• Mayo 19, 2019, 23:05:53 pm
  • Bienvenido(a), Visitante
Por favor ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión
Búsqueda Avanzada  

Noticias:

Páginas: 1 2 3 [4] 5 6 ... 34   Ir Abajo

Autor Tema: LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.  (Leído 105618 veces)

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3603
  • EREL PRIVAT 1943
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #45 en: Abril 22, 2013, 23:38:22 pm »

Muy bueno Orao. 8p}
En línea

9DIVISION

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 2261
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #46 en: Abril 22, 2013, 23:48:01 pm »

Gracias por la información. 8p}
un placer! queria aportar mi granito 8p},seguid con el hilo que esta muy interesante  :¬0
En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3603
  • EREL PRIVAT 1943
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #47 en: Abril 22, 2013, 23:50:27 pm »

Gracias por la información. 8p}
un placer! queria aportar mi granito 8p},seguid con el hilo que esta muy interesante  :¬0



Seguro compañero ,gracias por tu ayuda  8p}.
En línea

extranjero

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1498
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #48 en: Abril 23, 2013, 07:55:55 am »

,
« última modificación: Marzo 14, 2018, 02:27:43 am por extranjero »
En línea

extranjero

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1498
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #49 en: Abril 23, 2013, 09:08:45 am »

,
« última modificación: Marzo 14, 2018, 02:27:25 am por extranjero »
En línea

extranjero

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1498
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #50 en: Abril 23, 2013, 09:55:16 am »

,
« última modificación: Marzo 14, 2018, 02:27:08 am por extranjero »
En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3603
  • EREL PRIVAT 1943
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #51 en: Abril 23, 2013, 14:47:23 pm »

Buen trabajo Orao,gracias por aportar. 8p}
En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3603
  • EREL PRIVAT 1943
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #52 en: Abril 23, 2013, 15:05:54 pm »



Messerschmitt Bf109.




Uploaded with ImageShack.us



Uploaded with ImageShack.us
« última modificación: Abril 23, 2013, 15:11:32 pm por ROMA.. »
En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3603
  • EREL PRIVAT 1943
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #53 en: Abril 23, 2013, 15:39:28 pm »

MILES DE FOTOS DE AVIONES, BUSCAR EL MENU,HAY DE CUALQUIER PAIS,INCLUIDO MUSEOS Y EVENTOS.


http://www.wwiiaircraftphotos.com/luftwaffephotos/index.html
En línea

extranjero

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1498
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #54 en: Abril 23, 2013, 19:45:50 pm »

,
« última modificación: Marzo 14, 2018, 02:26:48 am por extranjero »
En línea

hans

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 794
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #55 en: Abril 23, 2013, 21:40:53 pm »

Es interesante que Bulgaria no aceptó  participar en el ataque contra URSS.

Gracias a Rusia, Bulgaria tiene su independencia del estado Turco. Siempre estaban en deuda.
En línea

extranjero

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 1498
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #56 en: Abril 23, 2013, 21:58:29 pm »

,
« última modificación: Marzo 14, 2018, 02:26:13 am por extranjero »
En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3603
  • EREL PRIVAT 1943
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #57 en: Abril 23, 2013, 23:23:18 pm »

LA BATALLA DE INGLATERRA."COMPLETA",MUY BUEN ARTÍCULO.



Uploaded with ImageShack.us







La concepción de defensa aérea inglesa, antes del comienzo de la guerra.

 

LA CONCEPCIÓN ESTRATÉGICA DE DEFENSA DE LA ROYAL AIR FORCE: La Royal Air Force (RAF) estaba concebida originalmente como una fuerza de vigilancia de los territorios coloniales haciendo uso de bombarderos, los cuales podían llegar a las zonas de conflicto más rápidamente que una fuerza de infantería en tierra. Para estas funciones, desde la década de 1920, se estacionaban bombarderos biplanos en las colonias, pero a comienzos de los años 30, se comenzó a experimentar con la idea del bombardero capaz de volar largas distancias, idea que dio origen al Vickers Wellesley, aparato monomotor de gran envergadura para volar a grandes distancias.



A partir de esta idea, inspirada en los conceptos del bombardeo estratégico de Giulio Dohuet y el británico Trenchart, se seguirían desarrollando en aquella década bombarderos estratégicos, con la deferencia de que ahora se podrían instalar cuatro motores en las alas de los bombarderos, en lugar de solo dos. Se podrían alcanzar de esta forma grandes distancias con los cuatrimotores, los cuales podrían llevar mayor cantidad de bombas, en lugar de utilizar un bimotor de gran envergadura volando a gran altura, el cual necesariamente transportaría menor cantidad de carga ofensiva. Vemos pues como, en su concepción original, la aviación militar seguía la idea del bombardero ofensivo estratégico de Dohuet, solo que aplicada a la vigilancia de las colonias de ultramar. Con la llegada de Hitler al poder en 1933, y ante la creación de la fuerza aérea independiente alemana (Luftwaffe), los británicos aceleraron su programa de fabricación de bombarderos cuatrimotores estratégicos, volando el Short Stirling en 1936.



En materia de la defensa aérea para las islas de la metrópoli, era obvio que esta estuviese pensada para enfrentar posibles ataques aéreos aproximándose por la costa este de Gran Bretaña. Solo así se puede entender las graves dificultades que tuvieron los británicos en las fases iniciales de la batalla conocida como de Inglaterra. Y así lo enfatiza Sir Hugo T. Dowding en su carta al Winston Churchill, cuando analiza la situación de Francia. En el punto número cinco advierte: “Me gustaría recordar al Consejo Aéreo que la última estimación que hicieron en cuanto a la fuerza necesaria para defender a este país era de 52 escuadrones, y mi fuerza ha sido reducida ahora al equivalente de 36 escuadrones.”

 

Estaba previsto de antemano, que si los ejércitos alemanes lograban invadir los Países Bajos, se enviaría rápidamente al norte de Francia un Cuerpo Aéreo Expedicionario, con la finalidad de ayudar a las fuerzas francesas en la contención del ejército invasor, pero las superiores tácticas de combate alemanas, (tanto en tierra como en el aire), desbarataron las defensas franco británicas. Ahora los ingleses tendrían que afrontar la imprevista realidad de tener a la Luftwaffe encima de ellos, a corta distancia y al sur del país; situación para la cual no estaban preparados, con los resultados que más adelante explicaremos.

En el punto número siete Dowding dice: “Se recordará que la estimación de 52 escuadrones se basó en la asunción de que el ataque llegaría desde el este en la medida de que las defensas pudieran ser flanqueadas en vuelo. Ahora tenemos que afrontar la posibilidad de que los ataques vengan desde España o incluso desde la costa norte de Francia. El resultado es que ahora se extiende mucho al tiempo que nuestro recursos se reducen.” Se evidencia además en estas líneas, que la defensa de la Gran Bretaña estaba concebida en la interceptación en profundidad sobre el Mar del Norte, de las fuerzas de bombarderos enemigos, que serían atacadas por numerosos escuadrones de cazas monomotores, formaciones que se conocían como “Alas”, equivalentes al Geschwader alemán.

 

Pero al cambiar las condiciones por la cercanía de la Luftwaffe, y ante la superioridad en caza de los alemanes, (en proporción de dos a uno), la estrategia de la defensa en ataques defensivos formando grande “Alas” sería rechazada por Dowding y Keith Park, a favor de una política que evitaría el desgaste en la cantidad de aparatos, ante la inminencia de invasión de los alemanes cruzando el canal de la Mancha.

Esto traería discusiones entre los jefes de los Grupos de Caza 11 (sudeste de Inglaterra) y el del Grup 12 (centro del país), durante los dos primeros meses y medio de los combates aéreos, hasta cuando los alemanes cambia su estrategia aérea, reduciéndose el peligro de inminente invasión.

Sabemos que despues de tomar Francia, Hitler planeaba invadir Inglaterra, hecho que no estaba previsto antes de comenzar la guerra, en 1939.

 

¿CÓMO SERÍA LA INVASIÓN POR AIRE?

La operación “León Marino” , el plan de invasión de las islas británicas, tenía que efectuarse en los días de buen clima de aquel verano de 1940; esperar hasta el otoño traería el inconveniente del mal tiempo que dificultaría las operaciones aéreas de cobertura necesarias para continuar la Blitzkrieg en el territorio británico. El cruce del canal de la Mancha, se había comparado al principio, como una operación similar pero de mayores dimensiones, al cruce exitoso del río Mosa, en su parte más angosta de Calais a Dover.

El sudeste de Inglaterra era la región más cercana al continente, por lo tanto la que permitiría un cruce más rápido del canal. Habría que contar para esta enorme operación, como condición fundamental, el logro de la superioridad aérea total de la Luftwaffe sobre el Mando de Caza de la RAF, al menos en el sudeste inglés, zona de los desembarcos, cuya fecha exacta no se había determinado aún.

Se sabía que tanto la RAF, a través del Mando de Caza y el Mando de Bombardeo, así como la Royal Navy, se opondría con todo su poder a la invasión. El hecho ya demostrado de que se podía destruir una poderosa fuerza de buques de superficie, siempre y cuando se contase con el dominio del aire que evitase la defensa aérea de los buques enemigos, motivo a la Luftwaffe a lanzarse a la conquista del cielo sobre el canal, a través del ataque de los convoyes ingleses, que deberían ser defendidos por los cazas de la RAF.

Se trataba pues de una batalla de desgaste, ya que se sabía de la superioridad numérica alemana en número de cazas, que eran los aparatos claves para la consecución del dominio aéreo, los alemanes disponían alrededor de unos 1200 contra unos 650 de la RAF.


La necesidad de transportar un gran número de tropas totalmente equipadas, así como tanques ligeros, de una manera rápida, por aire y aprovechando el factor sorpresa, motivó a la fabricación del planeador gigante Messerschmitt Me 321 Elephant, el primero de los cuales solo voló a principios de 1941, época en la cual Hitler ya había dejado la idea de invadir Gran Bretaña para atacar a la Unión Soviética. Capaz de transportar unos 100 soldados más un tanque ligero, el Me 321 debía ser remolcado por tres bimotores Messerchmitt Me 110, utilizando para ello cables de acero.


Lo peligroso de la operación motivo al diseño novedoso del Heinkel He 111Z , consistente en la unión de dos bombarderos por el ala, utilizando una quinto motor que serviría de unión. Llego a volar un prototipo, pero la necesidad de utilizar dicho aparato jamás se presentó. Hubieron otras mejoras en el diseño de los modelos clásicos utilizados durante la batalla, los cuales haremos referencia durante la descripción de los acontecimientos.

Para la defensa aérea del territorio británico, la RAF había organizado al Mando de Caza en cuatro grandes grupos de caza. En el sudeste del país, incluyendo a Londres, el área más posible a servir de cabeza de playa de la invasión (Dover), se desplegaría el Grupo de caza 11 del vicemariscal del Aire Keith R. Park; el Grupo de Caza 12, del vicemariscal del aire Leigh-Mallory, cubriría del centro del país; el Grupo de Caza 13 cubriría el norte, incluyendo a Escocia; a ultima hora se creó el Grupo de Caza 10, para cubrir el sur occidente del país.

Para el ataque aéreo la Luftwaffe había dispuesto de tres flotas aéreas; la Lutflotte II al mando del mariscal Kesserling, estaba basada en Calais, Países Bajos y Bélgica; la Lutflotte III al mando del mariscal Sperrle, basada en Normadia y la región de Cherburgo; la Lutflotte V del General Stumpff, operaba desde Noruega y Dinamarca . Se trataba pues de una operación eminentemente estratégica, en la que la Luftwaffe no estaba debidamente equipada, dado su equipo diseñado para operaciones tácticas. Por lo general los historiadores han dividido a la batalla de Inglaterra en cinco fases:

1) El Kanalkampf o Batalla del Canal
2) Adlerangriff o “El ataque de las Aguilas”, como lo llamaron los alemanes.
3) La continuación del anterior, pero con el cambio de táctica de la Luftwaffe al escoltar de cerca de los bombarderos, además de la crisis de la escasez de pilotos ingleses, esta fue la fase desiciva.
4) El bombardeo diurno sobre Londres
5) El “Blitz” nocturno y el ataque diurno a Londres con cazabombardero.






 



 

 
« última modificación: Abril 23, 2013, 23:49:34 pm por ROMA.. »
En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3603
  • EREL PRIVAT 1943
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #58 en: Abril 23, 2013, 23:30:45 pm »

Fase inicial de la batalla


Kanalkampf, “la Batalla del Canal” (10 de Julio al 7 de Agosto): Así se le conoce a la primera fase de la Batalla de Inglaterra; el objetivo fundamental era el conseguir el dominio del aire sobre el canal de la Mancha, así como evaluar la capacidad de reacción de los cazas de la RAF, iniciando a la vez la guerra de desgaste.

Los objetivos primarios a atacar eran los convoyes que transitan a través del canal, esperando los alemanes que los cazas ingleses salieran a defenderlos. Los ataques a los barcos lo realizaba el Fliegerkorps II al mando del general Loerzer, basados en Calais, con la misión de cerrar el estrecho de Dover; mientras que el Fliegerkorps de von Ritchofen operaba en la zona occidental del canal. Lo conformaban principalmente aviones Dornier Do 17Z-1 y Junker Ju 87B-2 Stuka, que atacaban a los barcos en enjambre de hasta más de cien aviones, escoltados por Messerschmitt Bf 110C.


El jefe del Mando de cazas de la RAF, Hugh Dowding había acordado con el jefe del Grupo 11, la estrategia de no defender con todo su potencial numérico a unos convoyes de escaso valor estratégico, ya que se debía reservar las fuerzas para la eventualidad real de una invasión, a través de una operación de desembarco. Keith Park: “El neozelandés que mandaba el Grupo 11 tenía a su cargo unos doscientos Spitfire y Hurricane, es decir, la tercera parte de la primea líneas de defensa de cazas, agrupadas en diecinueve escuadrillas, seis de Spitfire y trece de Hurricanes”. . Por tal motivo en muchas ocasiones se enfrentaban al enjambre de aviones alemanes, pequeños grupos de caza, que no superaban los diez aviones, en otras ocasiones si atacaban escuadrones completos.

Ventajas y desventajas de los cazas ingleses en esta fase inicial de la lucha

1) A pesar de la ventaja de disponer de la alerta del radar, el campo de batalla del canal se encontraba tan próximo a las bases de la RAF, que no daba tiempo suficiente para agrupar formaciones defensiva compuestas por gran número de cazas. Un grupo pequeño de cazas llegaba más rápido al combate, sirviendo al menos para dispersar a las formaciones de bombarderos atacantes, reduciendo así el daño ocasionado a los convoyes. Mantener patrullas permanentes en vuelo podría traer una escasez de combustible justo antes de comenzar los combates, además de la fatiga que produciría en los pilotos.

2) Por tal motivo los cazas ingleses se encontraban en inferioridad numérica frente a la Luftwaffe; sufriendo muchas pérdidas frente a las tácticas de cacería libre montadas por las formaciones de cazas Messerschmitt Bf 109E, que casi siempre arribaban al campo de batalla en una posición favorable de mayor altura. Solo contra la escolta de aviones Bf 110C, tenían más posibilidad de éxito los Hurricanes en derribarlos.

3) Los británicos descubrieron que sus cazas con torreta trasera, el Defiant, eran inútiles frente a los cazas alemanes. Este modelo fue retirado de las misiones de combate, ya que los cazas alemanes los atacaban desde abajo, donde las torretas de ametralladoras de los Defiant no los alcanzaban.

4) Los ingleses aún no habían asimilado las tácticas superiores para el combate aéreo, como el Schwarm y el Rotten de los alemanes. Además la cercanía de los combates los tomaban a una altura inferior, los ponía en desventajas táctica contra los Bf 109 que arribaban a mayor altura.

5) Al ser derribados, los pilotos ingleses podían ser rescatados por los mismos convoyes que defendían. A pesar de esto, el sistema de rescate de pilotos en el canal estaba más descuidado y menos organizado que el de los alemanes.

Ventajas y desventajas de la Luftwaffe:

1) A pesar de contar con la escolta de los cazas pesados bimotores Messerschmitt Bf 110C, estos aviones cuando eran tomados por sorpresa formaban formaciones defensivas en círculos, sufriendo fuertes pérdidas al ser incapaces de maniobrar de la misma manera que los cazas ingleses.

2) Los Ju 87B Stukas, arma fundamental de la Blitzkrieg, resultaron ser las presas más fáciles de derribar por los pilotos británicos. Sus numerosas pérdidas obligó a su retiro temporal del frente de batalla, siendo utilizado solo cuando se contaba con el total dominio del aire. Sin embargo, la mayoría de los hundimientos y daños ocurridos a los convoyes fueron hechos por los Stukas.

3) Las formaciones a alta altura de Messerschmitt Bf 109E, en misiones de caza libre (Frei Jagd), dio numerosas victorias a los ases alemanes. Sus tácticas de combate eran más eficientes que la de los ingleses.

4) Los alemanes siempre contaron con superioridad aérea sobre el canal y el sur de Inglaterra, muchos pilotos hacían en un mismo día varias misiones. Contaban además con un eficiente sistema de rescate de pilotos, compuesto de hidroaviones biplanos Heinkel He 59 y lanchas rápidas equipadas con camillas y primeros auxilios.


La escasa resistencia demostrada por el Mando de caza británico, así como la debilidad en las formaciones de aviones Defiant, hizo creer a los alemanes que la RAF se encontraba al borde del colapso, subestimándola de manera peligrosa. Se decidió entonces dar el golpe final al Mando de Caza atacando a continuación a los aeródromos en el sudeste inglés así como a las instalaciones de radar, con el objeto de acabar con los cazas británicos tanto en tierra como en el aire.

Adlerangiff o “El ataque de las Águilas” (8 de agosto al 18 de agosto)


Tal era el convencimiento de German Goering de haber debilitado lo suficiente al Mando de Caza inglés, que afirmo que en tan solo cuatro días de ataques masivos contra los aeródromos en el sudeste de Inglaterra, serían suficientes para alcanzar el necesario dominio del aire para la operación de invasión “León Marino”. El día 12 de agosto se efectuaron ataques en algunas instalaciones de radar en el sudeste inglés, utilizando aviones Ju 87B y Bf 110C-6, estos últimos del escuadrón experimental de cazas bombarderos 210.

El día de las Águila (Adlertag), fue el 13 de agosto, cuya mañana se inicio con mal tiempo, por lo que a última hora se decidió suspender la operación. Pero la comunicación no llego a tiempo a todos los escuadrones de ataque, sucediendo que algunos grupos de bombarderos despegaron y al llegar al sitio de encuentro con sus cazas de escoltas, estos no arribaron. En otros casos grupos de bombarderos tenía un número de escoltas superior del que le fueron originalmente asignados, mientras que algunos escuadrones de cazas no se encontraron con los bombarderos que debían acompañar, siguiendo los cazas solos su incursión .

Evidentemente, los bombarderos que salieron sin escoltas sufrieron numerosas pérdidas frente a los cazas de la RAF, al no contar con un armamento defensivo efectivo. Las cuatro ametralladoras calibre 7.62 que transportaba un solo bombardero no eran suficientes para contener las ocho ametralladoras de un solo caza ingles disparando todas a la vez y haciendo una pasada a gran velocidad. Tampoco la táctica de agrupar a toda la formación de bombarderos, para concentrar su poder de fuego, resultaba efectiva, como se sabía de antemano.

La efectividad de los ataques de los cazas ingleses sobre los bombarderos alemanes, fue producto de la previsión hecha a finales de los años 30 en cuanto al armamento para los Hurricane y Spitfire: “Recientes tests habían demostrado que el poder de fuego necesario para derribar un bombardero enemigo eran 6, preferiblemente 8 ocho ametralladoras, con un poder total de 1.000 disparos por segundo. Con ese armamento, se estimaba que un piloto necesitaría solo dos segundos en destruir un bombardero enemigo.” [Jonson D. Supermarine Spitfire and the Hawker Hurricane. World War II Aircraft. ]A pesar de esto, los británicos estaban más atrasados que franceses y alemanes en cuanto al desarrollo de cañones de 20 mm para la aviación.

Por la tarde de aquel día 13 se mejoró el tiempo y se reiniciaron los ataques. Se comprobó definitivamente que los cazas pesados bimotores de largo alcance Bf 110C, en el que Hermann Goering tenían puestas sus esperanzas para el éxito de la operación, no eran capaces de defender no solo a los bombarderos que escoltaban, sino así mismos. Sucedía entonces que los monomotores Bf 109E debían para colmo también proteger a los Bf 110, aumentando aún más las responsabilidades de sus pilotos.

El día 15 de agosto, conocido por los alemanes como el jueves negro, fue el primero en que las tres Luftflotte atacaron al mismo tiempo, y el primero de los famosos cuatro días de Goering. La Lutflotte V del teniente general Stumpff, desde sus bases de Noruega y Dinamarca atacó con unos 72 He 111H-1 y unos 50 Ju 88 A-1. Para la escolta solo era posible utilizar al Bf 110 D-0, de largo radio de acción, el objetivo era un ataque de distracción por el este de Inglaterra, pero las pérdidas superaron el 50% de la fuerza utilizada, siendo la primera y última operación de esa flota aérea, quedando relegada a misiones de reconocimiento . Por primera vez los Grupos de Caza 12 y 13, del centro y norte de Inglaterra, tuvieron la oportunidad de entrar en acción, contando con la ventaja del aviso del radar con un margen de tiempo mayor que el del Grupo de caza 11, al tener que cubrir la fuerza atacante una distancia mucho mayor. De esta manera se pudieron formar alas grandes de cazas defensores. En consecuencia la lucha se limitó al sur, donde el radio de acción de los Bf 109E podía dar cobertura eficiente a los bombarderos.







En línea

Roma.

  • *
  • Desconectado Desconectado
  • Mensajes: 3603
  • EREL PRIVAT 1943
Re:LA AVIACIÓN EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.
« Respuesta #59 en: Abril 23, 2013, 23:33:25 pm »

A partir de ese momento, los bombarderos volando entre 3500 y 5500 metros, contarían con una escolta de cazas detrás de ellos a unos 7500 metros, posición desventajosa para los cazas interceptores ingleses. El día 16 de Agosto la RAF noto un cambió de táctica en los aviones atacantes, ahora los cazas Bf 109E escoltaban a los bombarderos a los costados, por delante y debajo de ellos, además de la cobertura superior. De esta manera se perdía todas las ventajas de las tácticas Frei Jagd, siendo atacados los bombarderos por los Hurricanes y los Bf 109E por los más ágiles Spitfire: “Para atacar formaciones de bombarderos, los Hurricanes ofrecían mejor visibilidad y una mejor plataforma de tiro. El Spitfire tenía mejores prestaciones de velocidad, techo de vuelo y respondía mejor a los controles, de acuerdo a Stanford Tuck. En otras palabras, cada uno tenía sus puntos buenos y malos. O como los pilotos decían: El Spitfire y el Hurricane se complementan entre si.”[Jonson D. Supermarine Spitfire and the Hawker Hurricane. World War II Aircraft. ]

Como consecuencia de las cazerías de ambos aviomes ingleses, el día 18 de agosto atacaron unos 280 Ju 87B Stuka siendo derribados unos 52, por lo que este modelo fue temporalmente retirado de los combates . Las pérdidas fueron aquel día tan fuertes para la Luftwaffe, que quedo recordado como el “jueves negro”.

Ventajas y desventajas de los cazas de la RAF en esta fase de la batalla:

1) Siendo alertados por los radares de larga distancia, los cazas ingleses del Grupo 11, ubicados en el sureste inglés, tenían un margen de tiempo muy escaso para agruparse, y para llegar a una altura de combate efectiva, debían volar hacía el interior del país para retornar a una altura de vuelo aceptable. De no operar así, siempre estaban en desventaja frente a los Bf 109E, e incluso a los más pesado Bf 110C, que llegaban desde más altura.


2) Al ver que son atacados y destruidos los aeródromos al sureste de Inglaterra, que eran la pieza clave para evitar la invasión, al ser la base de los cazas defensores; el Grupo de Caza 11 se permitió operar con formaciones de alas con mayor número de aviones. Táctica que no efectuaban desde las operaciones sobre Dunkerque.

3) Al ser atacados por la Lutflotte V con base en Noruega y Dinamarca, los Grupos de Caza 12 y 13 contaban con tiempo suficiente para formar alas defensivas de cazas lo suficientemente grandes para equilibrar el número de aviones atacantes. Contaban además con la ventajas de no tener que combatir contra los Bf 109E, al no tener este el alcance necesario. Se utilizaron entonces los Bf 110D-0, los cuales fueron confundidos a gran distancia con bombarderos, siendo muchos de ellos derribados.

4) A pesar que la RAF había perdido en esa semana tanto en el aire como en tierra unos cien cazas, estas pérdidas se veían compensada con la producción semanal de cien cazas nuevos, duplicando la producción alemana, más concentrada en los bombarderos. Para esas fechas existía ya una casi paridad en el número de cazas en servicio

5) Sin embargo, la RAF seguía en inferioridad numérica en los combates frente a la Luftwaffe, al tener que dispersar sus fuerzas de cazas por todo el territorio nacional. El Grupo de Caza 11 en el sureste contaba con aproximadamente la mitad del total de cazas

6) La inferioridad del Spitfire frente al Bf 109E en el combate en picado, fue resuelta por la Rolls Royce al instalar un carburador sin flotador para los motores Merlin , cambio que hizo al Spitfire más peligroso frente al Messerschmitt.

7) El sistema de alerta de radar así como el control y conducción desde tierra de las formaciones de cazas defensivos era bastante efectivo.

Ventajas y desventajas durante la batalla de la Luftwaffe:

1) Al contar con la iniciativa del ataque, la Luftwaffe podía escoger los momentos para atacar más desfavorables para los ingleses. Contaban con la superioridad aérea en la lucha casi siempre, al concentrar sus fuerzas de bombarderos y cazas, mientras que los ingleses tenían su aviación más dispersa

2) Los alemanes contaban con un deficiente servicio de inteligencia que les permitiese escoger los objetivos más adecuados para esta fase de la batalla. A veces se atacaban aeródromos de escaso valor estratégico en esos momentos, como lo eran los del Mando del Bombarderos, y los del Mando de vigilancia costera, al estar estos bases menos defendidas por los cazas ingleses. La destrucción de bombarderos y aviones de patrulla marítima en esa fase de la batalla, era de escasa ayuda para los alemanes en miras a la invasión.

3) Los cazas Bf 109E eran superiores a los Spitfire y Hurricanes a alturas superiores a 8000 metros. Arribaban además al espacio aéreo inglés con la ventaja táctica de una altura superior que facilitaba un veloz ataque en rasante sobre los cazas ingleses.

4) El poder de fuego del Messerscmitt Bf 109E y el Bf 110C era superior al de los cazas ingleses. Los dos cañones de 20 mm y dos ametralladoras de 7.9 mm del Bf 109E, tenían una potencia de fuego equivalente a 8 Kg de explosivos en tres segundos, frente a los 4.5 Kg de explosivos en tres segundos de las ocho ametralladoras del Spitfire MkI. Los ingleses estaban retrasados en el desarrollo de cañones de 20 mm para aviones, frente a los franceses y alemanes.

5) Las comunicaciones entre las formaciones de cazas alemanes con sus bombarderos eran muy deficiente. No tenían entre si comunicación por radio, causando a veces descoordinación en los ataques, tal como ocurrió el 13 de agosto. El control de tierra entre los aviones alemanes y sus bases era inferior al inglés.

6) La orden de Göering a muchos de los escuadrones de cazas, de permanecer volando junto a los bombarderos, debido al gran número de perdidas que estos sufrían, trajo como consecuencia la reducción del ya limitado alcance de los Bf 109E. Ahora debían operar a alturas y velocidades inferiores a las utilizadas en los freid jagd (caza libre), donde casi siempre salían con la ventaja. Posteriormente Göering autorizó seguir con las tácticas de cazaría libre, siempre y cuando fuera a distancias cercanas a los bombarderos.

7) Estratégicamente, la táctica de bombardear e inutilizar las bases de cazas en el sureste inglés, era la correcta a los fines de llevar a cabo la operación León Marino, ya que estaba llevando a la inutilización de las bases en la región y a una peligrosa escasez de pilotos de caza ingleses.

 

Tercera fase, de revisión táctica (del 24 de Agosto al 6 de septiembre)

 

La estrategia de la Luftwaffe de desgastar al Mando aéreo de caza británico a través del continuo bombardeo de los aeródromos más meridionales del país, estaba comenzando a tener resultados positivos para los planes alemanes. Los cazas ingleses ya no podían permitirse el atacar con un grupo reducido de aviones para evitar en lo posible la pérdida de aviones y pilotos, ahora sus propias bases estaban en serio peligro de desaparecer destruidas, trayendo como consecuencia su abandono y el la consiguiente pérdida del dominio del aire en la zona clave de la invasión alemana.



Ahora se debía defender las bases con la mayor cantidad de cazas posibles, incluso se le pidió ayuda de refuerzos al Grupo de caza 12 ubicado al norte de Londres, los cuales nunca llegaban a tiempo para la acción. La perdida de cazas ingleses se compensaba casi a un ritmo algo superior que las pérdidas, pero en donde Dowding tenía gran preocupación era en el ritmo de pérdidas de pilotos entrenados, cuyos sustitutos no tenían las horas de vuelo de entrenamiento suficiente para enfrentar a los expertos pilotos de las jadgruppen alemanas, cuyo programa de entrenamiento era superior al inglés. Dowding temía perder la batalla aérea solo por esa razón.

En esta fase de la batalla, la Luftwaffe adopto algunos cambios en sus métodos de ataque, como la de engañar al radar, hacer ataques de diversión en zonas menos importantes, o atacar en dos grupos una misma base, un grupo de bombarderos rápidos tipo Junkers Ju 88 A-1 atacaba con escolta la base desde una altura media, y después bombarderos tipo Dornier Do 17Z atacaban a baja altura, aprovechando el caos y la confusión del ataque anterior. También se efectuaban ataques en rasante por parte de los cazas Messerschmitt Bf 109 y 110.

En línea
Páginas: 1 2 3 [4] 5 6 ... 34   Ir Arriba