedicarse a una gran gama de deportes, como fútbol, water polo, esquiar y montar a caballo. Además de las actividades atléticas, basadas en la marcha campo a través y carreras extenuantes donde cada hombre tenia que llevar un equipo completo de combate, se hacia un gran énfasis sobre la camaradería y la cooperación y los oficiales eran inculcados con la idea de que aunque ellos eran en ultima instancia responsables de las acciones de su equipo, ellos debían siempre ser vistos como un miembro más del grupo.

Este aspecto fue el que hizo a las Waffen-SS distintas de la Whermacht o de cualquier otra de las fuerzas armadas aliadas, estos hombres no querían saber nada de escritorios o plumas estilográficas, siempre estaban deseando estar en el grueso de la acción, liderando a sus hombres.

El entrenamiento concluye el 5 de Septiembre y Wittmann es transferido a los Panzers de las SS, al Batallón de Reemplazo, en Weimar, como Fahnrich, al mando de un pelotón. Después de dos años con el uniforme gris de asalto se enfunda el negro característico de las Panzertruppen. El 21 de Diciembre de 1942, tras meses de entrenamiento, es enviado al 500º Batallón Panzers de Reserva (Pz.Ers-und Ausb.Abt 500), en Paderborn, con el rango de SS-Untersturmfhrer (subteniente). De aquí fue enviado a Ploermel, en el norte de Francia, donde es asignado al entrenamiento de una de las armas más formidable de Alemania: el Panzerkampfwagen VI Ausf.H/E (Pz.Kpfw.VI, Sd.Kfz 181) "Tiger".



Entrenándose con el Tigre

El tiempo de Wittmann en Ploermel, Bretaña, estuvo destinado al adiestramiento y el estudio del nuevo vehículo, una máquina que tenia asombrados a propios y extraños por sus excepcionales características. Aparte de su impresionante tamaño y su protección, estaba armado con un KwK 36 L/56 de 88mm. Después de estudiar los datos técnicos de los manuales, Wittmann se mostró bastante familiarizado con el vehículo y al igual que hiciera con el StuG III pronto comenzó a notar en si las virtudes y debilidades del nuevo tanque. El entrenamiento se basaba en conocer las cinco posiciones importantes en el Panzer: comandante, artillero, cargador, conductor, y operador de radio. Cada uno de ellos desempeñaba un papel en el manejo del tanque y un conocimiento cuidadoso de cada uno de ellos era esencial para garantizar el nivel correcto de coordinación entre los miembros del equipo.

Como había sucedido con su adiestramiento en el StuG III, con el Tigre adopta personalmente la tarea de entrenar a su tripulación convenientemente. Wittmann construyó un equipo formidable, siendo el mas hábil su artillero, el rottenfuhrer Balthasar "Bobby" Woll quien mas tarde se haría con el mando de un Tigre. Woll se había unido a las Waffen-SS en agosto de 1941, y más de una vez salvó al resto de la tripulación con su experta puntería. El hombre sobre el cual Woll mas confiaría era en su cargador, el rottenfuhrer Karl Berges,un entusiasta soldado que sobresalió en el entrenamiento y el conductor era el rottenfuhrer Gustav "Gustl" Kirschmer, un veterano de la Wehrmacht y las campañas de las Waffen-SS. El quinto sería el operador de radio/artillería, el rottenfuhrer Herbert Pollmann que se había demostrado un experto en los actuales sistemas de comunicaciones así como en la ametralladora MG34. Aunque las tripulaciones de los Tigre se cambiaban con frecuencia, Wittmann siempre insistía que Bobby Woll fuera su artillero.

Wittman y su tripulacion

Después de recoger su Tigre de la fabrica Henschel en Kassel, Wittmann y su tripulación regresaron a Ploermel. La primera tarea consistía en que Kirschmer se familiarizara con los mandos, pues nunca antes había conducido un vehículo tan grande. Sin embargo después de unos días al mando, la confianza de Kirschmer en su manejo creció exponencialmente. La siguiente etapa era la practica del cañonero que se realizaba usando torrecillas montadas sobre grandes bloques o Panzerstellungs. Mientras Wittmann, el artillero Woll y el cargador Berges perfeccionaban sus técnicas; el artillero Pollmann y el conductor Kirschmer se entrenaban sobre todos los aspectos y mantenimiento del nuevo vehículo. Hacia final de año y del fin del programa de arduo entrenamiento, Wittmann estaba repleto de confianza tanto con su tripulación como con el nuevo Panzer. Antes de la segunda semana del nuevo año, estarían otra vez en camino hacia el Frente Oriental.

Torres de adiestramiento
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #4 en: Agosto 20, 2008, 16:24:12 pm »

Regreso al Frente

La LSSAH regresa al Frente Oriental en enero de 1943 como parte del recien creado Cuerpo Panzer de las SS, junto con la 2.SS Pz.Div."Das Reich" y la 3.SS.Div."Totenkopf". Este nuevo Cuerpo Panzer de las SS fue distribuido en varios puntos claves en el frente, con la LSSAH y la mayor parte de la "Das Reich" alrededor de Kharkov y Byelgorod. Wittmann fue asignado a la 4ª Compañía Pesada de la LSSAH. El frente ruso ya no era como él lo había conocido: el Ejercito alemán no era el de los rápidos avances ni la bien engrasada su maquinaria de guerra que había sido. Estaba ahora a la defensivo, y no sólo contra el ejercito soviético sino también contra el brutal clima.

  Wittmann y su tripulación por el momento no podían disfrutar de su nueva maquina de guerra, se le asigna el mando de un pelotón ligero de la 4ª Compañía, que consistía en cinco Pazer III Ausf.Js, maquinas confiables pero algo anticuadas. El papel de este pelotón era de corte más defensivo, siendo el Panzer III más rápido que el Tiger, debía proporcionar una pantalla defensiva. A diferencia de las versiones anteriores del Panzer III que se habían demostrado en batallas, el Ausf.J estaba equipado de un arco adicional y torreta blindada. La maquina de Wittmann era el numero 4L1 y su escuadrilla consistía en el SS oberscharfuhrer Max Merten, el SS scharfuhrer Georg Lotszch, el SS unterscharfuhrer Schwerin y el SS rottenfuhrer Franz Staudegger. Este ultimo fue un líder de carros muy precoz, pues recibe el mando de su Panzer a los 19 años. Además de los cinco Panzers, la 4ª Compañía fue equipada con 15 Tigres, divididos en tres pelotones de cuatro, un vehículo de Mando y uno de reserva. El Comandante era el SS hauptsturmfuhrer Heinrich "Heinz" Kling.

Un mes antes de la llegada de la tripulación de Wittmann, el 6º Ejercito era derrotado en Stalingrado. Esta era la prueba definitiva de que el oso ruso no estaba muerto. A mediados de Marzo de 1943, Kharkov había sido reconquistada por la LSSAH. Pero mientras los soviéticos se sobreponian a las perdidas de material, para los alemanes era un tarea más compleja. Mientras que los rusos parecían sacar miles de hombres e incontable equipo de la nada, los alemanes no podían reponer sus perdidas tan rápidamente.

Después de la llegada de los cinco nuevos Tigres a principios de Abril de 1943,el SS Untersturmfuhrer Wittmann recibe el mando de su propio Tigre asignado al 3r Peloton. Sus compañeros de los otros 4 tigres fueron Max Merten, Hans Hold, Jurguen Brandt y Kurt Sowa. La Compañia consistía en 22 vehiculos: 17 Tigres, tres pelotones de cinco y dos vehíiculos de mando y cinco Panzers III, que eran el peloton ligero. A final de Abril y principios de Mayo la nuevas tripulaciones fueron entrenadas por Wittmann y su antiguo amigo de las unidades de asalto Stug III, Helmut Wendorff. A finales de Mayo la Compañia fue renombrada como 13ª Compañia Pesada del Regimiento Panzer de la LSSAH, al mando del SS Hauptsturfuhrer Kling. El número 13 fue pintado en las torres de los vehículos recién camuflados de toda la 13ª Compañia, recibiendo el Tigre de Michael el numero 1331 (13 por la Compañia, 3 por el pelotón y 1 por la posición de Comandante de pelotón).
 
El Tigre 1331 de Wittman durante Zitadelle con el camuflaje de verano

"ZITADELLE" Y LA BATALLA DE KURSK

El acertado avance y la toma de Kharkov por los alemanes deja un saliente creado por la retirada sovietica en torno al area clave de Kursk. Por ello, se planea aniquilar el saliente atacando tanto por el norte como por el sur, uniendose los dos Grupos de Ejercito Centro y Sur, sellando la linea de combate y restableciendo la ventaja alemana. La LSSAH, junto a la "Das Reich" y la "Totenkopf" se reorganizan para atacar hacia el norte y el Este para vanzar luego sobre Kursk.

El primer dia del ataque, el Dia "X", el 5 de Julio de 1943, los 11 tigres bajo el mando del SS-Hauptsturmfuhrer Kling marchanio hacia el norte cerca de su punto de partida en Bykovka, con instrucciones de abrirse camino a las defensas sovieticas localizadas al sur y sudeste de la ciudad. Las fuerzas enemigas, que consistian en lanzallamas, armas antitanques y tanques T-34, estaban bien organizadas y esperaban el ataque.

Apenas inicitado el ataque, el Tigre de Wittmann destroza dos T-34, y los demás Tigres despachan a los antitanques y al resto de T-34 y vehiculos del enemigo, retirandose los supervivientes rapidamente. Durante ese día el cargador, Koch, fue herido por metralla en la cabeza, siendo reemplazado por el SS-panzerschutze Max Gaube. El Tigre, además, fue dañado al pisar una mina, siendo remolcado a un sitio seguro. A pesar de todo, es día Wittmann y su tripulacion destruyeron 15 cañones, 8 tanques y 7 antitanques.

Estos sinsabores no se repetirían, pero los combates adquirieron una intensidad desesperada. Durante los cuatro días siguientes, Wittmann y su tripulación (el artillero "Bobby" Woll, el conductor Siegfried Fuss, el cargador Max Gaube y el operador de radio Karl Lieber) trabajaron a destajo, sin cesar, salvo el día 9, cuando tuvieron un breve descanso en Teterevino. Para entonces, el tanque de Wittmann, que cuenta 29 años, ha destruído 30 tanques enemigos y 28 cañones AT. Durante este mismo periódo, un compañero de Wittman, el SS-unterscharführer Franz Staudegger, del 2º Pelotón (Wendorff), destruye el 8 de julio 22 T-34 en una sola acción, lo que le daría al joven austríaco la cruz de caballero.

Durante la mañana del 12 de Julio se estaba preparando la que sería la batalla de tanques mas grande de la historia, y quizas el momento mas decisivo de la guerra: alrededor de 2000 vehiculos blindados convergen en un saliente al sur de Kursk: Prokhorovka. Esta batalla se decanta del bando sovietico, cuando las pequeñas formaciones alemanas se encontraron siendo superados por las oleadas de T34/76 y KV sovieticos. Asi pues, con la batalla marchando hacia final inevitable, el 14 de Julio la compañía de Tigres de Wittmann se encontraba reducida a 5 de los 9 tanques de los que tenía al comienzo. El 17 de julio habían tenido que retroceder a una posicion al Oeste de Byelgorod. Se perdieron muchos hombres y a pesar de los exitos de la compañia de Tigres, Kursk todavia estaba en manos sovieticas. A pesar de los logros de Wittmann y los suyos (para entonces Woll había sido reemplazado por el SS-unterscharführer Hermann Gräser), no se había logrado la victoria. Sencillamente, el plan de cerrar el saliente habia fallado. Los alemanes pagaron un alto precio por su fracaso en Kursk, y la derrota señaló el final de cualquier posible esperanza de victoria, quedando en el proceso destruídas gran parte de sus formaciones acorazadas.

Poco despues de la derrota, a finales de lulio de 1943, la LSSAH fue retirada del frente y enviada temporalmente a un clima mucho mas agradable para su descanso y reacondicionamiento: Italia.

Descanso, reforma y reacondicionamiento del batallón

Para finales de julio,Wittmann y su compañía de Tigres se dirigieron hacia Italia durante la primera semana de agosto de 1943, instalándose en sus nuevos cuarteles, cerca de la ciudad de Regio, el 8 de agosto. El otoño de 1943 vio otro cambio de formación en la 13ª compañía un nuevo batallón panzer fue creado -el 101ª- y la 13ª compañía pesada debía ser la base de la tercera Compañía de este nuevo Batallón. El mando de esta nueva formación se le encomendó al SS-Hauptsturmfuhrer Kling quien había vuelto al deber después de su herida en Kursk. Una nueva hornada de Tigres llegó y la fuerza de la compañía aumenta a 27 vehiculos: el pelotón de mando y 5 pelotones de cinco Tigres cada uno. Dieron a Wittmann el mando del segundo pelotón cuyos otros comandantes fueron los SS-Unterscharsfuhrer Ewald Molly y Kurt Kleber, el SS-Oberscharfuhrer Jurgen Brandt y el SS-Hauptscharfuhrer Hans Hoflinger.
Después de saciarse de queso y otros manjares en su descanso y la rendición de los italianos a los Aliados a principios de septiembre, la compañía se prepara para su regreso a la acción en el frente ruso. También dieron a los Tigres nuevas designaciones para la torre, siendo el numero 13 substituido por la letra "S" correspondiendo esta al termino alemán de "schwere", pesado; el tanque de Wittman fue designado como S21. Sobre el frontal de cada vehículo estaba el símbolo de la Leibstandarte, la llave o la "D" del Comandante de la División, el SS-Obergruppenfuhrer Josef "Sepp" Dietrich. A principios de noviembre, los primeros tanques de la 13ª compañía recién formada -el corazón del 101º Batallón Panzer- comenzó a ser transportado hacia el Frente del Este. El 11 de noviembre, el tren de transporte que lleva a la nueva y poderosa 13ª compañía llega a Berdichev, en Ucrania.

EL RETORNO FINAL A RUSIA

En el momento de la llegada de Wittmann a Rusia, la que seria su tercera y definitiva misión en el Frente del Este, la situación militar iba empeorando cada vez mas para el Mando alemán. Karkov había sido tomada por los soviéticos y el Ejercito Rojo despiadadamente asaltaba Ucrania y sobre los alemanes. La compañía de Wittmann fue asignada a una nueva tarea para capturar la ciudad de Brusilov, al oeste de Kiev. El 13 de noviembre, el y su equipo fueron capaz de destruir mas de dos docenas de vehículos rusos y armas antitanques. A pesar de este espectáculo de habilidad y valor se hacia cada vez mas obvio que este esfuerzo no seria bastante para tratar con el flujo implacable de carros soviéticos. El 21 de noviembre estuvo a punto de convertirse en un drama para Wittmann , ya que cuando mandaba su Tigre, a pesar del sufrimiento causado por la fiebre y no poder funcionar al cien por cien, después de destruir uno de los 13 T34 recibió un disparo que le rozó la mejilla. Ese mismo día, el artillero de Wittmann , el SS-Sturmmann Bobby Warmbrunn, destruye 13 carros soviéticos y siete antitanques. Según otros informes, Wittmann fue herido tras un encuentro cuerpo a cuerpo con los supervivientes de la tripulación de un vehículo enemigo: tras matar a dos de los tres rusos, el tercero le disparó, hiriendo a Wittmamn en la barbilla. A pesar del dolor, Wittmann le descerrajó una ráfaga con su MP-40.

Los meses siguientes fueron de retroceso ante el empuje soviético, aunque no sin celebrar algunos audaces avances durante las dos primeras semanas de diciembre orquestada una de ellas por el legendario SS-Sturmbannfuhrer Joaquin Peiper, cuya formación había abierto un agujero en las defensas del enemigo y capturando a miles de soldados y piezas de artillería. Durante el primer día de esta acción- que debía ver como Peiper concedía las Hojas de Roble de Caballero de la Cruz de Hierro- Wittmann destruye 3 T34 y una batería antitanque cerca de Tortschin. Según el SS-Sturmmann Walter Lau, Wittmann actuó como "un lobo en medio de un rebaño de ovejas".

El S04 de Wittmann, diciembre de 1943. En el cañón pueden observarse los anillos de victoria que representan sus 88 victimas.

En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #5 en: Agosto 20, 2008, 16:45:11 pm »

En la Elite

Tres días más tarde, el 9 de Diciembre, el Tigre de,Wittmann acompañado por otros dos vehiculos, eran envueltos por 20 tanques sovieticos en los alrededores de Meshiritschka. Aunque sorprendidos ,los Tigres rapidamente gira sus torretas y barren a los rusos, destruyendo Bobby Woll 6 T34 con el poderoso 88 mm. El éxito de estas acciones debia de llevar una nueva oleada de confianza a las tripulaciones de la compañia de Tigres tras tantos sinsabores. Durante las batallas alrededor de Berdichev a finales de Diciembre, Wittmann recibe el mando de luna compañía. El 2 de Enero de 1944, tenía 12 Tigres bajo su mando. Ese año debia tambien atestiguar la aparicion de una temible arma sovietica, el T34/85, armado con un cañon de 85 mm.

La siguiente accion notable emprendida por el nuevo comandante ocurrió durante la noche del 7 al 8 de enero en y alrededor de Sherepki. Contraatacando frontalmente al enemigo con su estilo inimitable, Wittmann y su equipo desrtrozaron a un trio de tanques enemigos y un cañón AT, con Woll elevando su actuación a la categoría de arte. La accion de Sherepki fue el catalizador de una accion defensiva por parte de la Leibstandarte, que dejó a 33 T34 y 7 cañones de asalto sovieticos destruidos. Al dia siguiente, Wittmann encabeza una vez mas el contraataque defensivo, reclamando 6 victorias sin ayuda de nadie y parando la ofensiva enemiga. Ahora habiendo reclamado 66 victimas en menos de 6 meses, las proezas de Wittmann habian alcanzado oidos mas alla de la Compañia de Tigres.

Despues de los dos intensos dias de combate del 8 y 9 de eEnero de 1944 en el que se vio la destruccion de 9 carros enemigos y un cañón antitanque, el 10 de Enero el Comandante de la Division, SS-Oberführer Theodor "Teddi" Wisch, finalmente recomendó a Wittman para la prestigiosa Ritterkreuz, la Cruz de Caballero de la Cruz de Hierro. La recomendacion oficial decia asi:

"El SS-Untersturmfuhrer Wittmann, comandante del 13r Peloton del SS/Pz.Rgt.1 LSSAH, ha destruído 56 tanques durante el periodo de julio de 1943 hasta el 7/1/1944, incluyendo varios KVI, KVII, General "Sherman" y siendo el resto T34. Durante una penetracion cerca de Sherepki por una brigada de tanques rusos el 8/1/1944, él y su peloton tuvieron éxito al parar el ataque y él mismo dejó noqueados 3 T34 y 1 cañón de asalto.

Sobre el 9/1/1944 destruyó otros 6 T34 durante una penetracion por tanques sovieticos y levanto su total de victorias a 66. Demostró una vez más valor excepcional demostrado enfrentandose y destruyendo el ataque acorazado ruso

Firmado: Wisch, SS-Oberfuhrer y Comandante de Division "

Para entonces los éxitos de Wittmann ya eran leyenda en Alemania, y a finales de mes sumó su 100ª victima. El 30 de enero recibe un telegrama desde los cuarteles de Hitler, informándole de que se le habían concedido las Hojas de Roble para su Ritterkreuz.



Además de la codiciada concesión de la Cruz de Diamantes , Wittmann también fue ascendido a Obersturmfuhrer. El 15 de Febrero, despues de la hospitalizacion de Heinz Kling, asume el mando de la 2ª Compañia del SS Schwere Panzer Abteilung 101. Se habia convertido en el comandante más brillante de la guerra, un heroe adorado por los millones de compatriotas y mujeres, una representacion de la "última esperanza" cantada por el demagogo por excelencia, Goebbels.

La vuelta al frente

A finales de Abril de 1944, el comandante de Panzers más famoso de Alemania, acompañado por su esposa se encamina a Mons via Bruselas. El 22 de Abril se reune con los elementos de su 13ª Compañia, que volvian del Frente Oriental, reuniendose y celebrando con alegria el 30º cumpleaños de Wittmann.

Al día siguiente Wittmann y su esposa se marcharon a la región de Gournay-en-Bray, entre Rouen y Beauvais - para organizar el alojamiento de la compañía, a la que se asignará a la zona. Después de realizar varias investigaciones, escojen finalmente el Château Elbeuf, ubicado a unos cuatro kilómetros de Gournay-en-Bray. El castillo estaba vacío, excepto por el cuidador, y los arbolados alrededores ofrecen una buena cobertura de los Tigres. Wittmann y un equipo de cinco incluyendoa Bobby Woll se aplican pronto a la tarea de la limpieza de las habitaciones para los nuevos ocupantes de la recién formada 2 ª Compañía, 101º SS Panzer Batallón. Frau Wittmann se acopla rápidamente a la rutina del Château. Su tiempo en Francia era recuperaba de alguna manera la luna de miel que ella y Michael había perdido.

A pesar de la relativa tranquilidad y lo pintoresco del lugar, la vida es no ser una fiesta para Wittmann y su nueva compañía: hay una batalla que librar, y para esto un se establece una estrica rutina en el en el lugar. Wittmann es respetado por sus hombres, hasta el punto de que incluso fue tratado como un dios por algunos de los jóvenes reclutas. Él era un estricto jefe, pero se ganó automáticamente el respeto de sus subordinados. A pesar de su condición de héroe del ejército alemán, todavía conserva el nivel de la humildad que siempre le ha predispuesto a ser un buen líder durante toda su carrera. Siempre dispuesto a compartir su experiencia y conocimientos especializados, Wittmann nunca olvidó sus raíces. El hecho de que llevara la Cruz de Caballero con Hojas de Robles, afecto poco a su manera de tratar a sus hombres, para los que no sólo era su líder, si no también su confidente, su Kamerad.

La primera cosa que Michael Wittmann y sus colegas notan es el nivel de vegetación y la presencia de zonas densamente arboladas, una enorme diferencia de la amplia y aparentemente interminables llanuras estaparias de Rusia. Esto requiere un enfoque completamente diferente, y mayor nivel de vigilancia. Cada esquina, cada arbusto, cada arbol o camino oculto podría contener un francotirador oculto o un equipo antitanque , y cada uno de esos obstáculos se observan y recorren con extrema cautela. La táctica se crea la mayoría de las veces sobre la marcha, y las tripulaciones se dan cuenta de que la falta de grandes espacios reduce su capacidad para hacer uso de la larga distancia del 8.8, que había sido un factor significativo en Rusia. Gran parte de la lucha iba a tener lugar en zonas relativamente cerradas, a corta distancia, una situación en la que incluso el formidable Tiger encuentran en una situación vulnerable ante las eficaces armas antitanque aliadas. Por ello, los vehículos reciben la orden de separarse entre sí cincuenta metros aparte, en caso de ataque aéreo.

Villers-Bocage

Lo que ocurrió durante la mañana del 13 de Junio de 1944 en y alrededor de la ciudad normanda de Villers-Bocage pasó a ser una de las hazañas mas legendarias de la Segunda Guerra Mundial.

Tras los desembarcos del Día D, los aliados habían avanzando profundamente hacia el interior. Una semana después de los desembarcos, el 13 de junio, los aliados estaban a las puertas de Caen, atravesando las defensas alemanas, que se derrumbaba, bajo la cobertura de la masiva superioridad aérea aliada. Esa mañana se ofrecía la posiblidad de cercar a la División Panzer Lehr, cuyos flancos estaban al descubierto.

Clave para el plan aliado es la carretera principal hacia Caen, y la colina 213 (también conocida como Punto 213). En mitad del camino está la pequeña localidad de Villers Bocage. Los Aliados desconocen por completo la presencia del 101º o de la LSSAH en la zona, y no saben que les espera Wittmann y su Tiger I; pese a que el comandante aliado, el teniente coronel Arthur, Vizconde Cranleigh, había pedido tiempo para llevar a cabo un adecuado reconocimiento de la zona, su petición fue ignorada para no perder tiempo y seguir presionando al enemigo. Esta decisión iba a tener funestas consecuencias.

La mañana, 13 de junio de 1944

En la mañana del 13 de junio, el los comandantes de las unidades panzer de la LSSAH se reunen con el jefe de la división, 'Sepp' Dietrich, para discutir el plan de acción. El sentimiento general era que los Aliados estaban a punto de lanzar un gran ataque con el objetivo de flanquear a la Panzer Lehr. Se llegó a la conclusión de que el objetivos sería Villers Bocage y la colina 213, que se encuentra en la encrucijada norte de la ciudad. Así, el escenario queda establecido para lo que era esencialmente una simple carrera para la supremacía táctica. Nadie fue capaz de predecir los acontecimientos que iban a seguir. En su forma desinteresada, Wittmann sugirió que su Tiger realizara un reconocimiento de la zona circundante, un plan que su comandante aceptó al instante.

  Wittmannsólo debía efectuar una simple comprobación de los movimientos del enemigo en la zona alrededor de Villers Bocage, que había sido considerada por Dietrich como fundamental. Wittmann salida hacia Villers Bocage, en alrededor de 6 a.m., moviéndose con cautela junto a una zona boscosa con el fin de evitar ser avistados desde el aire.

Wittmann  en el Tigre 205, camino de Villers Bocage

Si bien su puesto de mando estaba a unos 150 metros de colina 213 Wittmann es informado por un sargento del Ejército de la presencia de un número desconocido de vehículos enemigos.Wittmann divisó lo que parecía un inacabable convoy de vehículos aliados de diversos tipos a lo largo de la carretera y en dirección de Villers Bocage - hacia la colina 213. Resultó que estos vehículos eran el principal elemento de una unidad blindada británica, el 4th County of London Yeomanry (CLY) ("Sharpshooters"), parte de la 22 ª Brigada Acorazada de la 7 ª División Acorazada 'Desert Rats '.

Equipado con Cromwell y M4A4 Sherman Firefly, el Escuadrón 'A' del 4CLY se despliega al este de la aldea. Mientras tanto, el 'B' Escuadrón 4CLY lo hace al oeste, supervisando la intersección de la carretera que conduce a Caumont. El cuartel regimental del 4CLY se encuentra en la calle principal de Villers Bocage. Directamente detrás del Escuadrón 'A' está la 1º Brigada de Fusileros, equipada con una docena de semiorugas M3 y tres tanques ligeros M5A1 Stuart.

Esta oportundiad plantea un dilema para Wittmann: siente claramente que no podía permitir que esta situación era demasiado buena para dejarla escapar, pero todo contacto por radio con el mando sería interceptado al instante. Más fundamentalmente, Wittmann observó que había pocas fuerzas alemanas en las inmediaciones, y que la columna británica habría tenido una ruta clara y sin obstáculos a Caen. Él mismo tenía sólo seis Tigres a su disposición: Los Tigres 211 (SS - Ostuf. Jürgen Wessel), 221 (SS-Ustuf. Georg Hantusch), 222 (SS-Uscha. Kurt Sowa), 223 (SS - Oscha. Jürgen Brandt), 233 (SS-Oscha. Georg Lötzsch), y 234 (SS-Uscha. Herbert Stief); De estos seis vehículos, el 233 había sufrido daños y el del SS - Ostuf. Wessel no estuvo presente, tras haber sido enviado al frente para recibir órdenes. Es en este momento Wittmann decido actuar por su cuenta. Sobre esto recordará:

"... La decisión es muy, muy difícil. Nunca antes me había estado tan impresionado por la fuerza del enemigo como lo fue por estos tanques. Pero yo sabía lo que tenía que y tomé la decisión de atacar al enemigo."

Dejando el sargento de infantería en la seguridad en su trinchera, Wittmann corre hacia el Tiger Nr. 234, el vehículo más próximo a él. El comandante del vehículo, que anteriormente había estado tomando una corta siesta, fue rápidamente enviado a informar al resto de miembros del pelotón. Rugen los motores. Sin embargo, después de avanzar con unas veinticinco o más yardas Wittmann siente que algo no va bien. Sin un momento de vacilación Wittmann salta del tanque y corre hacia el próximo Tiger disponible, el del SS - Unterscharführer Kurt Sowa.

El número del vehículo que manda Wittmann esa mañana es un tema de debate de entusiastas; Sowa tenía asignado el Nr. 222, y este es el vehículo que ha sido citado por la mayoría de los comentaristas como al que se sube Wittmann en la mañana del 13 de junio antes de avanzar hacia Villers Bocage. Sin embargo, el historiador Daniel Taylor ha presentado una serie de argumentos que sugieren que el vehículo usado bien pudo ser el del SS - Ustuf. Heinz Belbe, el Tigre Nr. 231, que no ha sido uno de los seis Tigres de servicio enumerados por Patrick Agte y George Forty en sus respectivos estudios de la batalla. Hay varias razones posibles para esto, la mayoría de las cuales provienen de la hipótesis según la cual el tanque de Sowa era, de hecho, el Nr. 222. Es bastante conocido que los Tigres son propensos a un fallo mecánico, y como resultado los comandantes había acostumbrado a lo mejor podría ser descrito como ir tomando "prestados" otros tanques. Bien podría haber sido que el Nr 222 de Sowa estuviera sometido a mantenimiento, y que el día del ataque a Villers Bocage pudiera haber tomado el mando del Nr. 231, y no su vehículo. Así pues, si Wittmann se sube en el Tigre de Sowa, el tanque que mandó en la mañana del 13 de junio, podría haber sido Nr. 231 en lugar de Nr. 222.

  Wittmanndio entonces la orden a su "nuevo" chofer, el SS - Uscha. Walter Müller, de ponerse en marcha para un ataque masivo. A bordo también estaban su artillero Bobby Woll, el SS Sturmmann Günter Boldt (cargador), y operador de radio, el SS-Sturmmann Günther Jonas. La orden fue enviada a los restantes Tigres y Kurt Sowa asume el mando del Tigre 234, el de Stief, desplegandose en una posición defensiva en la carretera. Los otros vehículos listos para el ataque son el 221 y el 233, de Hantusch y Brandt. Son las 08:35.


En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #6 en: Agosto 20, 2008, 16:45:31 pm »

Tras su regreso de Villers Bocage más tarde, Michael Wittmann le quitó importancia a la acción, y la describió como un simple paseo a lo largo de la columna. En realidad, dista mucho de ser este sencillo ejercicio. Al ver la aparentemente inacabable columna británica, Wittmann enfila directamente su Tigre dirigido hacia los estacionarios vehículos del Escuadrón 'A' del 4 CLY, lanzando una andanada de fuego. Si se hubiera tratado de cualquier otro comandante y no Wittmann, y de haber estado al mando de cualquier otro vehículo que no fuera el Tigre I, el ataque hubiera podido parecer una locura.



Con el solitario Tigre cargando implacablemente hacia ellos, las tripulaciones del Escuadrón 'A', que estaban tranquilamente disfrutando de una taza de té y un cigarrillo en la orilla de la carretera, fueron cogidos completamente por sorpresa. Con poco o ningún tiempo para regresar a sus vehículos, por no hablar de maniobrar para encontrar una posición de tiro contra el temible Tiger, lo unico que pudieron hacer fue dispersarse y protegerse, abandonando sus vehículos, algunos de los cuales todavía tenían sus motores en marcha. Woll entonces comenzó la procesión, extendiendo la destrucción por doquier: primero destruyó un semioruga que estaba en la cabeza de la columna, bloqueando la carretera y evitando la posible huida de alguno de los vehículos detrás de él. El cargador de Wittmann, SS - Sturmmann Boldt, trabajaba como un poseso para mantener la tremenda tasa de fuego. Woll entonces hizo uso de la MG34, lanzando sobre el vehículo de reconocimiento que estaba junto al semioruga un vendaval de balas.

Mientras el fuego de la ametralladora frontal impedía que cualquiera de los miembros de la tripulaciones británicas saliesen de sus escondites, Wittmann volcó su atención a los vehículos convenientemente alineados a lo largo de la carretera. Dos Cromwells y un Firefly fueron destrozados, antes de que el temible 8.8 convirtiera al primero de los vehículos ligeros de 1 ª Rifle Brigade en un amasijo de hierros retorcidos. Cabe señalar la facilidad con la que estos vehículos fueron destruídos, la mayoría por el fuego pesado de las MG34 de Woll y del artillero frontal, el SS-Sturmmann Jonas. En total, un 15 vehículos y dos cañones antitanques de 6 libras son reducidos a despojos ardientes, seguidos por tres tanques ligeros Stuart.

Al entrar en la propia ciudad, Wittmann se enceuntra con los cuatro Shermans pertenecientes a la plana de estado mayor regimental. Tres de estos tanques fueron rápidamente destruídos, incluidos dos M4A4 Sherman de mando. Wittmann, por supuesto, no sabe que estos vehículos no estaban armados. Woll destroza entonces con un proyectil de 8.8 el vehículo de reconocimiento del oficial de inteligencia, mientras la lluvia de metralla cae sobre la infantería que, llena de pánico, huye. Wittmann, entonces, abre fuego con la MG34 montada en la cúpula, y se unió a Woll arrasando el M3 que queda, que pertenece al oficial médico. El vehículo vuela por los aires y cae en el justo medio de la carretera, evitando cualquier huída

No contento con ello, Wittmann continuó su implacable avance, rodando hacia el oeste hacia el centro de Villers Bocage -. Sólo un pequeño número de vehículos enemigos había logrado escapar de la carnicería inicial, entre ellos los restantes Cromwell del cuartel regimental del 4 ª CLY, comandado por el Capitán Patrick Dryas, que se había ocultado en una apartada calle lateral. Para este momento, el Escuadrón 'B' estaba alertado de la presencia de los Tigres.

Entrando en Villers-Bocage.

En estos momentos el Tigre de Wittmann se dirigee cautelosamente hacia el centro de la ciudad, pasa por el lugar donde el el Cronwell del capitán Dyas se oculta. Cuando ve pasar al tanque germano por la calle Clémenceau (hoy Rue Pasteur), Dyas sale trás él, como atestigua John L. Cloudsley-Thompson, cuyo vehículo de mando era uno de los tres Cromwell destruídos por Wittmann. Mientras Cloudsley-Thompson observa con inquietiud a Dyas persiguiendo a Wittmann, éste se encuentra con un Shermann Firefly del Escuadrón "B", al mando del sargento Lockwood. Habiendo recibido el Tigre un ligero impacto proveniente del Firefly, Wittmann dio media vuelta a su vehiculo en una seccion de pared haciendo que los escombros cayeran sobre el vehiculo britanico. El capitan Dyas con su Cromwell, que había evitado el comienzo destructor del "Tigre" de Wittmann, esperaba a la salida de la calle transversal en la cual se ocultaba.

En la confusión original, Dyas, que mantiene a su Cromwell a una distancia segura del Tigre de Wittmann, aprovecha para disparar a su enemigo. Consigue que dos proyectiles de 75mm impacten en el vehículo germano, pero rebotan sin causar daños en el grueso blindaje del Tigre. Dyas no tiene tiempo de probar de nuevo. Wittmann se da cuetna del peligro y su cañón se gira para recompensar al ahora indefenso y expuesto vehículo inglés por su amable saludo. Con un preciso disparo, Woll vuela por los aires el tanque enemigo, saliendo Dyas despedido, ileso pero aturdido. Su artillero y su conductor no tienen la misma suerte.



Solventado este asunto, Wittmann pasa por el incendiado vehículo de Dyas y prosigue su marcha por la calle Clémenceau. En ese momento, una granada de un cañón AT de 6 libras alcanza al Tigre en su único punto débil: las cadenas. No deja de ser irónico que, tras resistir los impactos de cañones más potentes, que el ligero 6 libras logre lo que mayores calibres no lograron...

Con uno de los piñones de la unidad de disco dañado por el impacto, el Tigre se para justo delante de la tienda de ropa de Huet-Godefroy. Sabiendo que una remota resistencia seria imposible, Wittmann y su tripulación salieron del vehiculo encaminandose 15 Kms pie hasta el cuartel de la Panzer Lehr, donde Wittmann informa de la situación.

El Tigre de Wittman destruido


Más tarde, ese mismo día, la Panzer Lehr, junto a la 1ª Compañía del 101, al mando del SS-Hauptsturmführer Rolf Möbius, lanzan su contraataque. Sin el elemento sorpresa, el éxito no es tan rotundo como el de Wittmann.

En total, Wittmann destruye 21 tanques enemigos y un numero sin especificar de semiorugas y transportes de tropa. Sin duda, una de las hazañas mas asombrosas durante la guerra, habiendo aniquilado un avance enemigo prácticamente en solitario. Naturalmente las agencias de propaganda alemanas exageran desmesuradamente todas estas proezas y Wittmann al principio fue acreditado con la destruccion sin ayuda de 27 de los 30 tanques britanicos.

En los alrededores y centro de la ciudad de Villers-Bocage se destruyeron unos 30 tanques britanicos, asi como un numero no especificado de otros vehiculos durante la mañana del 13 de Junio de 1944. Del lado aleman 11 tanques quedaron fuera de combate, incluyendo 6 Tigres. Además del 222 de Michael Wittmann, tres de estos vehiculos mas tarde fueron reparados y regresan a la accion.

Según el diario de guerra inglés, ese día se perdieron 20 Cromwells, 4 Fireflys, 3 Stuarts y 3 Shermans, junto a 16 Bren-Carriers y 14 semiorugas.

« última modificación: Agosto 20, 2008, 17:13:26 pm por Astil »
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #7 en: Agosto 20, 2008, 16:56:01 pm »

A la vuelta de su hazaña en Villers-Bocage, Wittmann fue calurosamente recibido por su comandante de Division, Dietrich, dandole las sentidas gracias del comandante de la Panzer Lehr, Generalleutnant Fritz Bayerlein, que lo recomendóo para las Espadas de La Cruz de Caballero y Hojas de Roble. El héroe de Villers-Bocage las recibe el 22 de Junio de manos del mismo Dietrich y al mismo tiempo fue ascendido a SS-Hauptsturmfuhrer, aunque tres dias mas tarde asistio a otra presentacion, esta vez con Hitler en Berchtesgaden

La estrella de Wittmann ascendería aún más. Las historias de sus hazañas encendían los corazones de muchos alemanes y, para embarazo del tímido héroe, se había convertido en el protagonista de todas las portadas de la prensa alemana. Sólo podemos imaginar el apuro que Wittmann pasaría, tal y como describe el Kriegsberichter SS-Oberscharführer Herbert Reinecker, que habló con él tras los sucesos de Villers-Bocage:

Michael Wittmann no era el tipo de héroe que uno espera. Era pálido y fisicamente bastante frágil. Exudaba algo, una especie de solemnidad, como si algo soplara contra él, que revelaba algo de lo que le había ocurrido recientemente - del éxito que no le causaba euforia, sino mortal seriedad, de la victoria que no le quitaba el peso de los hombros- que ridiculamente pesado debe ser el stress que tenía que soportar. Representaba la humildad del vencedor.

(Extraído de Agte, Patrick: Michael Wittmann and the Tiger Commanders of the Leibstandarte, pp. 345)

Despues de eso, viaja a su nueva casa familiar en Erbstdorf, donde le ofrecen un puesto de instructor en la escuela de tanques de Paderborn, pero decide volver al frente, regresando con sus compañeros a principios de Julio de 1944. Iba a ser una desgraciada decisión.

Cabe decir que él era así. Pertenecía al frente, y no podía ser de otro modo. No le importaba mancharse las manos. Se decía que era el único receptor de la Cruza de Caballero con hojas de roble y espadas que llevaba la chaqueta sin ajustador, similar a como lo llevaban los mecanicos en el taller

En julio y a principios de agosto los alemanes se batian a la defensiva, con la LSSAH en primera linea de combate: después de haber participado en la batalla de Caen y sus alrededores, a Wittmann le dieron el mando del Batallon 101º SS Panzer el 10 de julio, después de que el SS-Obersturmfuhrer Heinz Von Westernhagen fuera gravemente herido. Así, el nuevo comandante de batallon entrega el mando de la 2ª Compañia a su buen amigo, el SS-Obersturmfuhrer Helmut "Bubi" Wendorff, recogiendo Wittmann su nuevo vehiculo de mando, el Tigre 007. Mientras muchos se habrian deleitado en la posicion de comandante de batallon, este papel no le gustó demasiado a Wittmann. El enfasis en la direccion de las tacticas sobre mapas mas que ponerlos en practica sobre el campo, le era ajeno.



Entonces, el 18 de Julio, Montgomery lanza la Operacion "Goodwood", una tentativa para forzar a los alemanes hacia el interior. El empuje se abre paso hacia el sur, precedido por un furioso ataque por más de 1000 bombarderos que acribillaron las posiciones alemanes, destrozando, entre otras, a las PanzerLehr. Las perdidas britanicas fueron altas y Montgomery, forzó un ataque final dos dias mas tarde, el 20 de Julio. Durante estos combates, periodo el cargador de 19 años, el SS-Sturmmann Gunther Boldt, que había sido uno de los heroes de la tripulacion de Wittmann en Villers-Bocage, muere al ser destruído su Tigre por el fuego enemigo.

Al principio de la segunda semana de agosto, los britanicos lanzaron otro ataque, la Operacion "Totalize".

La última batalla

El 8 de agosto los aliados lanzaron otro ataque para sellar la bolsa de Falaise: la Operacion "Totalize". En este momento, Wittmann y su compañia fueron incorporados a la 12ª SS Pz.Gren.Div "Hitlerjugend", una nueva división consistente en antiguos miembros de las Juventudes Hitlerianas y mandado por el legendario Kurt "Panzer" Meyer. La tripulación de Wittmann consistía en el SS-Unterscharfuhrer Karl Wagner (artillero), el SS-Sturmmann Gunther Weber (cargador), el SS-Unterscharfuhrer Heinrich Reimers (conductor) y el SS-Sturmmann Rudi Hirschel (operador de radio y artillero). Su Kampfgruppe tenía un total de alrededor de 60 vehiculos y Wittmann tenia bajo sus ordenes solo 8 Tigres en servicio, frente a los 600 tanques aliados que iban a participar en la Operacion "Totalize".

Wittmann en la cúpula del Tigre Nr. 231 en una de sus ultimas fotos. Se ve claramente la Cruz de Caballero con Hojas de Roble y Espadas y el aprche de grado de SS-Hauptsturmführer

La tarea de Wittmann era la de atacar Cintheaux, que se encontraba en la N158 entre Caen y Falaise, y ocupar las alturas al norte. El Tigre de Wittmann se puso en camino a las 12:30 horas y despues de avanzar a pequeños saltos, se encuentra con un grupo de Shermans de la 4ª Division Acorazada Canadiense, que avanzaba hacia Cintheaux. Según algunos de sus compañeros, esa mañana Wittmann había estado nervioso e incaracterísticamente indeciso. Con sus poderosos cañones de 88 mm, los Tigres comenzaron a destrozar a la columna enemiga, ansiosos de alcanzar su objetivo.

Lo que paso esa mañana es todavia materia de conjetura, pero hay varias versiones. Una de ellas, la mas probable, es que Wittmann y su Tigre se encontraron rodeados en las afueras de los bosques cerca de Cintheaux y que sufre algún impacto que destruye el mecanismo de las cadenas, lo que, según los informes, sucede alrededor de las 12:47 horas. A las 12:55 horas, el SS-Hauptscharfuhrer Hans Hoflinger, de la 2ª Compañia, había visto el Tigre de Wittmann inmovil, pero todavia intacto; sin embargo ni Hoflinger ni el medico militar,el SS-Hauptscharfuhrer Wolfgang Rabe fueron incapaces de alcanzar el vehiculo de su comandante y fueron forzados a retirarse.

Poco tiempo despues la torre del Tigre 007 sale despedida del casco, sin duda alguna por el resultado de una explosion interna causada por la munición de a bordo y el combustible.

Restos del carro de Wittman

Una hora antes del atardecer del 8 de Agosto de 1944, Michael Wittmann y su tripulacion fue considerada desaparecida en acción.

La muerte de Michael Wittmann el 8 de agosto de 1944 bien se pudo haber evitado; él no tenía que haber acompañado a los demás Tigres,pero debido al hecho de que el SS-Hauptscharfuhrer Franz Heurich, recien ascendido al mando de la 3ª Compañía, carecía de experiencia necesaria en el campo de batalla, Wittmann decide acompañarlo, tras exclamar la famosa frase que quedaria para siempre grabada en la mente de todos los que componian la Leibstandarte, desde el simple soldado hasta Deitrich: "¡Debo de ir con ellos!"

Como siempre, Wittmann estaba allí, con sus hombres, y murió por ello.

Michael Wittmann y su tripulacion fueron enterrados no muy lejos por un grupo de civiles locales despues de la batalla,y gracias a la investigacion de Monsieur Jean Paul Pallud durante 1981-82, la tumba finalmente fue descubierta en Gaumesnil al lado de la carretera de Caen-Falaise. A petición de la Comision Alemana de Tumbas de Guerra (VDK), los cuerpos de 4 hombres eran desenterrados, siendo uno de los cuerpos el de Wittmann, que positivamente fue identificado por la protesis dental que el tenia que llevar despues de su herida facial en Rusia. La chapa de Identificacion que pertenecia al conductor Heinrich Reimers se encontró sobre los restos, pero los otros dos cadaveres restantes no fueron identificados.

En 1983, 39 años despues de su muerte cerca de Cintheaux, los restos de Michael Wittmann y su tripulacion fueron enterreados finalmente en el Soldatenfriedhof (cementerio aleman militar) de La Cambre en Normandia, localizado sobre el camino NR13 entre Isigny-sur-Mer y Bayeux.

El SS-Hauptsturmfuhrer Michael Wittmann en una carrera asombrosa, destruyó un total de 138 tanques enemigos y 132 cañones antitanque y otras piezas de artilleria pesadas, además de otros vehiculos ligeros.

Balthasar "Bobby" Woll,el amigo de Wittmann, el camarada en armas y el artillero durante las campañas en Rusia y en los asombrosos acontecimientos acaecidos en Villers-Bocage estaba hospitalizado en el momento de la muerte de Wittmann, por lo que escapo del destino sufrido por sus compañeros. Woll sobrevivió a la guerra y a la agitacion de la postguerra falleciendo en 1996.

Fuente: Zweiterweltkrieg

« última modificación: Agosto 20, 2008, 16:58:38 pm por Astil »
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #8 en: Agosto 26, 2008, 22:57:50 pm »

1 Kurt Knispel (s.Pz.Abt 503) -- 168

Kurt Knispel nació el 20 de septiembre de 1921 en Salisfeld, región de los Sudetes, en la antigua Checoslovaquia y murió en combate el 28 de abril de 1945 en Wostiz. Con 168 victorias confirmadas (posiblemente hasta 195) es, sin duda, el comandante de carros más eficaz de la segunda guerra mundial. Sin embargo es un personaje envuelto en cierto misterio, ya que a pesar de sus éxitos y fama, hay muy poca información sobre el y sobre todo el que a pesar de todas sus victorias nunca le fue concedida la Cruz de Caballero para la que estuvo propuesto en cuatro ocasiones.



En 1940, después de su entrenamiento con armas como cualquier soldado, se familiarizo con los Panzer I, II, IV, y en este ultimo completo su preparación como cargador y artillero

Panzer IV de Knispel

Knispel participo en casi todos los frentes europeos, sobre todo en Rusia, donde ya participo en la Operación Barbarroja (junio-diciembre 1941), Stalingrado, Kurks, Cherkassy, Leningrado, Caucaso, etc. y en Normandia, donde participo en los combates en torno a Caen y en la retirada desde Falaise.
En 1943, con doce victorias acreditadas, comienza su preparación con los Panzerkampfwagen VI Tiger y pasa a formar parte del s.Pz Abt. 503, al mando del Oberfeldwebel Fedensack, entrando en acción en Kurks como cobertura de la 7. Panzerdivision , en la Bolsa de Cherkassy, en Vinnitsa, Jampol y Kamenets-Podolsk.
En 1944 participa en Normandia con la compañía reequipada con los Panzer VI Königstiger hasta el final de la batalla, para luego volver otra vez a Rusia, donde en una de sus acciones informo de 24 impactos recibidos en su tanque, hasta finalmente ser muerto en accion en Wostiz

Los motivos por los que no es suficientemente reconocido, a pesar de su curriculum militar, puede deberse a que su actitud y su caracter chocaban con la idea que tenia el partido nazi de lo que debia ser un soldado aleman, sin embargo, tanto amigos como seguramente enemigos, detacaron que era simplemente eso, un soldado, no un fanatico.

Tal vez por cosas como la ocurrida en la estacion de Cracovia nunca paso del rango de feldwebel (suboficial) algo realmente insolito para un comandante de carros entre cuyas condecoraciones se encontraban la Cruz de Hierro de 1ª clase, Distintivo de Asalto Panzer (categoria oro, concedida por 100 combates contra tanques) y la Cruz de Oro de Alemania, ademas de ser el unico suboficial de tanques mencionado en un comunicado de la Werhmacht.

La anecdota de la estacion

El incidente en cuestión ocurrió en Cracovia. El III batallón del 4º panzer regiment de la 13 Panzer ha salido de Alemania con Panzer IV de cañón largo. Su destino: el área de Elista-Maikop, donde la división trata de abrirse camino en dirección al Cáucaso (julio -agosto del 42). Al llegar a la estación de Cracovia, el convoy permanece algunas horas parado allí. En un momento de la parada, Knispel observa cómo un soldado de las fuerzas de defensa regional vestido con uniforme del Heer (no un SS), muy joven y posiblemente polaco, golpea a un prisionero con la culata del fusil. En el suelo, la emprende a patadas con el prisionero. Knispel, desoyendo los consejos de su amigo y jefe de carro Rubbel, se apea del carro y el convoy, caminando los 100 metros que le separan de la escena. Mientras, el guardián grita y patea al indefenso prisionero, el cual, exhausto, permanece en el suelo. Knispel, lleno de rabia, empuña su pistola, apunta al soldado, y se encara con él:
"¡Detente, cerdo!"
"¿Qué es lo que quieres, stubblejumper?
"¡Pronto te lo mostraré!"
Knispel, lleno de rabia, golpea al soldado con la mano abierta. Posiblemente asestándole una bofetada.
El soldado apunta con su rifle a Knispel, pero éste es más hábil que el soldado. Le arrebata el arma, lanzándola contra la línea férrea y rompiéndose en el proceso. Tras esto, el sorprendido soldado se come unos cuantos golpes.
Knispel, más calmado, se vuelve a su carro con una sonrisa en su cara. El soldado, escarmentado, recoge lo que queda de su arma y trata con mayor corrección al prisionero... al menos en ese momento. El mayor premio de Knispel: la cara de gratitud del prisionero.
Sin embargo, hasta el jefe del batallón se enteró del incidente.
El tren, por fin, se pone en marcha. En la siguiente estación es detenido. Una escuadra de la Feldgendarmerie (Policía Militar) busca a un hombre cuya descripción corresponde a la de Knispel.
"Si lo que queréis es llevaros a uno de nosotros con vosotros, entonces uno de vosotros tendrá que permanecer aquí y sentarse en el carro", replicó el jefe de compañía.
La Policía Militar insiste. Y el jefe de compañía más aún. Desenfunda su pistola y amenaza:
¡En este tren yo estoy al mando! ¡Cualquiera que ponga el pie en él sin mi permiso será fusilado!"
La Policía Militar, ante la gravedad de la situación no insiste. Se retira e informa de que el hombre que buscaban no se encontraba en el convoy, olvidándose, aparentemente, el asunto.

« última modificación: Agosto 26, 2008, 23:18:25 pm por Astil »
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #9 en: Agosto 26, 2008, 23:14:50 pm »

2 Otto Carius (s.Pz.Abt 502)-- 150



Otto Carius nació el 27 de mayo de 1.922 en Zweibrucken (Renania-Palatinado). La guerra le cogio recién graduado en la escuela y se presento voluntario al 104th Infanterie-Plazierung Bataillon en mayo de 1.940 y tras su entrenamiento fue asignado al 21.Panzer Regiment. Su primera experiencia en combate fue como cargador de un Panzer 38(t) durante la Operación Barbarossa en junio de 1.941 .

Panzer 38

 Después de un año de experiencia en el frente del este, Carius fue aceptado en el Offizier-Bewerberkurs (creo que se traduce como “curso de candidato a oficial”) y una vez terminado se le asigno al s.Pz.Abt 502 en abril de 1.943, equipado con los nuevos PzKpfw VI Tiger, dándole el mando de la 2. Kompanie. Durante el verano fueron desplegados en el área de Leningrado, participando en varias operaciones en ese área, hasta que el s.Pz.Abt 502 recibió la orden de reforzar a la 11. SS Freiwilligen Panzergrenadier Division "Nordland" en la cabeza de puente de Narva, donde en uno de los combates, Carius pudo destruir cuatro tanques rusos SU-85 sin sufrir ninguna perdida. En noviembre de 1943 otros 10 tanques T-34/76 cayeron bajo el fuego de Carius a distancias de 50 metros. En junio de 1.944 la compañía se traslado a Dunaburg (Letonia), donde se concentraba la ofensiva rusa de ese sector. En julio los soviéticos desbordaron las líneas defensivas alemanas por la carretera al oeste de Minsk y por la de Borissov a Vitebsk, las mismas que habían utilizado los alemanes en 1.941. Usando gran cantidad de blindados, los soviéticos pudieron dividir las fuerzas alemanas y tomar la ciudad portuaria de Riga. Esta ciudad esta situada en la desembocadura del río Dvina y por lo tanto la zona de Dunaburg era de gran importancia estratégica para soviéticos y alemanes. El 22 de julio de 1.944 Otto Carius con 8 PzKpfw VI Tiger avanzo hacia la aldea de Malinava, un suburbio al norte de Dunaburg, con la orden de detener el avance ruso. Carius y el Leutnant Albert Kerscher (uno de los mas condecorados comandantes del s.Pz.Abt 502) entran en la aldea para comprobar si esta ya ocupada por los rusos.

PzKpfw VI Tiger

Efectivamente los rusos ya la habían ocupado y Carius observo que eran tropas de avanzada esperando a la fuerza principal. Decidió atacar para recuperar la aldea antes de la llegada de los refuerzos rusos y retorno junto a su compañía para preparar el plan de ataque. Atacarían con dos de los Tiger (los de Carius y Kerscher), quedando los otros seis en reserva, ya que solo había un camino de entrada a la aldea y exponer a todos sus carros por el mismo camino podía ser peligroso. La velocidad de la acción era primordial para sorprender a los rusos sin darles tiempo a reaccionar e inmovilizar sus blindados.
Cuando Carius con su Tigre nº217 estaba entrando en la aldea se encontró con dos T-34/85 girando sus torretas. Kerscher, con el Tigre nº213, que iba unos 150 metros detrás de Carius hizo fuego contra los dos blindados rusos.
También fue esta la primera vez que Carius se encontraba con los nuevos modelos del IS-1 (posiblemente el IS-2) rusos.
 Su silueta es muy parecida al Panzerkampfwagen VI Ausf. B Königstiger y esto le hizo dudar un segundo pero disparo y el IS-2 estallo en llamas. Carius recuerda que la batalla no duro más de 20 minutos, en la que los Tiger de Carius y Kerscher dejaron fuera de combate a 17 tanques soviéticos, incluidos los nuevos IS-2. Aunque la sorpresa fue un factor importante en el resultado de la batalla, el reconocimiento rápido y exacto de la situación y la acertada táctica de Carius hacen de esta acción un logro comparable al de Wittmann en Villers-Bocage.
 En agosto de 1.944 es trasladado a Padeborn, al recién creado s.Panzerjager Abteilung 512 recibiendo el mando de la II. Kompanie. El sPzJagAbt 512 se equipo con el poderoso Jagdtiger, armado con un cañón Pak 44 L/55 de 128 mm. El 8 de marzo de 1.945 estaba en la frontera, cerca de Siegburg participando en la defensa a lo largo del Rhin, rindiéndose al fin a las tropas norteamericanas el 15 de abril de 1.945. Después de la guerra trabajo como farmacéutico llamando a su establecimiento Tiger Apotheke. Tiene publicado un libro titulado “Tigers in the mud” (Tigres en el barro) con sus experiencias en el combate con blindados.

Junto con Knispel y Wittmann forman el trío de ases de los panzer. Knispel fue quien mas victorias obtuvo, Wittmann es quizá el mas famoso pero los historiadores suelen coincidir en que Carius era el mejor comandante y que de no ser por el tiempo que tardo en poner a punto el poderoso pero problemático Jagdtiger también seria el que mas victorias tendría. Así y todo Carius es el 2º del ranking con 150 tanques destruidos y, creo recordar, unos 160 cañones antitanque y otros vehículos.

Jagdtiger

Condecoraciones

Cruz de hierro de 1ª y 2ª Clase
Cruz de Caballero con Hojas de Roble
Distintivo de herido (Categoría oro)
Distintivo de Asalto Panzer de Plata ( 100 victorias )




« última modificación: Agosto 26, 2008, 23:18:45 pm por Astil »
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/

Nibelungen

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #10 en: Agosto 28, 2008, 00:24:07 am »

Como consecuencia de la guerra en el Frente Oriental se destacaron "ases de carros" que demostraban una capacidad especial para destruir carros enemigos. La Waffen SS se enorgullecían de sus propios "ases de carros" y algunos de ellos consiguieron grandes éxitos en periodos de tiempo relativamente cortos. El la batalla del Kursk, el SS- Sturmmann Franz Standegger destruyó 20 carros con la inestimable ayuda de los Panzergrenadiers de la Leibstandarte, rechazando así un contraataque soviético. Al final de la guerra el personal de las WfSS demostraron ser capaces de llevar a cabo acciones más localizadas, y el SS-Untersturmfuhrer Karl Brobamm con un carro del Batallón 103 SS, destruyó 55 carros, 44 cañones y 16 camiones entre el 2 de febrero y el 18 de marzo del ´45.
Entre las cualidades para ser un gran as de carros destacaba la capacidad para leer la situación táctica del momento, un sexto sentido para averiguar los posibles movimientos de los vehículos enemigos y la sangre fría suficiente para no romper fuego hasta el último instante; y lo más importante una tripulación compenetrada que incluso pudiesen anticiparse a las órdenes de su "jefe". Todas estas cualidades se representan en la figura del SS-Obersturmfuhrer Michael Wittman, a quien se le concedieron en su cuenta 119 carros soviéticos destruídos. Wittman tuvo suerte de contar con un tirador como Balthasar Woll que era capaz de disparar con suma precisión a un vehículo en movimiento...

Fuente: Cuerpos de élite. Ed. Planeta Agostini
En línea
"Nunca se alcanza la verdad total, ni nunca se está totalmente alejado de ella."
Aristóteles 384 AC-322 AC.

Emilio88

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 2405
    • todocoleccion.
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #11 en: Octubre 20, 2010, 13:37:27 pm »

Increible post,buceando en el foro he encontrado esto...,de verdad muy bueno :¬0,muy buena la historia de misterio de Kurt Knispel.
En línea

balieiros39

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 117
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #12 en: Octubre 20, 2010, 15:34:19 pm »

Si Wittman fuese americano, ¿cuantas pelis habría de él?  >:(

En línea

L11-VELASCO

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1207
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #13 en: Octubre 20, 2010, 17:25:21 pm »

Si Wittman fuese americano, ¿cuantas pelis habría de él?  >:(



 ya te digo y si fuese español no habria ni libros donde consultar... :D¬
En línea
COLECCIONISTA DE MARINA ESPAÑOLA Y DE TODO EL MUNDO,MAYORMENTE CINTAS DE LEPANTO Y GORRAS AUNQUE TODO ME VIENE BIEN

Astil

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 11572
Re: Ases carristas alemanes
« Respuesta #14 en: Diciembre 28, 2010, 12:08:03 pm »

#
« última modificación: Mayo 12, 2014, 10:01:23 am por Astil »
En línea
Para ganar la guerra , hacen falta tres cosas, oro, oro y mas oro. Napoleon

http://astilcascos.blogspot.com.es/
Páginas: [1] 2 3 ... 6   Ir Arriba